aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Francisco Louça no se presentará a la reelección como coordinador de la Comisión Política
“La renovación de la dirección hace al Bloco de Esquerda mas fuerte"
18/08/2012 | Carta a los activistas y al pueblo del Bloco

En el próximo congreso que tendrá lugar los días 10 y 11 de noviembre, Francisco Louça no se volverá a presentar como candidato a coordinador de la Comisión Política del Bloco de Esquerda. Esquerda.net publica completa la carta del dirigente bloquista "a los activistas y el pueblo del Bloco" que hemos traducido para VIENTO SUR.

He decidido que en el próximo congreso, al termino de mi mandato como portavoz del Bloco, no me volveré a presentar para esa función. En primer lugar, le debo una explicación a los activistas y al pueblo del Bloco y por eso te escribo para que la leas antes que cualquier otra persona.

Cumplí estas funciones durante dos mandatos y di la cara por el Bloco desde su fundación. Creo que es tiempo de una renovación de la representación pública de nuestro movimiento. Me mueve mi concepción personal del principio republicano: en la vida política, es necesario saber que el ejercicio de una responsabilidad mas intensa tiene siempre su momento y que en una lucha colectiva, dejar paso a otros es una de las decisiones mas dignas que podemos tomar. La renovación de la dirección hace al Bloco mas fuerte.

Durante trece años, di todo lo que pude y sé a nuestro movimiento. Estuve contigo en ese trabajo inmenso de dar forma a una izquierda socialista, una izquierda con valores y convicciones. Estuvimos en las luchas contra las guerras y en defensa de la escuela pública, del servicio nacional de salud y de la seguridad social. Ayudamos al país a percibir la condena que es la precariedad de los jóvenes. Nos movimos. Fuimos a la lucha. Me gustó lo que hicimos.

Durante este tiempo, hice mas de un millón de kilómetros por las carreteras durante campañas, elecciones y reuniones. Nos encontramos. Comprobamos que se consigue lo imposible.

Durante este tiempo, conseguimos algunas victorias: el principio de la apertura del secreto bancario y otras medidas contra la corrupción y la evasión fiscal, la reducción de los contratos con plazo de un año (que la derecha anuló y el Partido Socialista rechazó posteriormente), la despenalización del aborto, el fin de la persecución como criminales de los drogodependientes, el matrimonio gay, la protección de las mujeres victimas de la violencia doméstica, la carta de derechos del Sistema Nacional de Salud, el acceso a la reproducción asistida, el reconocimiento de los derechos de los hijos de los inmigrantes. Valió la pena lo que hemos hecho en el parlamento y en nuestro país.

Discutí con cinco primeros ministros y les dije lo que era esta izquierda moderna y socialista. Discutí con candidatos a presidente y con adversarios, hablé con amigos y aliados con los que tenemos mucho en común. Me gusta la confrontación clara de la izquierda contra la derecha.

En este tiempo, publiqué once libros de investigación científica, de ensayo político o histórico. Me gusta el debate de ideas: escribí lo que pensaba y fui crítico. Perdí amigos, camaradas, y un hermano de batallas, Miguel. No me olvido de ninguno de ellos.

Tú y yo somos parte de un movimiento que lucha para cambiar la vida y el mundo. Se engaña dramáticamente quien nos confunde con un comité electoral: solo construirá un liderazgo para la izquierda y para el país quién esté preparado para victorias y para derrotas, quien no las elude, quien no se amedrenta con estas. Un dirigente de izquierdas nunca les da la espalda.

Por esa coherencia, el Bloco es hoy mas fuerte entre la opinión pública. Se nota en los sondeos del último año, que nos indican aumentos en nuestro apoyo popular: en dos encuestas superamos incluso al CDS. El pueblo va reconociendo, en la vida angustiosa que la austeridad impone, que tenemos razón al rechazar la devastación de la Troika, la especulación financiera y la estrategia de empobrecimiento y desempleo. Somos mas capaces que nunca de responder a los prestamistas y al gobierno de derechas.

En las tres reuniones que tuvimos con la Troika, quedó claro que sus funcionarios no quieren saber nada de lo que sufre este país y sus trabajadores, expoliados sus salarios, pensiones e impuestos para enriquecer a los privilegiados. Esta crisis es la crisis de su política. Nuestro pueblo sabe por eso que la izquierda conducirá el país a rechazar el Memorando de la troika, impulsar la cancelación de la deuda abusiva y recuperar una economía centrada en el empleo. Tenemos la responsabilidad inmensa de construir una alternativa de gobierno contra la bancarrota.

En Grecia se ha demostrado de forma precisa a lo que conduce la estrategia de destrucción del Estado Social y por qué es necesario un gobierno de izquierdas. También se demostró que en nuestros tiempos, la socialdemocracia es una sucursal de los poderes financieros, que la dirección de la Unión Europea va contra Europa, y que es necesaria una nueva respuesta social contra el fanatismo neoliberal. Ese es el camino de Syriza, el de la coherencia y de la victoria. Para construir un liderazgo para Portugal, la izquierda necesita ser socialista y conducir la lucha de la democracia y del trabajo contra el capital.

Con su coherencia, el Bloco hará su contribución para esta tarea política. Y con la renovación de su dirección responderá también a sus retos. Tú y yo sabemos que no es fácil, pero tenemos un equipo capaz de dirigir este esfuerzo gigantesco que es ser una izquierda socialista en acción. Para pensar este nuevo modelo de dirección hago una única sugerencia: que la representación del Bloco sea llevado a cabo por un hombre y una mujer. Sé que aparecerá el argumento de que esto no es tradicional y que este modelo, que fue propuesto por Miguel Portas, es demasiado innovador. Pienso lo contrario: la renovación de estilos de liderazgos con representación de hombres y mujeres (estamos en el siglo XXI) es el camino normal de la izquierda. Tenemos quién asegura ese liderazgo. Como en otros partidos europeos, este modelo estimula el trabajo colectivo en la dirección y el movimiento y así nos hacemos mas fuertes.

Finalmente, quiero agradecerle a los fundadores del Bloco Luís Facenda y Fernando Rosas su experiencia, inteligencia y lealtad al movimiento, así como su constante compromiso. Quiero agradecerte a ti especialmente, a todos los activistas, a mis camaradas, estos momentos magníficos que estamos viviendo durante esta difícil lucha. Hacemos lo que nos dicta nuestra conciencia y nuestra lealtad a la izquierda.

Esto no es una despedida. No es necesario decir que puedes contar conmigo para todo. Sabes que así será. No faltaré a ninguna de las luchas a las que la imaginación, la fidelidad a los valores de la izquierda, la defensa del trabajo, la cultura de la solidaridad nos va a llevar. Así es como me gusta vivir. Intensamente, incansablemente, sin desistir nunca.

Francisco Louçã

Traducción de Brais Fernández para VIENTO SUR





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons