aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Israel
Netanyahu acusado de debilidad por la extrema derecha
25/11/2018 | Julien Salingue

La radicalización hacia la derecha del campo político israelí sigue desgraciadamente su curso. Último episodio hasta ahora: una minicrisis gubernamental, que ha visto cómo el primer ministro Benjamin Netanyahu era abandonado por uno de sus aliados, el ministro de defensa Avigdor Lieberman 1/.

En el origen del último episodio de la puja hacia la derecha en Israel, la reciente ofensiva aérea en Gaza, que seguía a enfrentamientos entre un comando de las fuerzas especiales israelíes infiltrado (y descubierto) en la pequeña banda costera. Ha habido bombardeos mortíferos, así como destrucciones de edificios de Al-Aqsa TV, cadena controlada por Hamas, mientras que grupos armados palestinos disparaban varios centenares de cohetes en dirección a Israel. Un episodio militar violento pero de corta duración, que se ha saldado con un alto el fuego de facto.

“Un abandono total al terrorismo”

Ha sido la aceptación de este alto el fuego lo que ha llevado al ministro de defensa de extrema derecha Avigdor Lieberman a abandonar el gobierno y a retirar el apoyo de los cinco diputados de su movimiento a la coalición dirigida por Netanyahu. Para Lieberman, este último habría dado pruebas de debilidad y el alto el fuego habría sido un “abandono total al terrorismo”. Igualmente estaba en cuestión la autorización de las transferencias de fondos qatarís y de carburante a la franja de Gaza, que deberían depender en su opinión del compromiso de Hamas a “poner fin a la violencia”. En claro, Lieberman era favorable a un endurecimiento del bloqueo y a operaciones militares de mayor envergadura y ha considerado a partir de ahí las decisiones de Netanyahu como equivalente a “una capitulación”.

Con la salida de Lieberman, Netanyahu solo dispone ya de una muy corta mayoría en el Parlamento israelí, la Knesset: 61 escaños de 120. No hacía falta más para que otros se dedicasen a una puja, aunque sin abandonar el gobierno, como Naftali Bennett, líder de la extrema derecha religiosa pro-colonos, reagrupada en su partido Hogar Judío, y ministro de educación. Decidido a ejercer una presión sobre Netanyahu y a no dejar el monopolio de la radicalidad belicosa a Lieberman, Bennett ha criticado duramente al primer ministro y exigido el puesto de ministro de defensa, antes de dar marcha atrás afirmando haber obtenido garantías de este último, en particular a propósito de la colonización y de las destrucciones de pueblos.

Puja militar-securitaria

Un ambiente general en el que se entremezclan maniobras politiqueras entre dirigentes que, aunque en coalición, no intentan ya ocultar que se detestan recíprocamente, y prosecución de la radicalización hacia la extrema derecha del campo político israelí. Nadie se engaña sobre las acusaciones que se le hacen a Netanyahu de izquierdismo y pacifismo: su política y su trayectoria hablan por sí mismos, y el alto el fuego provisional en Gaza tiene que ver más con el pragmatismo que con algún tipo de voluntad de hacer un gesto en dirección a la gente palestina. Invocando a la sacrosanta seguridad del Estado en un discurso marcial pronunciado el 18 de noviembre y declarando que asumiría él mismo la función de ministro de defensa, Netanyahu ha desactivado provisionalmente la crisis evitando elecciones anticipadas y calificando de “irresponsables” a quienes querrían convocarlas.

Si el gobierno de Netanyahu no ha caído, nada garantiza sin embargo que otras crisis no aparezcan las próximas semanas. En cualquier caso, la carrera electoral está lanzada, y los recientes acontecimientos indican que la derecha extrema y la extrema derecha están determinadas a entregarse a una puja militar-securitaria, invocando una vez más las “amenazas existenciales” que pesarían sobre Israel, desde Irán en Gaza al movimiento internacional de apoyo al pueblo palestino. Perseguido por escándalos de corrupción, Netanyahu está dispuesto a todo para mantenerse en el poder, incluso desencadenar o provocar conflictos militares cuando estime que las circunstancias lo exigen. Una perspectiva inquietante, pero que debe convencernos de seguir sin descanso en los esfuerzos y la movilización para que cese toda forma de apoyo político, económico, diplomático y militar al Estado de Israel, que sigue constituyendo todavía una amenaza existencial para los pueblos de Medio Oriente.

21/11/2018

https://npa2009.org/actualite/international/netanyahou-accuse-de-faiblesse-par-lextreme-droite

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

<1/ Ver una descripción de la crisis en https://elpais.com/internacional/2018/11/18/actualidad/1542567022_285366.html ndt







Agenda
Actos
Madrid. 15 de diciembre de 2018, 13:00h
Concentración ante el Tribunal Supremo (Plaza Villa de Paris)
foro viento sur
Madrid. 19 de diciembre de 2018, 19:00h
Traficantes de Sueños Calle Duque de Alba 13
Actos
Bilbao. 20 de diciembre de 2018, 18:00h
Universidad de Deusto. Sala Garate. Av. de las Universidades, 24









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons