aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Historia de la LCR
En abierto el capítulo 11: El feminismo en el proyecto político de la LCR
16/06/2018 | Justa Montero

En los últimos años de la Dictadura un incipiente movimiento feminista irrumpió en la escena política en el Estado español. Radical, desafiante y creativo, supuso un auténtico revulsivo para la sociedad y también para una izquierda recién salida de la clandestinidad que tendría que responder a los desafíos políticos y teóricos que planteaba el feminismo.

En este contexto, algunas mujeres militantes de la LCR inician en 1973 un recorrido largo, fructífero y no exento de dificultades para que el feminismo fuera nuclear en la política, estrategia y teoría de la Liga.

Este capítulo del libro Historia de la LCR (1970-1991) se inicia con un análisis sobre la situación de las mujeres heredada del franquismo para, a continuación, adentrarse en algunas de las campañas y de las luchas más destacadas que realiza el movimiento feminista en el periodo de 1973 a 1991. Recoge, brevemente, las ideas y propuestas que se impulsan.

En primer lugar, se explican las campañas en defensa del derecho al trabajo asalariado y contra todas las discriminaciones que sufren las mujeres (considerada una de las facetas fundamentales de la lucha de las mujeres por su liberación); se analizan las resistencias de un sindicalismo que hablaba de responsabilidades familiares y de la primacía del cabeza de familia en el empleo y las prestaciones por desempleo; y se da cuenta de un sindicalismo feminista que se inicia en los grupos de mujeres de empresas y se articula con las Secretarías de la mujer de los sindicatos, en concreto de CCOO.

Más adelante se mencionan las luchas en defensa de la libertad sexual de las mujeres y de su derecho, negado, al placer sexual, y el consiguiente enfrentamiento a instituciones y a arraigadas normas sociales; se crítica el modelo heteronormativo, siguiendo el recorrido de las comisiones de feministas lesbianas. Como parte de la crítica al mismo modelo sexual se analiza la violencia sexual y, más concretamente las campañas contra las violaciones, los cambios legislativos que logra el movimiento feminista, y la denuncia del carácter funcional de la violencia machista para el sistema como mecanismo de control y sometimiento de los hombres a las mujeres.

También tienen su espacio las campañas en defensa del derecho al aborto libre y gratuito de la mano de la defensa de “las 11 mujeres de Bilbao” y de la legalización del aborto, así como la consiguiente crítica a los proyectos de despenalización parcial del PSOE, de la mano de las comisiones pro-derecho al aborto.

Y por último se recoge la expresión del pacifismo y antimilitarismo feminista: desde el apoyo a las mujeres del campamento inglés de Greenham Common a la campaña contra la entrada en la OTAN, el rechazo a la incorporación de las mujeres al ejército y a la militarización de la sociedad.

Este recorrido se hace desde la perspectiva de las ideas y propuestas que apoya la LCR, expresadas en la página sobre feminismo del periódico Combate, donde también se recogen la toma de posición y actividad propia de la LCR sobre estos temas, teniendo en cuenta que el impulso del movimiento feminista constituye un elemento central en la definición de la estrategia y política de la LCR.

En la historia del movimiento feminista del Estado español, las Jornadas organizadas por la Coordinadora estatal de organizaciones feministas (Granada, 1979), se recordarán por reunir por primera vez a nivel estatal a 3.000 activistas, por los apasionados debates y la extraordinaria vitalidad del feminismo, y también por ser donde estalló la polémica sobre la doble militancia. Un debate que tocaba de lleno a las feministas de la LCR, obviamente doble militantes. En el capítulo se explica la posición de la Liga al respecto y su clara apuesta por un movimiento autónomo de partidos y sindicatos. Y a diferencia de otras corrientes, también la defensa de su independencia respecto del Estado y sus instituciones, lo que le llevaría a adoptar una postura crítica con los procesos de institucionalización de sectores del feminismo, muy particularmente a partir de 1983 con el gobierno socialista, y la creación del Instituto de la Mujer a nivel estatal.

Junto a la autonomía, hay otras dos características del feminismo por las que se apuesta: la unidad y la pluralidad.

En el terreno de la teoría, un aspecto de gran relevancia en un movimiento que tiene que fundamentar y legitimar sus propuestas frente a una izquierda muy anclada en las posiciones del marxismo clásico, el feminismo de la LCR se sitúa en un horizonte de transformación radical de la sociedad y de construcción del socialismo. Por tanto, sitúa las reivindicaciones en una lógica de enfrentamiento a las causas estructurales de la opresión, apuntando al sistema capitalista y, con ello, a todas las estructuras que lo sustentan. En este sentido la crítica a la familia patriarcal ocupa un lugar destacado, como institución que estructura las relaciones sociales y estabiliza el sistema capitalista y patriarcal, al integrar los dos pilares básicos para la economía y el funcionamiento social: el de la producción y el de la reproducción.

Sus presupuestos teóricos se basaban en el rechazo a cualquier determinismo biológico; el carácter universal de la opresión de las mujeres, considerando la clase como determinante en la forma en que se expresa dicha opresión; y la división sexual del trabajo como concepto articulador, que explica las características que adquiere la opresión de las mujeres en el capitalismo.

Este capítulo da cuenta también de la evolución en la orientación feminista de la LCR, los cambios experimentados a lo largo de los años, la revisión crítica de algunos aspectos de la teoría marxista, el análisis sobre la familia y los debates sobre el sujeto revolucionario.

Se puede concluir que el motor de la evolución de la LCR para que se hiciera efectivo su compromiso con la causa de la emancipación de las mujeres y tratar de ser un partido consecuentemente revolucionario y antipatriarcal, fue la movilización y organización específica de las mujeres dentro de la propia organización, que se fue ajustando y ampliando a lo largo del tiempo, y que constituyó una importante experiencia en el ámbito de la izquierda.

16/06/2018

Leer el capítulo 11







Agenda
Actos
Madrid. 15 de diciembre de 2018, 13:00h
Concentración ante el Tribunal Supremo (Plaza Villa de Paris)
foro viento sur
Madrid. 19 de diciembre de 2018, 19:00h
Traficantes de Sueños Calle Duque de Alba 13
Actos
Bilbao. 20 de diciembre de 2018, 18:00h
Universidad de Deusto. Sala Garate. Av. de las Universidades, 24









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons