aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Manifiesto público contra el gobierno de Macron
Chalecos amarillos ¡No nos dejemos engañar!
10/05/2019 | Colectivo Yelow submarine

[Esta semana se publica en Francia el libro de Antoine Pillon "Coeur du boxeur. La verité sur Christophe Dettinguer" [Corazón de boxeador. La verdad sobre Christophe Dettinguer]. Se trata de un relato sobe el martirio que vine sufriendo este exboxeador –ex-campeón de Francia- que el 5 de enero se enfrente a puñetazos contra un grupo de policías que machacaba a una mujer, una simple viandante, arrojada al suelo en los enfrentamientos con los chalecos amarillos. Este caso (se puede ver la larga entrevista al autor en este vídeo) sintetiza bien la lógica del poder por el que se rige Macron. Una lógica en la que alguna actuaciones recuerdan mucho a lo ocurrido en torno al 1-0 en Catalunya y otras van mucho más lejos.

Desde hace ya 6 meses vivimos un pulso intenso entre este movimiento que, como dijo G. Mordillat, desnudó al Rey(dejando al descubierto su esencia represiva y al servicio de las elites, muy lejos del discurso pre-electoral) dispuesto a transgredir no sólo los derechos humanos elementales sino también la norma legal vigente y los tradicionales criterios de mantenimiento del orden, tal y como denuncian ciertos sectores de la policía. Todo ello con la inestimable colaboración de los grandes media, que ni se ruborizan cuando su servilismo hacia el poder queda al descubierto.

Es un pulso en el que los media y el poder juegan a aislar el movimiento y, sobre todo, se benefician de que en la izquierda social y política no se ha planteado hasta el presente una reflexión en profundidad para dar respuesta a una ofensiva tan grave como la que estamos viviendo. Una izquierda social y política –que salvo excepcioes–, siguiendo actuando como siempre, como si nada hubiera cambiado. Una muestra de ello es la imagen que proyecta de cara a las elecciones Europeas.

Este pulso se da entre la lógica de libertad, seguridad y progreso que proclama Macron para Europa y la lógica de libertad, igualdad y fraternidad que defienden los chalecos amarillos, que reclama la tradición de las revoluciones de 1789, 1871, 1830, 1848 y no olvida 1968.

Por ello, entre este pulso y el impasse de la izquierda social y política, las de tomas de posición como la "Colectivo Yelow Submarine" en la que gente referencial del mundo de la cultura a favor de los chalecos amarillos y contra la lógica del poder macroniano, al que lanza un yo acuso sin matices, resulta importante, porque abre deja vez una luz para el futuro.]

Hace varios meses que el movimiento de chalecos amarillos, sin precedentes en la Vª República, se manifiesta en la calle.

Un movimiento espontáneo de ciudadanas y ciudadanos sin vínculos con ningún partido político. Un movimiento que desde hace más de seis meses, cada sábado, moviliza a decenas de miles de francesas y franceses y que cuenta con el apoyo de millones de gente. Un movimiento que reclama cosas elementales: democracia más directa, mayor justicia social y fiscal, y medidas radicales frente al estado de urgencia climático.

Son demandas que las realizan para todas nosotras y nosotros. Los chalecos amarillos somos nosotros. Esta movilización histórica nos afecta a todos y a todas: a las y los artistas, técnicos y técnicas, autores y autoras, de los diferentes ámbitos de la cultura, precarios o no.

Y vamos a hablar claro de una vez: ¡no tragamos sus mentiras! No se nos escapa cómo, sin ningún recato, se manejan todos los hilos para desacreditar a los chalecos amarillos, a quienes se describe como anti-ecologistas, extremistas, racistas, alborotadores... Pero ese discurso, esas mentiras ya no cuelan, no tienen nada que ver con la realidad, incluso aunque los grandes media y el portavoz del gobierno se empeñen en querer hacérnoslo creer. Lo mismo pasa con la exageración de la violencia de todos los sábados. Ahora bien, la violencia más grave no se da ahí.

El balance de la represión se agrava de una semana a otra. Hasta el 19 de abril se contabilizan: una muerte, 248 personas con heridas en la cabeza, 23 personas tuertas, 5 manos arrancadas. Algo indigno de nuestra Republica. No somos los primeros en denunciarlo: Amnistía Internacional, La Liga de los derechos Humanos, la ONU, la Unión Europea, el Defensor de los derechos [con más atribuciones que el Defensor del pueblo en la UE]... todos condenan la violencia policial contra los chalecos amarillos en Francia.

El número de personas heridas, de vidas rotas, de arrestos y de condenas supera toda lógica. ¿Cómo podemos seguir ejerciendo nuestro derecho a manifestarnos frente a semejante ola represiva? Nada justifica la puesta en pie de un arsenal legislativo, denominado antidisturbios [la loi anticasseurs],que conculca nuestras libertades fundamentales.

¡No nos engañáis! La violencia más grave es la económica y la social. Es la de este gobierno que defiende los intereses de una minoría en detrimento de todas y todos. Es la violencia que marca los cuerpos y la mente de quienes tienen que trabajar para sobrevivir.

Ademásdebemos afrontar colectivamente la crisis ecológica, es una urgencia histórica, y buscar soluciones justas y eficaces para heredar un mundo viable a nuestros descendientes. ¡No nos engañáis! Este gobierno no ha dejado de dar marcha atrás en este tema para no perturbar a los responsables del desastre anunciado. Los chalecos amarillos lo denuncian, al igual que los militantes ecologistas. Ahora mismo, está en marcha la convergencia de las luchas sociales y medioambientales.

Continuaremos indignándonos, cada vez más, más a menudo y más unidos y unidas.

Hoy hacemos un llamamiento a escribir una nueva historia.

Nosotros, escritores y escritoras, músicos, cineasta, editoras y editores, escultoras y escultores, fotógrafas y fotógrafos, diseñadoras, ingenieros de sonido e imagen, guionistas, coreógrafos, dibujantes, pintores, artistas de circo, actores, productores y productoras, bailadores y bailadores, creadores, creados de todo tipo, nos rebelamos contra la represión, contra la manipulación y la irresponsabilidad de este gobierno en un momento tan crucial de nuestra historia.

¡Hagamos uso de nuestro poder, el de la palabra, de la escritura, de la música, de la imagen, del pensamiento, del arte, para inventar un nuevo relato y apoyar a quienes luchan en la calle y en las rotondas desde hace meses!

Nada está escrito de antemano. Diseñemos un mundo mejor.

A dream you dream alone is only a dream / A dream you dream together is reality
[Un sueños que sueñas solo es sólo un sueño / Un sueño que soñamos juntos es una realidad]. John Lennon

Primeras firmas : Juliette Binoche, artistas; Emmanuelle Béart, artista; Jeanne Balibar, artista, cineasta; Swann Arlaud, actor ; Bruno Gaccio, autor ; Anne-Laure Gruet, actriz, cineasta ; Gérard Mordillat, novelista, cineasta ; Annie Ernaux, escritor; Edouard Louis, escritor; Stanislas Nordey, artista, director; Denis Robert, escritor; Yvan Le Bolloc’h, cantante, artista; Elli Medeiros, artista ; Marion Montaigne, autora de cómics; Gilles Perret, director; Alain Damasio, escritor; Liliane Rovère, artista; Jean-Claude Petit, compositor, jefe deorquesta; Anouk Grinberg, actriz; Frank Margerin, autor de comics; Simon Abkarian, artista; China Moses, músico; Alexandre Gavras, productor; Fanny Cottençon, artista; Guillaume Brac, cineasta; Julien Seri, director; Mireille Perrier, artista; Alain Guiraudie, cineasta; Emile Bravo, autor de comics; Luis Rego, artista; Olivier Rabourdin, artista; Christian Benedetti, director; Christine Boisson, actriz; Jean-Pierre Thorn, cineasta; Sam Karmann, actor, director; Anne Alvaro, artista; Bernard Blancan, artista, director; Xavier Durringer, autor, director; Pierre Schoeller, cineasta; Florent Massot, editor; Martin Meissonnier, compositor, director; Aline Pailler, productora de radio; Stéphane Brizé, director; Dominique Cabrera, director; Jacques Bonnaffé, artista; Mariana Otero, directora; Laurent Bouhnik, director; David Hermon aka Cosmic, músico; Jean-Pierre Duret, ingenierode sonido, director documentarista; Blandine Pélissier, directora; Ludovic Bource, compositor; Niko Kantes (Sporto Kantes), músico; Robert Guédiguian, director, productor; Ariane Ascaride,actriz.

Ver la lista completa de firmantes en: http://www.nousnesommespasdupes.fr/

Traducción: viento sur







Agenda
Actos
Madrid. 14 de noviembre de 2019, 19:30h
Casa de Cultura y Participación Ciudadana de Chamberi - Plaza Parque móvil
foro viento sur
. 20 de noviembre de 2019, 19:00h
Actos
Barcelona. 29 de noviembre de 2019, 18:00h
Aula 1 - Centro de Cultura Contemporánea - Carrer de Montalegre 5









Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons