aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Publico.es  
Estado español
Andalucía necesita un cambio y el momento es ahora
21/11/2014 | Teresa Rodríguez y Diego Cañamero

La lucha por la autonomía, por la soberanía, por el autogobierno no fueron para que 33 años después sigamos siendo la Comunidad con más paro de la Unión Europea, la más pobre de España, con casi una cuarta parte de los niños y niñas andaluzas por debajo del umbral de la pobreza, un 62% de paro juvenil y tantos otros datos y realidades cotidianas teñidas por el dolor de nuestra gente.

Seis años de interminable crisis dibujan ya un escenario social parecido al de una guerra. Pero las estadísticas no sólo sirven para poner números a una realidad que vivimos día a día, también señalan con el dedo a quienes se han quedado con lo que le han quitado a la mayoría: el número de millonarios ha aumentado un 24% desde el inicio de la crisis. Hay dinero pero lo acapara una minoría que aparece desnuda y sonrojada y crece la desigualdad social como una losa de vergüenza.

Crece el desempleo, el subempleo, la precariedad, los desahucios, crecen las colas de carritos a las puertas de la beneficencia, las largas esperas en las cercanías de los contenedores próximos a los supermercados, crece el número de locales vacíos y polvorientos en las calles comerciales de nuestros pueblos y ciudades, crece el número de clics de ratón en las páginas de compañías aéreas de bajo coste para comprar viajes que son solo de ida de la juventud exiliada. Lo vemos en Madrid, en Cataluña, en Galicia… pero con doble ración de dolor, en nuestra Andalucía.

No ha parido esta tierra de poetas uno que sea capaz de rimar seguir igual con progreso, seguir igual con mejora, seguir igual con pan, techo, trabajo y dignidad para los andaluces y las andaluzas. Hablar de “Régimen” o de “casta” tiene más sentido en nuestra tierra. Van 35 años de gobiernos del PSOE que no nos han sacado del subdesarrollo, pero que sí nos han metido en una maraña de clientelismo y amiguismo en todas las administraciones andaluzas, la oficial y la paralela, donde ya se puede hablar de una burocracia casi hereditaria del “socialismo” andaluz, de una especie de aristocracia del partido.

Andalucía tierra de paro, clientelismo y cobardía. Un año más asistimos a otros presupuestos de la obediencia a los límites impuestos por el Gobierno de Rajoy. Límites que el propio PSOE, ahora envuelto en la bandera del victimismo, contribuyó a fijar con su política económica y su gran coalición con el PP del 135 de la constitución cuando también gobernaba en Madrid. Estos presupuestos son un capítulo más en el interminable ciclo aburrido y desesperanzado de continuidad que sufrimos desde hace tres décadas y media en nuestra tierra. Una situación económica periférica y dependiente que ningún gobierno andaluz ha tenido el valor de combatir en serio. Ni ayer ni hoy. Un pueblo al que quieren dormido y sin querer soñar.

PP y PSOE, Mariano y Susana, Madrid y Sevilla, La Moncloa y San Telmo, los recortes obligados y los recortes por responsabilidad, los sobres y los ERE. Dos caras de la misma moneda. La moneda que nos roban y que engorda sus bolsillos. Parejas supuestamente opuestas y enfrentadas que se necesitan para representar su teatro de sombras. El “y tú más” entre PP y PSOE entre Madrid y Sevilla. Pero la austeridad y la corrupción se mueven por ese eje como si de una línea de AVE se tratase. Solo el falso juego de las diferencias heredado de la Transición mantenía el engaño. Pero ya no más. El rey camina desnudo ante los ojos de todo el mundo y la indignación cura la miopía.

Miopía que sin embargo siguen sufriendo los partidos del Régimen en Andalucía. El PP que espera su turno en la vieja fotografía del bipartidismo donde solo cabía el blanco y el negro. El PSOE que piensa que le vale con las lágrimas de cocodrilo de las supuestas manos atadas desde Madrid y con el recambio cosmético de una Susana Díaz sacada de la chistera para esconder al Griñán y al Chaves de los ERE. Expresidentes de la Junta de Andalucía escondidos también detrás de sus escaños, que con juicio o sin él, ya han sido considerados culpables por un pueblo que sabe cómo prepararon y sembraron la tierra en Andalucía para que en lugar de trigo y algodón crecieran chorizos.

Hoy el bipartidismo va camino de ser historia, los recambios superficiales no terminan de colar y la gente está dispuesta a ser valiente, a tener esperanza. Se acabaron las aritméticas electorales. Es la hora de atreverse, de dar un paso adelante y construir una alternativa a este Régimen para conquistar el futuro, para ganar Andalucía. Para recuperar el sueño y el impulso de aquel 4 de diciembre. Algunos cambiaron la audacia del “rebélate” por la resignación de un bipartito que ha fracasado en resolver los grandes problemas que afectan a Andalucía. No se podía esperar otra cosa de gobernar con La Troika y el régimen. Y gran parte de la izquierda coherente y honesta empieza a cansarse de templar el gesto cada vez que le preguntan por la utilidad de ese pacto.

2014 ha sido un año de grandes cambios. Tras la masividad de una enorme movilización social que tuvo su cenit el 22 de marzo en Madrid hasta el colapso del bipartidismo, pasando por la crisis de régimen y la renuncia de Juan Carlos, hemos asistido a un terremoto político y social cuyas consecuencias apenas hemos empezado a conocer. El tablero ha saltado por los aires, la partida está abierta y el momento es ahora. Todo el ciclo de movilizaciones abierto con el 15-M, las mareas, las Marchas de la Dignidad, comienzan a dar resultados.

Tenemos que convertir la indignación y la esperanza en cambio político también en nuestra Tierra. Tenemos que ganar el presente y el futuro. Nuestro futuro y el de nuestros hijos y nuestras nietas. El que escribamos entre todas y todos. El que nombremos con nuestro propio acento. No el que nos dicten los de arriba, los de siempre, ya sean de Madrid, de Bruselas o de Berlín. Nos robaron nuestros derechos en el BOE y en el BOJA y tenemos que recuperarlos. Empecemos a andar por el camino de la soberanía, la justicia y la dignidad. Este es nuestro tiempo y empieza ahora.

21/11/ 2014

Publico.es





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons