aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Argelia
Trigésimo sexto martes del Hirak estudiantil: una movilización sin fallas
31/10/2019 | Mustapha Benfodil

Es un poco más de las 10h. Un sol brillante lanza sus rayos sobre la Plaza de los Mártires. La plaza se va llenando poco a poco de manifestantes. La policía está también muy presente.

La multitud aumenta rápidamente. Se aglutina ante una de las dos bocas del metro de Sahate Echouhada. Desde el principio se constata que hay más gente que los últimos martes. Sin duda el efecto de Noviembre que promete este próximo viernes una movilización excepcional [el 1 de noviembre de 1954 se publicó el primer llamamiento dirigido por el Frente de Liberación Nacional al pueblo argelino, en relación con la jornada de acción llamada “El día de difuntos rojo”, que marcaba el comienzo de la guerra de independencia).

10:30 h. el cortejo canta solemnemente el Qassaman [himno nacional argelino] antes de comenzar. Ambiente de los grandes días. La marea humana canta a continuación un conmovedor Taya El Djazaïr! (Viva Argelia). Patriotismo a flor de piel. Exacerbado justamente por la fecha fatídica y enormemente simbólica del 1 de noviembre. La multitud repite Allah Akbar, rah djay Novambar! (Dios es grande, Noviembre llega). Una variante de este mismo estribillo añadía esta fórmula: Allah Akbar, echaâb yeteharar! (Dios es grande, el pueblo se liberará). Comienza a hacer calor. En las primeras pancartas aparecen estas consignas: “Tayhia El Djazair horra moustaquilla” (Viva la Argelia libre e independiente); “Djazair horra dimocratia” (Argelia libre y democrática); “Libérez les détenus, libérez l’Algérie” (Liberad a la gente detenida, liberad Argelia)…

En el cortejo sigue habiendo un núcleo duro de estudiantes irreductibles pero, como es tradición, también una cantidad enorme de ciudadanos de diferentes horizontes. Quizás incluso un poco más ayer. Entre ellos mucha gente jubilada. Muchas mujeres. Algunas han venido con sus hijos, como una cuyo hijo, muy pequeño va con una bandera amarilla y negra que recuerda la bandera del USMH [club de fútbol] y enarbola con orgullo un escrito que dice: “¡Lárgate Gaid Salah! Tú, y Bensalah. No a las elecciones este año. Estado civil, no militar!”. Al acercarse a Bab Azzoune, un nuevo eslogan feroz sale de la boca de las y los contestatarios: “ Fiqou ya echiyatine, Gaïd Salah tehha el Poutine!” (Levantaos lameculos, Gaid Salah se ha inclinado ante Putín), [alusión a la declaración del embajador ruso en Argel que deseaba elecciones en los más breves plazos].

Ellaâb H’mida we recham H’mida

En una pancarta el nombre del Jefe del Estado provisional es derivado en “Abd El Cadre” Bensalah. En alusión a la servidumbre que el antiguo presidente del Senado expresaba de forma estentórea al Presidente dimitido, incluso cuando éste se veía reducido al estado de “cuadro” llevado de ceremonia en ceremonia (En el último período, Buteflika sustituía sus apariciones personales por un cuadro con su imagen ndt). El autor de esta puya escribía: “Abd El Cadre Bensalah no representa a la gente libre. ¡Cita el 1 de noviembre!”. Bachir, que ha venido como todos los martes y viernes de Ath Mansour (provincia de Bouira), ha preparado este mensaje que no carece, tampoco, de mordiente: “Los pretendidos hostiles a la mano del extranjero demandan el apoyo de Putin en el extranjero”.

Este 36º martes se podía oír también este leitmotiv, que se ha vuelto uno de los cantos más aceptados del repertorio militante del hirak: “Dégage Gaïd Salah, had el âme makache el vote!” (Lárgate Gaid Salah, no votamos este año). Las y los manifestantes repetían también, con música de Mawtini: “Baouha el khawana, bahouha!” (Han vendido la patria). Otro himno que salía de las tripas, una endecha rabiosa dirigida a Ali La Pointe (Ali Ammar cuyo seudónimo era Ali La Pointe, 1930-1957, fue un luchador revolucionario y líder guerrillero del FLN durante la batalla de Argel. Fue interpretado por Brahim Haggiag en la película La batalla de Argel ndt): “Ya Ali Ammar, bladi fi danger.Nkemlou fiha la Bataille d’Alger. Makache marche arrière, eddoula fourrière. El yed fel yed neddou l’istiqlal” (Alí Ammar mi país está en peligro. Vamos a continuar la batalla de Argel. No hay marcha atrás, el gobierno está condenado. Cogidos y cogidas de la mano arrancaremos la independencia).

En las pancartas enarboladas, los mensajes están claros: “¡Bye-Bye sistema, no votamos este año!” escribe un ciudadano. Una señora sostiene estas palabras acerbas: “Habéis robado el país. ¿Las elecciones? Ellaâb h’mida we recham h’mida. Faqou! Dégage!”. Entre la cantidad de pancartas se podía leer también: “Ni diálogo ni elecciones con todas estas presiones”, “Un poder ilegítimo solo puede producir actos ilegítimos”, “Nada detiene a los argelinos!” Nadie tiene derecho a decidir en lugar del pueblo. Silmiya, siempre silmiya!” (Pacífica).

La liberación de las personas detenidas está, como siempre, en el corazón de las reivindicaciones expresadas: “¡Urgente! Liberación de todas las personas detenidas de opinión!”, proclama un ciudadano en su pancarta. Se enarbolan retratos con la efigie de Yasmine Dahmani [detenida el 17 de septiembre de 2019 en la manifestación estudiantil y encarcelada desde entonces en la prisión de El Harrach] verdadero icono de las manifestaciones del martes, exigiendo la liberación de la estudiante. Oussama, manifestante originario de Khenchela, ha imprimido los retratos de varias de las personas detenidas para mostrales su apoyo: Lakhdar Bouregaâ, Hakim Addad, Djalal Mokrani, Messaoud Leftissi, Fodil Boumala, Ahcène Kadi…

Prensa libre, justicia independiente”

Al llegar a la plaza Port-Said donde un amenazador dispositivo policial espera a la marea humana, la multitud grita: “ Sahafa horra, adala moustaquilla!” (Prensa libre, justicia independiente). Una pancarta dice: “El pueblo quiere una justicia independiente y su activación”. Nesrine, una joven manifestante siempre muy inspirada, se ha provisto de un mensaje en el que abruma a los magistrados señalándoles que “La Historia no perdonará a los jueces que han ordenado la encarcelación de militantes por sus opiniones”.

A la altura del Teatro Nacional Argelino un hombre fulmina: “El próximo Presidente no será designado por ellos. ¡Limpiaremos toda esta escoria!”. La multitud canta con fuerza: “Makache intikhabate ya el issabate!” (No a las elecciones con la banda). El acceso a la calle Abane y al tribunal de Sidi M´Hamed, donde debía darse el veredicto sobre seis detenidos de opinión, está bloqueado por los camiones de la policía. La procesión entona: “Harrirou el mouataqaline!” (Liberad a las personas detenidas); “Attalgou ouledna, oueddou ouled el Gaïd!” (Soltad a nuestros hijos y coged a los de Gaid Salah).

Al entrar en la calle Larbi Ben M´Hidi, la multitud la emprende de nuevo con Bensalah: “Ya Bensalah ya djabane, had echaâb la youhane!” (Bensalah, eres un cobarde, este pueblo no se deja humillar). La marea humana repite en sintonía: “Hé Ho, leblad bladna, w’endirou raina makache el vote” (Este país es el nuestro, haremos lo que nos apetezca, no a la votación). Bajo la estatua ecuestre del Emir, se oye: “Los generales a la basura, wel Djazair teddi l´istiqlal!” (Y Argelia accederá a la independencia); “Eddouna gaâ lel habss, echaâb marahouche habess!” (Metednos a todos en prisión, el pueblo no se detendrá), “Attalgou el massadjine, ma baouche el cocaine!” (Soltad a la gente detenida, no son vendedores de cocaína).

Aunque traigáis a Putin o a los americanos, el pueblo no se detendrá!”

En un momento dado, en medio de la calle Larbi Ben M´hidi, una nueva consigna plena de determinación lanzaba un dardo contra la desgraciada escapada de Bensalah a Sotchi [el 24 de octubre en el Foro Rusia-África]: “Djibou Poutine, Djibou el Marikane, maranache habssine!”(aunque traigáis a Putin o a los americanos, el pueblo no se detendrá).

En el mismo tono de desconfianza, la multitud asesta: “Dirouna les menottes, makache el vote!” (Ponednos los grilletes, no habrá votación). Ali La Pointe /Ali Ammar, es de nuevo invocado con esta variante: “Ya Ali Ammar, bladi fi danger, Awal Novambar la Bataille d’Alger” (Ali Ammar, mi país está en peligro, 1 de noviembre, la Bataille d´Alger). El cortejo atraviesa la avenida Pasteur a los gritos de “Echaâb yourid el istiqlal!” (El pueblo quiere la independencia). Gritos estridentes acompañan a los clamores.

Algunas mujeres echan botellas de agua desde los balcones. El cortejo gira en la Facultad central y empieza la calle Sergent Addoun, Cruzamos Soufiane Djilali rodeado de militantes de Jil Jadid [partido formado en 2012]. Han venido a apoyar a las y los estudiantes.

El cortejo sigue por el bulevar Amirouche. Al pasar ante el Ministerio de Agricultura, las y los estudiantes junto a sus refuerzos gritan: “Win rahi el filaha, win rahi ?” (Dónde está la agricultura). Luego se vuelven hacia el edificio de enfrente con un cartel de un banco público y la multitud grita: “Klitou lebled ya esseraquine!” (Habéis robado el país, banda de ladrones). La abigarrada multitud avanza hacia la calle Mustapha Ferroukhi antes de entrar triunfalmente en la plaza Audin, controlada por la policía.

Allí, otro cortejo llega en sentido inverso.

Son personas allegadas a la gente detenida y ciudadanos que han venido a mostrar su apoyo a las y los presos de opinión durante la audiencia que debía tener lugar en el tribunal de Sidi M´hamed.

Pero no habrá ningún veredicto, la huelga de magistrados ha decidido otra cosa. Los dos cortejos se unen y prosiguen la manifestación hasta la calle Abdelkrim Khettabi. Son las 13:10. Jóvenes líderes del hirak estudiantil, sobre las espaldas de sus camaradas, invitan a la multitud a gritar Qassaman antes de cerrar esta 36ª lucha del movimiento de los campus. Un hermoso ensayo antes del viernes 1 de noviembre…

30/10/2019

https://www.elwatan.com/edition/actualite/36e-mardi-du-hirak-etudiant-une-mobilisation-sans-faille-30-10-2019

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons