aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Tarifa
Una ola de solidaridad acoge a las personas migrantes
02/07/2018 | Marga Carrasco

El fin de semana del 23 y 24 de junio, fueron rescatadas 830 personas a bordo de 38 pateras en el Estrecho de Gibraltar, según datos de eldiario.es. Una vez llevadas a Tarifa por Salvamento Marítimo, fueron acogidas por Cruz Roja y por las fuerzas de seguridad en el puerto, siendo posteriormente trasladadas a un polideportivo de la ciudad, donde pasan varios días antes de ser trasladados a otros centros. Las personas solicitantes de asilo, que según una voluntaria han sido unas 50 hasta ahora, han sido trasladadas a Algeciras y de ahí a otras localidades. Es la Policía nacional la que decide el orden de las salidas hacia otros destinos, para proceder a su identificación, en tanto que la Guardia Civil custodia las instalaciones en las que se encuentran. En un principio, se proporcionaban colchonetas, pero tras las continuas llegadas hay muchas personas que se vieron obligadas a dormir en el suelo. En el polideportivo llegaron a concentrarse 600 personas el jueves 29. Las duchas también eran insuficientes para todas, teniendo prioridad las criaturas, las mujeres embarazadas y las personas enfermas. Las condiciones de salubridad se están deteriorando y las colas para ir la cuarto de baño son interminables. La alimentación consiste en un kit proporcionado por el ministerio del Interior, que hace las veces de las tres comidas principales y que se distribuye tres veces al día; está compuesto por 4 galletas, 2 palmeritas de hojaldre, 1 zumo/batido, 1 yogur, 1 paquetito de frutos secos con miel y 2 terrinas pequeñas de mermelada. Las criaturas, las mujeres embarazadas y las personas diabéticas reciben una alimentación especial.

Hasta las inmediaciones del polideportivo se acercan familias para buscar a sus parientes, de los que sospechan que podrían encontrarse entre los recién llegados al improvisado lugar de acogida; sin embargo, no se les permite la entrada y las fuerzas de seguridad les envían a la comisaría de Algeciras, donde pueden recibir información sobre sus familiares, en caso de que estos efectivamente se encuentren allí. Nadie sabe cuánto tiempo permanece cada persona en ese lugar: algunas dos días, otras cinco. Es la policía la que decide y da las órdenes de los traslados. Aunque la mayoría de los migrantes proceden de África subsahariana, últimamente están llegando más grupos de magrebíes, comentan los voluntarios.

Es flagrante –una vez más- la falta de medios institucionales para atender a esta situación, que ha hecho emerger una enorme ola de solidaridad de la población tarifeña que palía, como puede, esta carencia institucional. La Concejalía de Asuntos sociales y la de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Tarifa –gobernado por una coalición entre el PSOE, GANAR TARIFA-IU y Grupo Andalucista- han puesto en marcha un dispositivo de urgencia que funciona como un sistema acogida ejemplar gracias a la colaboración de la población. Se inició el sábado 23 de junio cuando dichas Concejalías hicieron un llamamiento a la población. El número de voluntarias y voluntarios ha ido en aumento hasta casi alcanzar 100 personas, que participan en labores de reparto de comida y medicamentos, consultas médicas, traducción, recogida y distribución de ropa y productos de higiene. En el grupo de chat que se ha formado ad hoc, Voluntarios Tarifa, se ofrecen decenas de personas para todo lo que se necesite; se publican los turnos de reparto de comida y traducción elaborados por la coordinadora según las disponibilidades de cada una; se piden medicamentos, toallas, pañales, potitos, un microondas para calentarlos, zapatos para las criaturas, pantalones para las embarazadas; se informa de las condiciones del trabajo de los voluntarios, se realizan indicaciones, se transmiten las informaciones, se pide seguir las instrucciones de la Guardia civil al pie de la letra, “para no entorpecer su trabajo”; se pasan consignas para ordenar el espacio; se comenta la situación de cada caso particular que requiere una atención y un cuidado especial, y así, hasta completar toda una serie de tareas que son fundamentales para la vida y que están construyendo un espacio autogestionado que se ha convertido en imprescindible para atender una situación que se sigue revelando como insostenible y que muestra una vez más que la recepción del Aquarius por parte del gobierno de Sánchez es apenas una operación mediática que no está apoyada en ningún cambio de política, como muestra su actitud estos días en el Consejo de Europa.

La buena noticia es que se adhieren constantemente nuevas voluntarias y voluntarios para trabajar y mejorar la terrible situación de Tarifa. Están desbordadas pero felices de poder hacer algo y la movilización es constante. Hay que destacar la labor de dos asociaciones que aportan el material que van demandando los voluntarios, Tarifeños Solidarios y Madre Coraje.

Este jueves 28, las autoridades empezaron a desalojar el pabellón, primero las madres y sus hijas e hijos; algunas se habían podido reunir con sus familias, después el resto de las mujeres. Más tarde, llegaron noticias de que sólo quedaban 150 personas, la mayoría magrebíes y menores. En la mañana del viernes 29, aunque se preveía la llegada de más embarcaciones, se anunció que el polideportivo sería totalmente desalojado. La policía estaba haciendo las últimas comprobaciones para el traslado de los que todavía quedaban allí.

El dispositivo de voluntariado se mantiene en previsión de lo que pueda ocurrir en los próximos días y se dispone a limpiar el lugar una vez se quede vacío para que, en caso necesario, esté dispuesto a acoger a los que puedan llegar en un futuro seguramente muy próximo.

Es emocionante ver la reacción de solidaridad de este pueblo de poco más de 18.000 habitantes, que vive desde los años 90 la llegada de migrantes procedentes del norte de África y que se vuelca en acogerlos de la mejor forma que puede. Pero sobre todo, esta solidaridad organizada muestra la miseria y el cinismo de las políticas gubernamentales de acogida, que abandonan a su suerte a las personas migrantes, que habrán de conformarse simbólicamente con un kit de comida más amarga que dulce.

2/07/2018

Marga Carrasco, activista







Agenda
foro viento sur
Madrid. 19 de septiembre de 2018, 19:00h
Madrid. Miércoles, 19 de septiembre de 2018. 19h Nicaragua: una revolución frustrada -Amanda Andrades, Adolfo Rodriguez, Luis Suarez, Maureen Zelaya Paredes, Fidel Ernesto Narváez
Traficantes de Sueños Calle Duque de Alba 13
Actos
Bilbao. 3 de octubre de 2018, 19:00h
Arrupe Etxea. C/ Padre Lojandio, 2
Actos
Madrid. 4 de octubre de 2018, 09:00h
Madrid. 4-6 octubre 2018. Pensar con Marx hoy -Organiza: Fundación de Investigaciones Marxistas
Universidad Complutense Madrid











Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons