aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Siria
Situación actual de la revolución
24/05/2012 | Nadia Aissaui y Ziad Majed (Mediapart)

La revolución siria ha emprendido su quinceavo mes con la mayor movilización jamás conocida. El viernes 18 de mayo han tenido lugar 850 manifestaciones en 647 puntos diferentes del país. Decenas de miles de personas han desfilado una vez más desafiando la máquina de muerte que la misión de las Naciones Unidas no ha logrado contener. Según los comités de Coordinación Locales de la Revolución, 1401 personas han encontrado la muerte desde el 12 de abril, fecha del “alto el fuego” puesto en pie por esa misión. La evolución de la situación en el país permite tres constataciones.

La primera constatación se refiere al statu quo

El régimen, que ha desplegado toda su fuerza y su brutalidad, no consigue aplastar la revolución. A pesar de los asesinatos, los bombardeos de pueblos y ciudades, el asedio de barrios, las masacres y las campañas de detenciones, el número de manifestaciones evoluciona positivamente de un viernes a otro. Basta con que el ejército del régimen retire sus carros de una plaza pública para que, al día siguiente, los manifestantes la invadan de nuevo. Al mismo tiempo, el régimen Assad, reducido a su más simple expresión de máquina de represión, no parece aún a punto de caer. Sigue recibiendo, según las diferentes fuentes de la oposición en el interior del país, un apoyo económico, militar y de seguridad ruso, iraní e irakí. Lo que lleva a decir que, sin nuevos parámetros decisivos, la correlación de fuerzas actual está llamada a permanecer durante los próximos meses.

La segunda revela un aumento de la fuerza del ala pacífica de la revolución

El cuadro que presentamos, preparado por el Centro Independiente Sirio para las Estadísticas de la Protesta, ilustra la evolución del número de manifestaciones en el país todos los viernes [el cuadro se puede ver en http://www.mediapart.fr/files/media_24/photo_1_-_manifestations_par_semaine.jpg, y las cifras que da para los sucesivos viernes en los últimos cuatro meses es de 603, 668, 678, 623, 643,765,709, 691, 670, 651, 602, 809, 837, 753, 834, 852, 850].

Damasco y Alepo, a menudo consideradas como ciudades vacilantes o fieles al régimen, figuran ahora entre las ciudades que se más se mueven. Damasco conoce diariamente manifestaciones y la universidad de Alepo ha sido bautizada como “la universidad de la revolución”.

Las manifestaciones y concentraciones en su campus se multiplican, y el ejército del régimen lo ha invadido en dos ocasiones, matando, hiriendo y deteniendo a decenas de estudiantes. La semana pasada, los cursos han sido suspendidos y los dormitorios cerrados. En un vídeo, http://www.youtube.com/watch?v=GuqaTsHTrXY&feature=player_embedded, se ve como los estudiantes de la universidad, el 17 de mayo, se aprovechan de la llegada de los observadores de la ONU para manifestarse y llamar a la caída del régimen.

Esto confirma la ampliación de la base popular y geográfica de la revolución (tanto urbana como rural, de clases sociales como de categorías de edad). Esta recuperación de la movilización pacífica prueba una vez más que la militarización (como necesidad para defenderse y como consecuencia de la deserción de soldados y oficiales que se niegan a disparar sobre los suyos) no constituye la fuerza principal, incluso si es imperativa, de la protesta. Su fuerte mediatización había ocultado durante meses el otro aspecto, pacifista, de la revolución, cuando en realidad los dos funcionan en paralelo.

La tercera constatación es que el régimen Assad está ya calificado como “fuerza de ocupación” por muchos intelectuales y activistas

Para imponer su autoridad, el régimen Assad debe ocupar militarmente el país, y mantener cotidianamente la violencia y el terror. Basta con una jornada de tregua, para que los mismos espacios, la víspera abandonados por los ciudadanos, sean de nuevo invadidos por los hombres y mujeres que reclaman la caída del régimen. La pancarta, que se puede ver en http://www.youtube.com/watch?v=GuqaTsHTrXY&feature=player_embedded, hecha por el famoso comité de Kfarnebbel (pequeña ciudad al noroeste del país), ilustra claramente esta realidad. No solo los sirios se sienten en territorio ocupado, sino que, además, acusan a Assad de ser “el verdadero” Al-Qaeda en el país (alusión a las últimas explosiones en Damasco, Alepo, Idlib y Deir Ezzur, a menudo atribuidas por el régimen a la nebulosa terrorista).

El statu quo se instala por tanto temporalmente en Siria. Lleva a algunos escritores a volver sobre debates de fondo sobre la revolución, las cuestiones de la lucha armada, la islamización y las herramientas de la movilización.


[Este texto es la introducción a un artículo de Yassin al-Hajj Saleh, eminente intelectual, antiguo preso político que vive en Siria en la clandestinidad desde hace más de un año, y que evoca la cuestión que más divide a los opositores sirios desde hace meses: las armas (se puede encontrar en http://www.mediapart.fr/journal/international/220512/revolution-en-syrie-etat-des-lieux-et-debat-sur-la-lutte-armee?page_article=2)]


22/05/2012

http://www.mediapart.fr/journal/international/220512/revolution-en-syrie-etat-des-lieux-et-debat-sur-la-lutte-armee

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR







Agenda
Actos
Madrid. 6 de diciembre de 2019, 18:00h
Atocha- Nuevos Ministerios
Actos
Bilbao. 9 de diciembre de 2019, 19:30h
Hikaateneo Muelle Ibeni 1
Actos
Madrid. 12 de diciembre de 2019, 19:30h
Casa de Cultura y Participación Ciudadana de Chamberí Plaza Parque Móvil
agenda
Barcelona. 13 de diciembre de 2019, 12:00h
Ateneu L'Harmonia
agenda
Barcelona. 14 de diciembre de 2019, 12:00h
Ateneu L'Harmonia









Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons