aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Oriente Próximo
Qatar, los Hermanos Musulmanes y el Estado Islámico
24/09/2014 | Nabil Ennasri

[La decisión de Qatar de pedir a varios dirigentes de los Hermanos Musulmanes que abandonen su territorio marca una evolución de la política de Doha. El emirato intenta suavizar las tensiones con Arabia Saudita, cuando el Estado Islámico amenaza a todos los estados del Golfo. Al mismo tiempo, Qatar rechaza las acusaciones que se le hacen de ayudar a los grupos yihadistas.]

Es una decisión que plantea interrogantes sobre un eventual cambio de la diplomacia de Qatar: el sábado 13 de septiembre, siete cuadros de la organización de los Hermanos Musulmanes han sido invitados a abandonar el emirato. Este anuncio llega en un contexto regional particularmente cargado, marcado por los ataques militares americanos en Irak así como por la tensión persistente entre Qatar y diversos países de la región.

Las personas concernidas son Mahmud Hussein, secretario general de la Hermandad, Wajdi Ghneim, miembro eminente de la organización e influyente predicador, Issam Talima, jeque diplomado de Al-Azhar, así como varios altos cuadros del Partido de la Justicia y el Desarrollo (órgano político de la Hermandad) como Jamal Abdelsattar, Ashraf Baderdine, Hamza Zouba y Amrou Darrag. Tenían su base en Doha desde el golpe militar que derrocó al presidente egipcio Mohamed Morsi el 3 de julio de 2013; su salida del país da lugar a diversas interpretaciones.

Hay quien ve en ello un nuevo revés de Qatar que no tiene ya otra opción que plegarse a los deseos de Arabia Saudita, cuya aversión por la organización panislamista es particularmente viva. Puede más probablemente ser interpretada como una maniobra de Doha que, deseando salir del aislamiento que comienza a tener un peso sobre sus intereses, da así una garantía de buena voluntad a sus vecinos. La unión sagrada actual contra la nueva amenaza simbolizada por los peligrosos avances del Estado Islámico /1 a las puertas del Golfo aboga en este sentido. Se hace ya imperativo para estas monarquías poner en sordina sus querellas intestinas para contener el ascenso de los peligros en los temas de seguridad.

¿Los países del Golfo unidos?

Contentando a Arabia Saudita, Qatar puede esperar el regreso de los embajadores de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein /2, que consagraría así su readmisión como miembro de pleno derecho del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). Pero esta perspectiva no significa un divorcio definitivo del conjunto de la galaxia de los Hermanos Musulmanes. Esta no parece odiar a Qatar por su decisión y llega a expresar incluso cierta comprensión hacia un emirato sometido a múltiples presiones.

Si, como ha expresado recientemente el ministro de asuntos exteriores de Omán /3, la vuelta de los embajadores se confirma rápidamente, significará con un bonito éxito diplomático de Qatar. Su rehabilitación en el seno del CCG no le habría “costado” más que la salida de algunos miembros de la Hermandad, sin alienarle el conjunto de las fuerzas regionales que, desde Hamas a Turquía, son actores que confieren al emirato una profundidad estratégica esencial.

La agenda internacional, dominada por la lucha contra el Estado Islámico, plantea igualmente la cuestión de la financiación de esta organización y más en general de la galaxia yihadista. En un artículo del New York Times del 7 de septiembre titulado “Qatar’s Support of Islamists Alienates Allies Near and Far” (El apoyo de Qatar a los islamismas le hace perder aliados) /4, el periodista David Kirkpatrick parece decir que Qatar estaría realizando un doble juego hacia las organizaciones extremistas; este comportamiento dudoso comenzaría a hacer que mermara la confianza de sus aliados. El artículo hace referencia a las visitas de varios predicadores que habrían conseguido fondos para las fracciones radicales presentes en Siria y en Irak.

El periodista del New York Times, citando al predicador kuwaití Hajjaj Al Ajmi como uno de los principales dirigentes de las redes que recorren el Golfo para conseguir fondos, evoca una conversación celebrada en Qatardurante la cual el jeque ha pedido dar pruebas de generosidad para financiar la yihad en Siria. Este asunto más de dos años atrás, a un momento en que la represión de la revuelta siria suscitaba una gran ola de emoción entre las opiniones públicas del Golfo. El discurso sobre el deber religioso de apoyar la revuelta siria estaba en fase con la orientación política de los regímenes del Golfo (Qatar había pedido incluso el envío de tropas árabes para frenar el derramamiento de sangre) /5. Se inscribía también en el contexto de una revolución siria que no había sido aún fagocitada por la nebulosa del Estado Islámico. La utilización actual de este video para demostrar, de forma retroactiva, una complicidad actual de las autoridades de Qatar en la acogida de personalidades próximas al Estado Islámico o la financiación de movimientos yihadistas no puede, por tanto, ser planteada.

¿Quién financia a los grupos armados?

Según la opinión de Al Ajmi, Qatar ha tomado distancias. Este alejamiento se explica por el hecho de que, mientras que el emirato ha apoyado siempre la franja de la oposición siria no yihadista /6 (esencialmente reagrupada en el Frente Islámico, que incluye brigadas cercanas a los Hermanos Musulmanes en guerra contra el Estado Islámico), no era un misterio su rechazo a la legitimidad de los regímenes del Golfo y que abogaba por la instauración de un califato mundial. Al Ajmi forma parte de esos predicadores que, sin querer alienarse totalmente de su gobierno tutelar, expresan actualmente una cierta complacencia hacia las organizaciones yihadistas. Esta postura le ha valido la prohibición de toda actividad en Arabia Saudita y ser vigilado de cerca por las autoridades kuwaitíes /7. Igualmente, en una reciente entrevista a la cadena Rotana Khalije, confesaba que Qatar le impedía seguir tratando con las organizaciones humanitarias presentes en su territorio y cuyo apoyo al pueblo sirio constituye una de sus principales actividades.

Este endurecimiento de Doha hacia la línea representada por Hajjaj Al Ajmi va acompañado de la movilización de un dispositivo religioso con el objetivo de preservar al emirato de este “pensamiento extremista”. Desde el anuncio del establecimiento del califato por el Estado Islámico /8, Ahmed Raissuni, vicepresidente de la Unión Internacional de los ulemas, denunció la pretensión del Estado Islámico de querer imponer por la fuerza un califato al conjunto del mundo musulmán. En un segundo momento, el jeque Yussef Al Qaradwi, ulema de origen egipcio instalado en Qatar desde 1961, puso en evidencia que la vuelta del califato /9, ideal político que sigue presente en el imaginario de numerosos musulmanes en todo el mundo, no se encarna ya en una forma idéntica a la de los primeros tiempos del islam, pero puede realizarse mediante una federación o una confederación de estados musulmanes.

Este planteamiento de Al Qaradawi pretendía no solo cortar la hierba bajo los pies a los ideólogos del Estado Islámico, sino también dar la legitimidad religiosa a las autoridades de Qatar para basar su política de lucha contra el mundo yihadista. Sin embargo, aunque Al Qaradawi haya mostrado claramente su aversión hacia el discurso y los métodos del Estado Islámico, ha expresado también su rechazo a apoyar a la nueva coalición militar bajo la égida de los Estados Unidos.

Contraofensiva mediática

En este contexto el emirato ha multiplicado también las declaraciones oficiales /10 estigmatizando los métodos terroríficos del Estado Islámico. En varias tribunas o respuestas /11 publicadas en la prensa occidental, el ministro qatarí de asuntos exteriores, Khaled Al Attiyah, ha recordado que no solo Qatar no apoya en ningún caso el terrorismo, sino que desea jugar un papel de mediador en la resolución de los conflictos. En apoyo a sus palabras, el diplomático menciona las diferentes misiones de buenos oficios realizadas por sus servicios en la liberación de rehenes, desde el periodista americano Theo Curtis a los cascos azules de las islas Fidji /12 secuestrados en el Golán. Al Attiyah señala que su país participa activamente en la lucha contra el terrorismo por medio de diversas instancias y que los donativos en favor de las ONGs que trabajan en Qatar son sistemáticamente controlados. Y señala de paso que hay otros grupos terroristas que azotan Siria, como las milicias armadas que apoyan a las fuerzas de Bachar Al-Assad /13, sobre las que la “comunidad internacional” permanece silenciosa.

Más que en Qatar, es en Kuwait donde la sociedad civil ha estado en la vanguardia del apoyo a los grupos armados de la oposición siria, en particular debido a la fuerte implicación de ciertas figuras políticas y religiosas. Además de Al Ajmi, hay que señalar la posición del jeque Nabil Al Awadi que, con sus millones de seguidores en las redes sociales y su acceso privilegiado a las diferentes cadenas religiosas y de información del Golfo, se ha convertido seguramente en el ulema kuwaití más conocido en el mundo árabe. Desde el comienzo de las revueltas árabes se ha expresado a favor de las poblaciones. Pero sobre todo ha realizado, a propósito de Siria, intensas campañas de sensibilización en las cuales no ha dudado en fustigar la pusilanimidad de los regímenes de la región, a la vez que atacaba la colaboración activa de las fuerzas chiítas (de Hezbolá y de Irán) en el dispositivo represivo del régimen sirio. Este hablar claro le ha valido la retirada de la nacionalidad de la que ha sido víctima hace algunas semanas /14.

Al lado de Nabil Al Awadi, otras personalidades religiosas se han pronunciado a favor de la financiación directa de los grupos yihadistas, como el jeque Chafi Al Ajmi, conocido por su participación en varias controvertidas movilizaciones ante la embajada de Líbano en la capital kuwaití. En cuanto a Hajjaj Al Ajmi, señalado en un informe del Tesoro americano como participante activo en la financiación de Jabhat Al Nusra /15 (rama siria de Al Qaeda y organización yihadista rival del Estado Islámico), algunos vídeos le muestran en Siria llevando una ayuda directa a los opositores armados. Esta impresionante libertad concedida a quienes ensalzan la movida yihadista en Kuwait ha engendrado incluso la dimisión de un ministro del gobierno /16, acusado por la administración americana de financiar a Al Nusra.

Este espacio de expresión de la galaxia yihadista rompe con la postura mucho menos complaciente de Qatar, decidido a acabar con las acusaciones persistentes de una parte de la prensa occidental que le considera como un padrino del yihadismo internacional.

16/09/2014

http://orientxxi.info/magazine/le-qatar-les-freres-musulmans-et-l,0676

Nabil Ennasri, doctorando en el Instituto de Estudios Políticos (IEP) en Aix-en-Provenza, está realizando una tesis sobre la política exterior de Qatar, donde ha realizado varias estancias en el marco de sus actividades de investigación. Es autor de “L´énigme du Qatar” (éditions de l’IRIS, marzo 2013) y de “Qatar” (éditions De Boeck, octubre 2013).

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ http://orientxxi.info/magazine/de-l-irak-a-la-syrie-aux-origines,0639

2/ http://orientxxi.info/-%3E543. NDLR: Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Barheim decidieron, el 5 de marzo de 2013, llamar a sus embajadores en Qatar, a quien se reprochaba, en particular, su posición sobre los temas de seguridad y su apoyo a los Hermanos Musulmanes.

3/ http://www.gulf-times.com/mobile//qatar/178/details/406210/gulf-countries-resolve-spat-with-qatar:-oman-minister

4/ http://www.nytimes.com/2014/09/08/world/middleeast/qatars-support-of-extremists-alienates-allies-near-and-far.html?_r=1

5/ http://www.liberation.fr/monde/2012/01/14/l-emir-du-qatar-favorable-a-l-envoi-de-troupes-en-syrie_788443

6/ “Rôle du Qatar en Syrie : entretien avec Romain Caillet”, L’Observatoire du Qatar, 2 novembre 2013

7/ http://www.reuters.com/article/2014/08/21/us-syria-crisis-kuwait-cleric-idUSKBN0GL1X120140821

8/ http://orientxxi.info/magazine/l-etrange-destin-du-califat-dans-l,0642

9/ http://english.alarabiya.net/en/News/middle-east/2014/07/05/Qaradawi-says-jihadist-caliphate-violates-sharia-.html

NDLR: Yussef Al Qaradawi es un religioso musulmán sunita de origen egipcio. Ocupó en particular las funciones de presidente de la Unión Internacional de Sabios Musulmanes (ulemas) y fue miembro de los Hermanos Musulmanes así como del Consejo Europeo para la Investigación y la Fatwa y consultor religioso en Al Jazira. Es citado como referencia por los miembros egipcios de la Hermandad, que continúa defendiendo.

10/ http://www.aljazeera.com/news/middleeast/2014/08/qatar-denies-backing-islamic-state-group-201482323351451942.html

11/ http://www.huffingtonpost.fr/khalid-bin-mohammed-alattiyah/qatar-soutien-irak_b_5708929.html y http://www.nytimes.com/2014/09/11/opinion/mideast-terrorism-the-qatar-governments-view.html?ref=opinion

12/ http://www.mofa.gov.qa/en/SiteServices/MediaCenter/News/Pages/News20140825075011.aspx y http://www.lorientlejour.com/article/885695/le-qatar-dit-avoir-joue-un-role-dans-la-liberation-des-casques-bleus-en-syrie.html

13/ http://orientxxi.info/magazine/ces-milices-qui-se-battent-aux,0596

14/ http://www.observatoire-qatar.com/societe/item/197-la-scene-religieuse-du-golfe-a-l-epreuve-des-crises-regionales

15/ http://www.treasury.gov/press-center/press-releases/Pages/jl2605.aspx

16/ http://www.lorientlejour.com/article/861900/demission-dun-ministre-koweitien-accuse-davoir-finance-al-nosra.html





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons