aA+
aA-
Grabar en formato PDF
VIII Congreso del Bloco de Esquerda
“Vencer a la troika”
11/11/2012 | Izquierda Anticapitalista

Comenzó el VIII congreso del Bloco de Esquerda en Lisboa, marcado por la batalla contra la austeridad neoliberal tanto en el marco portugués como a escala europeo. La combinación de ambos niveles de lucha se dejó sentir en el mitín de apertura de la convención, con un fuerte componente internacionalista, contando con la presencia de representantes de la izquierda antineoliberal europea. El lema elegído para esta convención lo dice todo: “vencer a la troika”. Una consigna que pone en primer plano la necesidad de recuperar la soberania popular usurpada por los mercados y las instituciones de la Unión Europea con la complicidad del gobierno de derechas de Passos Coelho.

El contexto sociopolítico portugúes está condicionado por las políticas de austeridad de la Troika y el gobierno Passos Coelho, que han supuesto profundos ataques al salario, a las conquistas sociales y a la democracia, convitiendo a Portugal en una especie de “protectorado” donde la miseria y la precariedad se extienden de forma acelerada entre las clases populares. Sin embargo, estos ataques han provocado resistencias desde abajo: en el último año han tenido lugar dos huelgas generales convocadas por la CGTP, donde el Bloco ha participado en primera linea, asi como diferentes movilizaciones de movimientos sociales no partidarios, conformados fundamentalmente por la juventud precaria, que culminaron el pasado 15 de septiembre con una manifestación de mas de un millón de personas (bajo el lema “que se joda la Troika”), la mayor desde el Primero de Mayo de 1974. Estas resistencias han conseguido la primera victoria contra las políticas de austeridad obligando al gobierno a retirar la propuesta de aumento de las cotizaciones a la seguridad social de los trabajadores y la reducción de las aportaciones empresariales en la misma proporción (7%), que suponía un ataque frontal al salario.

Dende el último congreso, el Bloco de Esquerda se ha enfrentado al reto de vincular las luchas en el parlamento y en la calle, asi como a su propia construcción partidaria. Durante el último mandato de la Mesa Nacional, el Bloco ha participado en los dos procesos electorales que han tenido lugar en Portugal: las elecciones legislativas de junio de 2011 y las elecciones regionales en Madeira en octubre de 2011. En las elecciones al parlamento el BE obtuvo el 5,17% de los votos y 8 diputados, perdiendo casi el 50% de los votos que había logrado en las anteriores elecciones. En las elecciones de Madeira el resultado no fué mucho mejor, logrando el 1,7% de los votos y perdiendo su representación parlamentaria.

Estos resultados fueron calificados por la dirección de Bloco como una derrota, abriendo un proceso de debate que la convención debe culminar. Como dato positivo, que refleja la cultura política que el Bloco trata de construir, cabe destacar que el debate ha sido público y plural, abriendo la web del partido a diferentes contribuciones y analisis sobre los resultados, publicando más de 150 artículos tanto de militantes como de simpatizantes.

El BE ha tratado de combinar el trabajo de calle con el de construir una organización política de masas, generando redes en los movimientos sociales y sindicales. Actualmente cuenta con 8.514 afiliados, 500 más que en la última convención, un crecimiento basado en la incorporación de jóvenes de entre 18 y 30 años. Su presencia sindical es relativamente escasa, orientada a la CGTP, donde 6 miembros del Consejo Nacional son miembros del Bloco de Esquerda, destacando la presidencia de la Comisión de Trabajadores (CT) de Autoeuropa, el mayor complejo industrial del automóvil del país. Muy relevante es su presencia en el movimiento indignado, donde los bloquistas participan activamente en la organización de movilizaciones.

El Bloco de Esquerda aspira a jugar el papel de canal entre las aspiraciones políticas de las masas y la representación parlamentaria, combinando propuestas concretas con el impulso de las luchas desde abajo. Su actividad en el Parlamento se ha materializado en varias mociones de censura, en convergencia con el PCP, contra el gobierno de Passos Coelho, asi como en propuestas concretas sobre vivienda, contra la corrupción o en defensa del salario que han generado contradicciones en las filas del Partido Socialista. El Bloco plantea una interesante batalla por la hegemonía de la base social tradicional del PS, combinando alternativas y criticas tanto en el plano del ejercicio de la oposición como de la configuración de una futura alternativa de gobierno.

El Bloco se enfrenta a varios retos para el próximo periodo. El más inmediato parece ser llevar a cabo la renovación de su grupo dirigente, tras el prematuro fallecimiento de Miguel Portas y la renuncia de su histórico portavoz Francisco Louçã a continuar en el cargo de coordinador. La apuesta por una dirección colectiva, feminizada, que continúe con la linea estratégica y que mantenga el equilibrio entre las diferentes sensibilidades que componen la organización, parece ser la que genera más consenso, aunque ciertos sectores del partido apuestan por mantener la estructura actual.

En segundo lugar, también está muy presente en el congreso la idea de fortalecer la organización a nivel local, dotando de estructuras militantes a la organización, fomentando la intervención coordinada en los movimientos sociales y aumentando la presencia a nivel sindical y territorial. Es obvio que existe una diferencia entre el apoyo electoral al Bloco en las elecciones legislativas de ámbito nacional y su presencia a nivel mas “micro”.

Otro punto clave está en el debate sobre la relación con el PS, partido que al contrario que en Grecia todavía no se ha descompuesto. La moción A, mayoritaria con un 80% de los delegados, apuesta por mantener una relación de disputa por la hegemonía de la base electoral del PS, planteando la consigna de “Gobierno de izquierdas” como alternativa a la alternancia gubernamental entre los partidos del régimen. Esta moción está sostenida por las dos corrientes marxistas revolucionarias fundadoras del Bloco, APSR [Associação Política Socialista Revolucionária] (sección de la IV internacional, a la cual pertenece Louçã) y la histórica UDP (post-maoísta), así como por la mayoría de la militancia. La minoría que apoya la moción B, fundamentalmente militantes de Lisboa y Setúbal, con aproximadamente el 17% de delegados, plantean que esa consigna de Gobierno de izquierdas no puede ser planteada sin el PS, aunque no concretan en su moción el tipo de relación a establecer con el Partido Socialista.

La cuestión del europeismo también juega un papel central en los debates: ¿cómo plantearse la construcción de una Europa de los pueblos y de los trabajadores, combatiendo las salidas chovinistas de la crisis? ¿es posible utilizar el euro como arma de las periferias contra la dictadura de los mercados? El Bloco mantiene una orientación netamente internacionalista, planteando la necesidad de una salida europea a la crisis del capital. Una postura que contrasta con el lema del PCP de una “salida patriótica y de izquierdas”, muy arraigada en ciertos sectores de la clase obrera industrial y en el envejecido medio rural del Alentejo.

El próximo reto del BE es vincular en la próxima huelga general europea del 14N a las diferentes resistencias que combaten la dictadura de la Troika. Una huelga que puede acelerar la crisis del régimen político portugúes, abriendo el camino a que esta experiencia unitaria, radical y de combate que es el Bloco de Esquerda pueda jugar el papel que juega Syriza en Grecia. En este contexto de urgencias tácticas y debates estratégicos se enmarca esta conferencia. De la capacidad del BE para conjugar ambos factores dependerá en buena medida que la consigna rupturista de un “Gobierno de izquierdas” en Portugal se materialice.

Delegación de Izquierda Anticapitalista en la VIII Convención Nacional del Bloco de Esquerda.

Lisboa, 10 de noviembre de 2012.





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons