aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Soprofel en Marruecos
El amargo sabor de los tomates importados por Europa
15/02/2015 | Omar Aziki, Olivier Chantry, Mónica Vargas

Hace frío este invierno en el Valle del Sous-Massa (región de Agadir, en el sur marroquí). A pesar de ello, desde el 8 de enero, día y noche, trabajadores/as agrícolas (sobre todo mujeres), acampan en señal protesta ante una de las estaciones de acondicionamiento del grupo francés Soprofel-Idyl. Se trata de una empresa franco-marroquí especializada en la producción y exportación de productos agrícolas en la región del Souss, esencialmente hortalizas fuera de temporada. Tiene 7000 trabajadore/as y constituye uno de los grandes del agronegocio marroquí, siendo además el principal proveedor de Idyl, con sede en Francia. Los dos socios (uno marroquí y el otro francés), se separaron en mayo de 2014 y repartieron el grupo en dos sociedades: Rosaflor y Soprofel. Lo/as obrero/as fueron las primeras víctimas de la división empresarial al encontrarse desde el verano pasado sin empleo y en una situación de gran incertidumbre. La presión sindical logró que un número importe fueran progresivamente reintegrado/as en la empresa. Pero cerca de 140 personas aún no han podido retomar su trabajo, a pesar de que el grupo haya reiniciado sus actividades. Soprofel se rehúsa a aceptar nuevamente a esto/as trabajadore/as, arguyendo que no hay bastante trabajo para todo/as. Y sin embargo, no ha dudado en imponer horas extras a las personas reintegradas. Llama la atención asimismo que lo/as obrero/as que no han logrado volver a sus puestos de trabajo son sindicalistas…
Seguir leyendo





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons