aA+
aA-
Grabar en formato PDF
China
Las inversiones escondidas de los “príncipes rojos”
03/02/2014 | Pierre Rousset

En abril 2013, el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) ha aprovechado una “fuga” monumental: 2,5 millones de documentos sobre
operaciones realizadas por dos sociedades de servicios financieros basadas en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes británicas (Caribe). Como
consecuencia, estallaron numerosos escándalos, en particular en Occidente. Esos documentos se refieren también a cerca de 22.000 residentes de China
continental y de Hong Kong. Ha sido preciso el trabajo de un equipo de periodistas para identificar a estos últimos. Le Monde, asociado a la ICIJ,
ha publicado sobre este tema un dossier de 12 páginas en los números del jueves 23 al sábado 25 de enero de 2014. Los resultados de la investigación son,
señala, “para cortar el aliento”, debido al abanico de sectores económicos implicados y la amplitud de las fortunas amasadas que superan con mucho
cualquier previsión.

Corrupción y blanqueo, es el paraíso... fiscal

En el corazón de la investigación, los “príncipes rojos”, “ligados por la sangre o el matrimonio” a los altos dirigentes del partido y del estado, que se
han aprovechado del secreto bancario para crear sociedades offshore o colocar sus bienes mal adquiridos: allegados del actual presidente Xi
Jinping, de su predecesor Hu Jintao, de los exprimeros ministros Wen Jiabao o Li Peng, pero también al menos quince de las más grandes fortunas del país,
miembros de la Asamblea Nacional, generales... Los paraísos fiscales permiten crear empresas que escapan al control de las autoridades, operar con la mayor
opacidad y blanquear los capitales, falsificar el precio de las mercancías exportadas o importadas... Los llamados paraísos acogen también el fruto de la
corrupción o del desvío masivo de dinero. Todo ello quedando (por ahora) fuera del alcance de la justicia o de los arreglos de cuentas políticas en el seno
del partido....

Las sumas implicadas son gigantescas. La investigación del ICIJ aclara el papel de las instituciones financieras occidentales en el funcionamiento del
sistema, con UBS, el mayor banco europeo de gestión de fortuna, o el Crédit Suisse, en las primeras plazas. Favorecen los movimientos ocultos o ilícitos de
capitales. A cambio, los “príncipes rojos” les abren las puertas del poder político. En definitiva, ¡la élite china se comporta como cualquier otra élite
burguesa!. Antes de las reformas económicas iniciadas a partir de los años 1980 por Deng Xiaoping, y luego la retrocesión en 1997 de Hong Kong (colonia
británica) a la China continental, esta posición priviligiada de “hijo de” o de “hija de” (como Li Xiaolin, hija de Li Peng) al mundo de los negocios no
habría sido posible. Los privilegios de un alto burócrata estaban ligados a su función. La fortuna de un burgués es privatizable, transmisible a su
familia. La diferencia es enorme.

Todo el mundo reconoce que el capitalismo florece en China, pero algunos siguen creyendo (tanto en la derecha como en la izquierda) que el estado sigue
siendo “comunista” (?), puesto que el partido mantendría el control de la política económica. La investigación del ICIJ confirma sin embargo hasta qué
punto poder y capitalismo mantienen hoy relaciones incestuosas. Decididamente no hay ya muralla china entre un burócrata y un burgués.

30/01/2014


http://npa2009.org/content/chine-les-investissements-caches-des-princes-rouges

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons