aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Siria
Una segunda revolución contra los yihadistas del EIIL
16/01/2014 | Joseph Daher

La frustración contra los grupos yihadistas, y en particular contra el grupo del Estado Islámico de Irak y de Levante (EIIL), crecía desde hacía tiempo en los territorios liberados del régimen de Assad. Manifestaciones y movimientos de oposición habían tenido lugar en diferentes regiones desde hace meses, incluso antes del verano de 2013 en ciudades como Raqqa, liberada desde marzo de las tropas del régimen de Assad, pero que seguía siendo bombardeada por éste.

Esos grupos yihadistas, cuyo número de miembros llegaba a alrededor de 10.000, la mitad o más extranjeros, habían podido implantarse sobretodo en las regiones del norte de Siria liberadas de las tropas de Assad por la resistencia popular y militares del Ejército Sirio Libre (ESL), no por los yihadistas.

El ejército del régimen de Assad, cuyas relaciones con los grupos yihadistas se remontan a la invasión americana de Irak en 2003 cuando el régimen los impulsaba y coordinaba con esas redes el envío de numerosos terroristas a Irak, no atacaba sin embargo a esos grupos en sus operaciones militares o bombardeos, sino más bien a las componentes democráticas de la oposición civil y armada. Una estrategia empleada por el régimen de Assad desde el comienzo del levantamiento popular en Siria: atacar a los componentes democráticos y civiles de la revolución a la vez que dejaba desarrollarse a las componentes extremistas e islamistas en el país. El régimen, por otra parte, liberó en los primeros meses del levantamiento a miles de islamistas de las prisiones. Los principales dirigentes del Frente Islámico, un reagrupamiento de grupos islamistas armados, salieron en esos momentos de la cárcel. Esta es otra faceta maquiavélica del régimen autoritario de los Assad, que se presenta como supuestamente laico mientras deja desarrollarse a los grupos islamistas por un lado y ataca a los miembros democráticos de la revolución por otro. La autoproclamada laicidad del régimen sirio queda también en entredicho cuando se sabe que numerosos grupos sectarios chiítas, entre ellos Hezbolá, combaten al lado del ejército de Assad, proclamando a menudo consignas comunitaristas.

Las políticas reaccionarias y autoritarias de los grupos yihadistas, además de sus ataques, asesinatos y encarcelamientos de grupos revolucionarios que se oponen a Assad han ido alimentando durante meses la cólera de las poblaciones de los territorios liberados para estallar el 3 de enero de 2014. Por ejemplo, el EIIL había atacado la semana precedente el centro de los medios de comunicación, deteniendo de paso al director –que fue liberado luego– en la ciudad de Kafranbel en la región de Idlib, célebre por sus muy imaginativas pancartas. El último crimen del EIIL que iba a hacer estallar la ira fue el asesinato de Hussein al-Sleiman tras haber sido torturado, un médico de Alepo también conocido bajo el nombre de Abou Rayan.

Manifestaciones generalizadas se han desarrollado a lo largo y ancho de numerosas regiones en las que los yihadistas tenían una presencia, las consignas de “Assad y Da3ech (nombre en árabe del EIIL) son uno”, “el pueblo quiere la caída de Da3ech” o bien “Da3ech, fuera” eran coreadas por todas partes, las sedes del EIIL eran atacadas por el ESL y también ciertas componentes islamistas, mientras que los mandos del EIIL eran detenidos por estas últimas. En numerosos barrios de la ciudad de Alepo y de sus alrededores, igual que en la región de Idlib, las poblaciones se han levantado y han gritado su rabia contra las exacciones y el autoritarismo del EIIL. Los dibujos describiendo al EIIL y a Assad como males similares y como un mismo monstruo se multiplicaban por doquier.

Los miembros del EIIL han tenido que abandonar numerosos pueblos y barrios como consecuencia de los ultimatums lanzados por la población y grupos armados locales del ESL. Igualmente numerosos revolucionarios civiles y miembros del ESL han podido ser liberados de las prisiones del EIIL, pero algunos no han tenido esta suerte puesto que los yihadistas habían asesinado a veces a algunos presos antes de abandonar sus posiciones. En Alepo, por ejemplo, los rebeldes de diferentes brigadas islamistas y del ESL echaron al EIIL de todas sus bases el miércoles 7 y el jueves 8 de enero, en particular del ex-hospital para niños, que se había convertido en el cuartel general del EIIL en la ciudad, y una de sus más importantes prisiones. Decenas de detenidos habrían sido liberados, pero otros muchos fueron ejecutados. Según el OSDH (Observatorio Sirio de Derechos Humanos), “42 cuerpos entre ellos los de al menos cinco militantes y 21 combatientes de diferentes brigadas rebeldes (...) ejecutados por EIIL (...) han sido descubiertos allí”.

Las movilizaciones populares contra el EIIL han continuado durante toda la semana. En un barrio de Alepo eslóganes utilizados hasta hoy contra el régimen de Assad eran enarbolados contra los yihadistas, como “nuestra revolución está en contra de todo opresor” o “el pueblo sirio no se someterá jamás”. En el barrio de Bustan Qasr, tuvo lugar una manifestación para celebrar la memoria de los mártires asesinados por el EIIL y se podían escuchar consignas como “libertad” cantadas en kurdo y en árabe. “¡Siria libre! EIIL fuera!”. En la ciudad de Raqqa, tuvo lugar igualmente una manifestación contra el EIIL, mientras que este último era echado fuera de la ciudad por diferentes brigadas islamistas y del ESL.

El Frente al-Nusra, igualmente ligado a Al Qaeda, ha llamado a un alto el fuego entre los diferentes grupos armados del ESL e islamistas que se oponen al EIIL para concentrarse en la lucha contra Bachar al -Assad. El Frente al-Nusra ha adoptado una actitud de neutralidad en los enfrentamientos en curso –con la excepción de Raqqa, donde sus miembros combaten al EIIL.

El martes 7 de enero, el jeque del EIIL, Abou Mohammed al-Adnani, llamaba a sus tropas a aniquilar a los rebeldes contra los que luchaba.

Numerosos llamamientos han tenido ya lugar para nombrar el próximo viernes (10 de enero de 2014), día tradicional de las manifestaciones, viernes contra Assad y Al Qaeda.

Los yihadistas eran también echados de otras regiones cuando escribíamos estas líneas. Es interesante señalar que varias localidades que habían sido liberadas de los yihadistas de EIIL por las brigadas del ESL y otras fueron después objetivo de los bombardeos del régimen sirio.

El EIIL y el régimen de Assad son las dos caras de una misma medalla: la contrarrevolución.

Quienes no veían más que la influencia islamista en la revolución siria o incluso la veían completamente predominante, pueden revisar sus cálculos y análisis. Como no hemos dejado de repetir, el levantamiento popular sirio se inscribe en las dinámicas de los demás levantamientos y de los pueblos en lucha por la democracia y la justicia social. Una tercera fuerza, que se opone a la vez a la tiranía del régimen Assad y a los grupos islamistas, no deja de crecer y de desarrollarse a pesar del boicot mediático a esos grupos, incluso en el caso de algunos medios que se presentan como de izquierdas, que prefieren quedarse en las dicotomías de laicos contra islamistas, o en análisis geopolíticos que les impiden comprender las dinámicas revolucionarias y de cambio radical por abajo.

Una pancarta confeccionada por revolucionarios de la ciudad de Kafranbel resume bien el espíritu de la revolución siria: “los enemigos son múltiples... la revolución es una... y continúa”. Sí, la revolución continúa, y a pesar de las dificultades y múltiples peligros, el pueblo sirio continúa su camino hacia la libertad y la dignidad barriendo a todos los opresores...

9/01/2014

http://syriafreedomforever.wordpress.com/2014/01/09/syrie-une-deuxieme-revolution-contre-les-jihadistes-de-leiil/ (en esta dirección se pueden ver las fotografías de las pancartas ndt)

Joseph Daher es miembro de la Corriente de la Izquierda Revolucionaria de Siria y de SolidaritéS en Suiza.

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons