aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Argelia. Entrevista con Idi Achour y Kamel Boubker
Oleada popular
05/03/2019 | Sam Wahch

Sam Wahch.El pasado 1 de marzo se manifestaron centenares de miles de personas en Argelia, con cantos que recordaban el ambiente politizado en determinados sectores de los estadios de fútbol, con la presencia creciente de las mujeres. Pero ya se puede decir que esta dinámica va a ir más allá de lo que significa el 5º mandato 1/. Idir Achour, militante del Partido Socialista de los trabajadores y Kamel Boubker, profesor de francés, miembro del sindicato Consejo de Institutos de Enseñanza Media han respondido a nuestras preguntas.

Idir Achour. En esta ocasión se han movilizado todas las wilayas (provincias) del país. Miles de personas descendieron a las calles de cada wilaya, prácticamente de forma pacífica en todas partes salvo en Argel, donde hubo pequeños disturbios, disparos de gases lacrimógenos y represión. Quedan por confirmar rumores sobre un muerto y heridos a causa de los gases lacrimógenos.

Por tanto, la mayoría de las y los argelinos se ha manifestado contra un quinto mandato de Abdelaziz Bouteflika y todo el mundo está a la espera de saber qué va a pasar el 3 de marzo. En efecto, ese día es el último plazo de presentación de las candidaturas a las elecciones presidenciales. Sigue habiendo una gran interrogante: ¿van a presentar su candidatura de forma oficial o van a renunciar? 2/ Este elemento es determinante para los días que vienen y la evolución de la movilización. Son posibles varias hipótesis.

S. W. ¿Cuál es el balance de la jornada?

IA. Es una movilización en evolución positiva en comparación con la del viernes anterior. Este primero de marzo se movilizó más gente, lo que denota que el rechazo al quinto mandato es la opinión mayoritaria de las y los argelinos, es una movilización que va a continuar provocando sus efectos hacia un probable cambio en Argelia.

El sentimiento en Bejaia, donde vivo, es que esta ciudad se suma a la lógica del rechazo al quinto mandato y a una nueva candidatura del presidente Bouteflika, una ciudad que siente la humillación de ser gobernada por una persona física incapaz de pronunciarse, de moverse, etc., y además, se aborda otras reivindicaciones. La gente evoluciona hacia nuevas reivindicaciones que se inscriben en el cambio del sistema.

KB. Hay una situación excepcional, algo nunca visto, es histórico lo que vivimos. Hay una toma de conciencia terrible de los argelinos y argelinbas en todo el territorio. La gente ha tomado conciencia de la importancia de implicarse directamente en la vida política.

En las movilizaciones había todo tipo de personas: islamistas opuestas al quinto mandato, laicas que están hartas de este sistema. Había gente de izquierdas, de derechas, una mezcla de todo el mundo. Hubo todo tipo de consignas: contra el sistema, por la Cabilia independiente, etc.

S. W. ¿Cuáles eran las consignas de la movilización?

IA. Las consignas estaban claras: hartazgo de este poder, de este régimen, de este sistema. En paralelo, más allá del hecho de que las y los manifestantes saben lo que no les gusta, hay novedades, comienzan a expresar lo que quieren. Se plantean varias consignas: la Constituyente, a favor de una nueva política que garantice las necesidades sociales de la gente, que instale nuevas libertades, ya sean libertades individuales o colectivas, sindicales, políticas, etc., y el derecho a organizarse como se quiera, donde se quiera.

Para realizar esto, hay propuestas, más allá de las manifestaciones de cada viernes, de otras modalidades de acción, como la huelga general, la desobediencia social, ocupaciones… El objetivo del movimiento es proponer medios pacíficos para llegar al cambio deseado.

S. W. ¿Porqué esta reivindicación de una Constituyente toma amplitud?

IA. La Constituyente es un medio para solucionar los conflictos prerrevolucionarios en las sociedades en lucha. Es un medio de transición en el marco de un cambio de sistema o de régimen. Tal cambio necesita un período de transición, que es gestionado por un gobierno provisional, hacia una nueva constitución que permita un consenso en el seno de la sociedad en revuelta. Es por esta razón por la que constituye un consenso entre la mayoría de las personas que han salido a la calle.

S. W. ¿Qué puede hacer el poder?

IA.- Solo se pueden hacer hipótesis para responder a esta pregunta. La primera hipótesis es que pueda ser capaz de llevar a que la situación se pudra, poner en pie un estado de excepción y, con ello, imponer la celebración de elecciones con las candidaturas que están validadas, lo que puede provocar una situación de guerra civil. Igualmente, en el marco del estado de excepción, puede aplazar las elecciones, tomarse un tiempo para gestionar la situación. La segunda hipótesis, es que intente responder a las exigencias del movimiento popular, retire la candidatura de Bouteflika, permita una elección semidemocrática con las candidaturas autorizadas a presentarse, que son candidaturas del sistema. No se sabe cuál será la respuesta del movimiento popular ante esta posibilidad. Tercera hipótesis: el fallecimiento del presidente/candidato. Estaremos en una nueva crisis, intentarán atrasar las elecciones y preparar un plan que se hará en función de la correlación de fuerzas, de la movilización sobre el terreno. No sabemos aún cómo van a evolucionar las cosas.

KB. El poder está al acecho. Espera, está desestabilizado. Pienso incluso que hay un ala del ejército que apoya al movimiento, gente inteligente y joven. El poder intenta hacer lo posible para mancillar a este movimiento pacífico. La gente quiere ir hasta el final pero de forma pacífica. Ha visto lo ocurrido en la primavera árabe, no quiere que pase como en Siria o en Libia. Las y los argelinos han vivido ya el decenio negro, no quieren revivir esos momentos de violencia.

S. W. ¿Cómo veis la continuidad del movimiento?

IA. Actualmente se están movilizando distintos movimientos. Los sindicatos comienzan a pronunciarse, al igual que otros sectores. La protesta se amplía. Pero lo esencial es saber cómo van a evolucionar las manifestaciones de los viernes. Es posible que evolucionen hacia un ocupación de la presidencia, que se mantenga cada viernes, que pase a dos manifestaciones por semana, etc. Por el momento no se sabe, pues depende también de las reacción del gobierno, que hoy aparenta estar cómodo, ante las mismas. Dice que la población tiene derecho a manifestarse, que va a gestionar las cosas pacífica y calmadamente, pero no se sabe qué contradicciones hay en el interior del sistema dirigente y cómo van a evolucionar.

KB. El poder busca la violencia para legitimar sus intervenciones. La movilización va a desarrollarse cada vez más. La gente toma cada vez más conciencia de lo que está en juego. Ni se plantea dar marcha atrás. Hay que hacer crecer el movimiento.

El 3 de marzo, esperamos a ver qué pasa con la presentación de la candidatura. Esperamos que no habrá presentación de la candidatura de Bouteflika pero, si esto ocurre, nos importa un pimiento, vamos a continuar combatiendo, luchando hasta la satisfacción total de nuestras reivindicaciones. El pueblo argelino está decidido, quiere hacerse cargo de su destino.

S. W. ¿De dónde viene la crisis?

IA. La crisis es el resultado de la política realizada por este gobierno desde hace veinte años, que ha producido una miseria social que se ha traducido en una pérdida vertiginosa de poder de compra para la mayoría de la gente en Argelia, seguida de un bloqueo de todo tipo de libertad y de expresión.

Cuando hay una miseria social así, acompañada del cierre de toda forma de discusión y de debate, se desemboca en una explosión social irrefrenable. Es lo que ocurre hoy y esto ha sido desencadenado por el anuncio de la candidatura de Bouteflika para un quinto mandato. Dicho esto, más allá de la incapacidad de Bouteflika, las y los argelinos no quieren que continúe la política que ha producido este resultado. Por tanto las y los argelinos expresan en el fondo el rechazo a esta política que no ha respondido a sus deseos y necesidades cotidianas.

S. W. ¿La solución para resolver la crisis?

IA. No hay solución al margen de las correlaciones de fuerzas sobre el terreno y de los temas políticos y de cambio de régimen que se van a presentar en el futuro. Hay que responder a la situación social de la gente argelina, a sus necesidades sociales, y a la cuestión de las libertades. Es necesario un sistema abierto que asegure todas las libertades para toda las personas.

2/03/2019

https://npa2009.org/actualite/international/deferlante-populaire-en-algerie

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

Notas:

1/ Un extenso reportaje sobre las movilizaciones del 1 de marzo se puede leer en https://elpais.com/internacional/2019/03/01/actualidad/1551432910_608273.html ndt

2/ Finalmente, el 3 de marzo Bouteflika ha presentado su candidatura. Se puede leer una crónica de la jornada del 3M en https://elpais.com/internacional/2019/03/03/actualidad/1551601043_485644.html?rel=mas ndt.





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons