aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Fin de ETA
Persistencia del conflicto nacional vasco en el Estado español
23/08/2018 | Petxo idoiaga

ETA, acrónimo de Euskadi ta Askatasuna(Pais Vasco y Libertad en lengua vasca), la organización autodefinida como “Movimiento Socialista Vasco de Liberación Nacional” que sostenía el objetivo final de un “Estado Socialista Vasco Independiente”, la última organización armada de la izquierda europea, nacida el 31 de julio de 1959, escenificó el pasado 4 de mayo, en la localidad de Kanbo/Cambo-les-Bains (en territorio vasco bajo administración de Francia) la disolución de todas sus estructuras y su desaparición, hecho que había notificado ya en un comunicado previo.

Apoyaron el acto numerosas personalidades internacionales, tales como, el ex-jefe del Gabinete de Tony Blair, Jonathan Powell; el histórico líder del Sinn Féin, Gerry Adams; el ex-primer ministro irlandés, Berthie Ahern; el fundador del Partido de la Revolución Democrática (PDR) de México y tres veces candidato a la presidencia del país americano, Cuauhtémoc Cárdenas; el ex-director gerente del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdessus; el abogado sudafricano y miembro del Grupo Internacional de Contacto (GIC), Brian Currin; el ex-director de Europol y miembro, también, del GIC, Raymond Kendall. Así mismo asistieron delegaciones de partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales vascas. En el acto se aprobó la llamada “Declaración de Arnaga” (http://forosoziala.eus/files/posts/2018/c6dcc2e1d2f6922a5bf6b1ffd9935115declaration-of-arnaga-4th-may-2018engpdf.pdf).

Previamente, en febrero de 2011, con Brian Currin al frente, se constituyó el citado GIC (https://en.wikipedia.org/wiki/International_Contact_Group_(Basque_politics) para favorecer un proceso de paz. El 20 de octubre de 2011, ETA comunicó el final de su actividad armada, tres días después de que así lo solicitara una Conferencia Internacional por la Paz en el País Vasco, (https://en.wikipedia.org/wiki/Donostia-San_Sebasti%C3%A1n_International_Peace_Conference) y el 8 de abril de 2017 desmanteló sus depósitos de armas con datos de localización que fueron verificados por la policía francesa (ver Jonathan Powel en The Financial Times https://www.ft.com/content/d511c5c8-1bb3-11e7-a266-12672483791a recogido en http://vientosur.info/spip.php?article12462).

El primer atentado mortal de ETA se produjo el 2 de agosto de 1968, contra un jefe de la policía franquista en el País Vasco, después de que el 7 de junio del mismo año cayera el primer militante muerto de ETA, en una cadena de enfrentamientos con la policía española en la que, previamente, se produjo la muerte de un policía. Desde entonces hasta ese 20 de octubre de 2011, la actividad armada de la izquierda nacionalista produjo 837 personas muertas y entre 2.600 y 2.635 heridas, a las que deben añadirse unos 4.500 actos de violencia callejera producidos a partir del año 1993 y miles de casos de extorsión económica a empresarios (en ocasiones tras un secuestro de los mismos). Por su parte deben contabilizarse 94 personas muertas y 746 heridas por las fuerzas de seguridad del Estado, además de 73 personas muertas y 426 heridas por fuerzas parapoliciales, a lo que debe añadirse, para el mismo periodo, la denuncia, fehacientemente documentada, de 4.113 casos de torturas en comisarías de la policía que, como todos los expertos reconocen, son sólo una pequeña parte de las miles y miles que se produjeron.

Que el ciclo de ETA haya finalizado es, pues, un hecho muy relevante en la historia del movimiento nacionalista vasco. Pero las reivindicaciones nacionalistas vascas tienen un pasado muy anterior y un largo futuro. El ciclo de ETA debe interpretarse, pues, en ese contexto histórico.

Este artículo es una ampliación del publicado los días pasados por la revista norteamericana de izquierda anticapitalista JACOBIN (https://jacobinmag.com/2018/08/basque-eta-spain).

Además de lo contenido ya en esta Introducción, el artículo realiza un seguimiento importante de la historia de ETA y del propio conflicto nacional vasco en los siguientes apartados:

1. Radiografía social del País Vasco

2. La representatividad del independentismo y del anti-independentismo

3. El País Vasco y España: una historia de relaciones y confrontaciones

4. ETA bajo el franquismo.

5. ETA, izquierda nacionalista y movimientos sociales en la Transición

6. La involución militarista (con ETA) de la izquierda nacionalista

7. La desmovilización de la actividad armada y los problemas pendientes

8. Epílogo

Artículo completo:

PDF - 374.1 KB




Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons