En Revista Viento Sur164

al vuelo
viento sur 164
al vuelo
J.P.

El panorama que se abre a escala europea tras la jornada del 26M no es, desde luego, esperanzador. Si bien las dos principales familias políticas en la Unión Europea, conservadores y social-liberales, han salido debilitadas, son la extrema derecha, en sus distintas variantes, y los verdes y liberales, en menor grado, las que se han visto reforzadas, mientras que la izquierda alternativa, salvo en casos como el de Portugal, ha perdido peso. Por tanto, cabe prever que en el marco de la amenaza de una nueva Gran Recesión y de las turbulencias geopolíticas globales, la crisis de legitimidad de la UE va a continuar, pero sin expectativas de ruptura con las políticas austeritarias y xenófobas que la presiden. La irrupción de nuevas movilizaciones, como las que ahora protagoniza la juventud que reclama la declaración de emergencia climática en toda la UE, es con todo una buena noticia.

En cuanto al superdomingo español, lo más preocupante ha sido la confirmación del fin de ciclo de la mayoría de los ayuntamientos del cambio ante el ascenso del PSOE de Pedro Sánchez y la recuperación del gobierno de ciudades emblemáticas, como Madrid, por las fuerzas de la derecha. Los desastrosos resultados alcanzados por Unidas Podemos en la triple convocatoria electoral obligan ya, definitivamente, a abrir un debate irrenunciable sobre la necesidad de emprender un proceso de recomposición de la izquierda rupturista basado en pilares imprescindibles como la horizontalidad, la deliberación colectiva, la voluntad de mestizaje y la confederalidad.

Junto a estas primeras conclusiones, es obligado constatar una vez más cómo en este 26M se ha confirmado la realidad plurinacional existente dentro del Estado español, especialmente en Catalunya, donde fuerzas políticas independentistas han estado a escasas décimas de llegar al 50% de los votos en las elecciones europeas. Un aviso importante de que, justamente cuando el juicio al procés entra en su recta final, la crisis nacional-territorial sigue exigiendo una respuesta democrática y no represiva, como hasta ahora ha sido la tónica desde un régimen cuya gobernabilidad encuentra en este conflicto un obstáculo permanente.

El Plural de este número, titulado “Involución política y resistencias en América Latina”, ha sido coordinado por Júlia Martí y Roberto Montoya. Se inicia con un análisis de Decio Machado sobre la nueva competencia por la hegemonía geopolítica que se ha abierto entre EE UU y China y con las reflexiones de Raúl Zibechi sobre la nueva fase en la que están entrando los movimientos antisistémicos tras los límites comprobados en su relación con las instituciones durante el ciclo progresista. De todos ellos, el más relevante es el movimiento feminista, fenómeno en torno al cual giran la aportación de Alba Carosio y la de Patricia Ardón, Carme Clavel y Marusia López. La primera se centra en la caracterización de las distintas corrientes del feminismo latinoamericano y caribeño, mientras que la segunda resalta el papel que en Mesoamérica están jugando las defensoras de derechos humanos y sostiene la necesidad de su protección frente a una violencia dirigida especialmente contra las mujeres, estrechamente asociada a la imposición del extractivismo.

Complementando estos artículos, en Plural 2 publicamos “Diez tesis sobre la economía feminista (o sobre el antagonismo entre huelga y finanzas)”, de Luci Cavallero y Verónica Gago, que forman parte del colectivo argentino Ni una Menos. Ambas nos recuerdan las principales reflexiones, viejas y nuevas, que han ido apareciendo en torno a la reproducción social y su crisis actual, relacionándolas con la huelga feminista y el papel de las finanzas como “formas de guerra contra nuestras autonomías”.

Alrededor de la misma temática y de otras afines se centra también la entrevista a Nancy Fraser que, aprovechando su reciente paso por Madrid, le hace Rebeca Martínez en El desorden global. Esta reconocida feminista denuncia el asalto brutal que el neoliberalismo ha perpetrado a la reproducción social e insiste en la necesidad de que el denominado feminismo para el 99% haga suyas las problemáticas de las mujeres pobres y racializadas. En esa misma sección, Pierre Dardot y Christian Laval nos proponen una crítica a lo que definen como “nuevo neoliberalismo”, denunciando su carácter sistémico y su forma de gobernar mediante la aplicación de la ley por encima de la democracia a través de medidas de guerra económica y policial contra los intereses de las mayorías sociales.

En Futuro anterior reproducimos un largo pero muy interesante artículo, “Democracia directa y referéndum: un legado revolucionario”, sobre las experiencias democráticas vividas durante la Revolución francesa desde 1789 hasta 1795. Su autor, el historiador Serge Aberdam, reclama nuestra atención sobre la alternancia permanente que se da a lo largo de ese periodo entre votaciones masivas e insurrecciones populares. Destaca en particular la fase vivida entre agosto y noviembre de 1792, ya que es en ella cuando se comprueba “un aumento espectacular de las prácticas de lo que entonces se llamó democracia, una democracia a secas, que no se consideraba directa ni real, sino un poder deliberativo ejercido directamente por el pueblo propiamente dicho”. Empero, también reconoce cómo la militarización necesaria para ganar la guerra será, en última instancia, contradictoria con la democracia. Se trata de una mirada diferente de las convencionales, de un lado o de otro, sobre aquel acontecimiento que consideramos oportuno recordar para abordar el debate en torno a la resignificación de la democracia en estos tiempos de despotismo oligárquico.

Completan este número el “Dique de abrigo”, de Amador Lorenzo, en Miradas y “Ciudad refugio”, de Alejandro Ruiz Morillas, en Voces, quien nos recuerda, por cierto, que “todo muro tiene su grieta”.





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons