aA+
aA-
Grabar en formato PDF

En Revista Viento Sur166

Presentación del Plural
Las nuevas derechas radicales
Presentación del Plural
Andreu Coll y Miguel Urbán

Cuarenta años de ofensiva neoliberal, concebida para ahogar la conflictividad obrera de los años setenta y recuperar los márgenes de beneficio perdidos por el capital, han generado una crisis de hegemonía en las principales democracias capitalistas del mundo que está alimentando el resurgimiento de movimientos de derecha radical muy inquietantes y que mutan con alarmante velocidad. Empresarios de éxito que se postulan para sustituir a viejos aparatos partidarios desprestigiados (desde Macron hasta Trump), escisiones xenófobas de la derecha tradicional (como el UKIP), peligro de sorpasso de partidos posfascistas (Reagrupamiento Nacional, la Lega de Salvini y/o el FPO austriaco), surgimiento de movimientos islamófobos (Wilders), neoliberales autoritarios nostálgicos de las dictaduras anticomunistas (Bolsonaro, Vox), derechas de gobierno radicalizadas como Orban en Hungría o el PiS en Polonia, movimientos abiertamente neofascistas que alardean de sus acciones violentas (Hobbik, Amanecer Dorado, etc.). Estamos asistiendo a una verdadera eclosión planetaria de las derechas radicales.

Sin duda, el panorama es muy heterogéneo y requiere de análisis concretos de cada movimiento, tomando en consideración las especificidades nacionales que los explican. Ahora bien, todos tienen una serie de características comunes: se desarrollan en el suelo fértil de la crisis de legitimidad que atraviesa la democracia liberal en todo el mundo y su corolario de explosión de las desigualdades, del malestar social y del recorte de libertades; se nutren de un nacionalismo exacerbado que se propone purificar las esencias patrias contra la lucha de clases y los movimientos contra las opresiones específicas (de género, orientación sexual, de minorías nacionales y/o religiosas, etc.), atizan la estigmatización de minorías y la política del odio del último contra el penúltimo, comparten un rechazo visceral contra el igualitarismo…, y baten todos los récords en demagogia y oportunismo ideológico. También es importante recordar que dichos fenómenos, al igual por lo demás que el fascismo histórico, si bien resultan funcionales a las fracciones dominantes de la burguesía y sus partidos tradicionales para darse un look moderado y progresista mientras pisan a fondo el acelerador de la apisonadora neoliberal, poseen vida propia y una autonomía política relativa. Aquí radica la enorme peligrosidad de estos fenómenos en un contexto de profunda crisis económica, de colapso ecológico y de crecientes tensiones internacionales.

Pues bien, en este Plural abordamos las dinámicas sociopolíticas, culturales e ideológicas que están alimentando el surgimiento de la derecha radical en el mundo. Así, hemos intentado identificar algunos de los ejes compartidos y profundizar un poco en ellos. Para ello hemos contado con las contribuciones de Judith Carreras, quien analiza la misoginia (y la homofobia) como eje de los nuevos valores reaccionarios. Constata que a menudo el antifeminismo ha sido banderín de enganche, fundamentalmente en los países en los que la removilización feminista ha alcanzado una radicalidad igualitaria y un peso social más decisivo…, pero que, a su vez, determinadas fuerzas de extrema derecha de países donde la mentalidad neocolonial y la islamofobia constituyen su punta de lanza, el femonacionalismo o el purplewashing son recuperados para actualizar la “misión civilizadora del hombre blanco”.

Martín Mosquera aborda las claves de la radicalización derechista en América Latina, con el retorno del golpismo (desde sus versiones más palaciegas hasta las intentonas más duras apoyadas por amenazas de intervención extranjera), la reacción antiprogresista (“contra los vagos y maleantes que viven del Estado”), el oscurantismo religioso (los movimientos evangelistas fueron decisivos en la elección tanto de Trump como de Bolsonaro) y el neofascismo (con su caso más acabado en Brasil por el momento) como vectores del proceso.

Ugo Palheta analiza cómo la combinación de crisis de legitimidad del neoliberalismo y políticas securitarias liberticidas están sentando las bases para la posibilidad bien real del retorno del fascismo bajo nuevas formas. Sin concebir la posibilidad del fascismo como una mera profundización del autoritarismo neoliberal, argumenta cómo dicho autoritarismo prepara las condiciones subjetivas y objetivas para el advenimiento de alternativas neofascistas en una hipotética situación de crisis orgánica del Estado. Para ello hemos publicado las conclusiones del capítulo 3 de su reciente libro.

Enzo Traverso aborda el nuevo fenómeno que cataloga de posfascismo, sus especificidades y sus vínculos con el ascenso del racismo en general y de la islamofobia en particular. Ubicando los nuevos movimientos de extrema derecha en su contexto histórico, se propone sopesar tanto los elementos de continuidad como los de ruptura que guardan relación con los fascismos históricos. Quizás algunos de los cambios más destacados que apunta sean la mutación del ultranacionalismo hacia una versión interior que sustituye la vocación imperial-expansionista y la voluntad de recuperar discursivamente en él a una clase trabajadora blanca masculina, depurada de minorías sociales, sexuales, étnicas y religiosas indeseables y por fin liberada de todo imaginario de revolución social.

Y, finalmente, Miguel Urbán se detiene a analizar el fenómeno Vox, la primera fuerza política de extrema derecha en el Estado español que logra representación parlamentaria desde Fuerza Nueva, algo que pone fin a la excepcionalidad ibérica en lo que respecta a la progresión electoral europea de la derecha radical y supone un punto de inflexión muy grave de la situación política que inevitablemente había que abordar.





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons