aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Gran Bretaña y Brexit
Celebrar el referéndum antes de las elecciones
18/10/2019 | Alan Thornett

[En el universo paralelo que existe entre el falso discurso de la reina y la llamada sesión especial del Parlamento el sábado 14 de octubre, que sin embargo no debatía nada, la opción de celebrar un segundo referéndum previo a las elecciones generales va ganado terreno según Alan Thornett. Socialist Resistance]

Esta opción se ha reforzado de manera notable sobre todo entre las y los parlamentarios laboristas, incluido John McDonnell, Diane Abbott, Emily Thornbury, Keir Starmer y Rebecca Long-Bailey, y me parece muy convincente.

Ayer, en Marr [Sur de Yorkshire], Rebecca Long-Bailey, hablando en nombre de los laboristas, apoyó la idea de un realizar un referéndum antes de las elecciones, diciendo que había cambiado su opinión sobre el tema: "Estaba contra un segundo referéndum, pero ahora, después de tanto tiempo, he llegado a la conclusión de que es la única alternativa". ’Este cambio de posición en alguien tan claramente a la izquierda es extremadamente significativo.

Keir Starmer afirmó el sábado: "Si Johnson logra negociar un acuerdo (...) entonces insistiremos en que sea sometido a la gente en una votación confirmatoria. Si fracasa, tomaremos las medidas necesarias para evitar que nuestro país rompa con la UE sin un acuerdo”.

Mientras tanto, Squawkbox ha publicado un agresivo ataque contra tales puntos de vista, y particularmente contra John McDonnell, quien, según afirma, estuvo detrás de la reciente dimisión de Karie Murphy de la oficina de Corbyn. El artículo afirma erróneamente que al rechazar la moción número 13, la Conferencia anual optó por una secuencia en la que el referéndum vendría después de las elecciones generales. De hecho, esa secuencia no se establece en la moción número 14 que se acordó que se aprobó a continuación como alternativa a la 13. En una lectura generosa, se podría decir que la declaración del Comité Ejecutivo Nacional implica elecciones generales y luego referéndum, pero no lo hace de forma explícita.

Hay una muy buena razón para ello. Hay docenas, tal vez incluso cientos, de cosas que han sucedido en relación con Brexit completamente impredecibles, de hecho inimaginables. Esta es una de ellas. Y lo más significativo de la última conferencia del Partido Laborista fue que estaba claro que tenía que haber un referéndum, que la gente debería decidir.

El peligro de unas elecciones generales previas es que podrían estar tan dominadas por Brexit que no habría garantía de que el debate sobre el manifiesto radical del Partido Laborista no fuera suplantado por el Brexit como la última vez, porque Brexit adquiriría un perfil aún más alto. Podría pasar cualquier cosa. Sería mejor resolver primero el Brexit y luego realizar las elecciones sobre temas más amplios.

Mientras tanto, la posibilidad de que Johnson logre sacar adelante sus nuevas propuestas acordadas con la UE parece escasa. Se basan en las propuestas que habían sido rechazadas en Chequers [residencia de campo del primer ministro], consistentes en que la isla de Irlanda tuviera una jurisdicción aduanera diferente al Reino Unido con una segunda frontera en el Mar del Norte.

Como era de esperar, Nigel Dodds, hablando en nombre del DUP [partido unionista norirlandés], cuyo apoyo es crucial para cualquier posibilidad de ganar en el Parlamento, ha rechazado el compromiso de Johnson. "Irlanda del Norte", dijo, "debe permanecer en la unión aduanera del Reino Unido, punto final". Cuando se le preguntó si el acuerdo era factible, respondió: "No, no puede serlo porque Irlanda del Norte tiene que seguir siendo parte de la unión aduanera del Reino Unido". Mientras tanto, Owen Patterson (Tory) dijo que el acuerdo tenía todas las características de ’Backstop Mark 2’.

El ERG [European Research Group: ultraderecha euroescéptica] ahora está en plena desbandada. Rees-Mogg hizo un llamamiento en el Sunday Telegraph de ayer planteando a los brexiteers (cada vez más alarmados por los compromisos de Johnson) seguir confiando en él y darle una oportunidad. Tenemos que recordar, dijo, que Boris es un brexiteer y al final no nos traicionará de la misma forma que que lo han hecho los que estaban por continuar [en la UE]. ¡Ni en sueños!

Entonces, ¿qué pasará el súper sábado? [día en el que se discutirá el acuerdo en el Parlamento] ¿Tendrá Johnson algo que ofrecer? Si es así, ¿pasará por el Parlamento? Si no, ¿cumplirá Johnson con el proyecto de ley de Benn y solicitará una extensión? Nadie lo sabe. Lo que está claro es que si Johnson lidera un Brexit ilegal, o compromete al Partido Conservador a un Brexit sin acuerdo con unas elecciones, el Partido Conservador se seguirá desangrando y dividiendo. Por otro lado, si no lo hace, su proyecto político habría muerto.

Lo que los partidos laboristas y de la oposición tienen que garantizar es que, pase lo que pase, la decisión final debe ser tomada por el pueblo en un segundo referéndum, preferiblemente antes de las elecciones.

14/10/2019

Traducción: viento sur

http://socialistresistance.org/hold-the-referendum-before-an-election/18298





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons