aA+
aA-
Grabar en formato PDF
elcritic.cat  
Los 18 artículos más polémicos del nuevo presidente de Catalunya
¿Qué piensa Quim Torra?
17/05/2018 | Marc Fuente y Roger Palà

Artículo original en catalán

Quim Torra (Blanes, 1962) ha sido elegido nuevo presidente de la Generalitat [el pasado 14 de mayo; ndt] gracias a los votos de los diputados de Junts per Catalunya y de ERC y la abstención de la CUP. Ubicado en el ala más conservadora del soberanismo, Torra ha destacado a lo largo de su trayectoria por el hecho de publicar decenas de artículos donde expone sin complejos su ideario. Crític rescata en este reportaje 18 de sus textos más polémicos, donde carga duramente contra el 15-M y las izquierdas, hace alabanzas a los hermanos Badia, a Heribert Barrera y Jordi Pujol, y reivindica que hace falta "un nuevo Prats de Molló", en referencia al complot armado impulsado por Francesc Macià en los años veinte.

Licenciado en derecho por la Universidad Autónoma, durante dos décadas trabajó en Winterthur Seguros –con una estancia final de dos años en la sede central de la multinacional, ubicada en Suiza– hasta que la adquisición de la multinacional helvética por parte de la francesa Axa provocó, en 2007, su salida.

Su regreso a Catalunya marcará el inicio de una frenética actividad que progresivamente le acercará a las altas esferas del independentismo. En 2008 fundará la editorial A Contra Vent , a través de la cual recuperará varios referentes del periodismo catalán de los años treinta. Políticamente vinculado a El Matí, antigua corriente soberanista de la desaparecida Unió Democràtica, Torra pasará también por Reagrupament , la escisión de ERC contraria a los pactos con el PSC e ICV-EUiA impulsada por el ex consejero de Gobernación Joan Carretero.

Es durante esa etapa cuando Torra empieza a convertirse en articulista habitual de diversos medios. Paralelamente, su nombre aparece vinculado a numerosas entidades soberanistas: entre 2010 y 2011 presidió Soberania y Justícia, que había fundado el ex consejero de Justicia y dirigente de Unió Agustí Bassols; fue miembro del consejo permanente de la ANC y presidió Omnium Cultural durante seis meses de 2015, entre los mandatos de Muriel Casals y de Jordi Cuixart. Durante su interinato estalló la polémica a raíz de sus tuits generalizadores sobre "los españoles" , unos mensajes por los que se ha disculpado después de su designación.

Sin ser un hombre de partido en el sentido clásico, Torra ha encadenado cargos públicos los últimos años, siempre al calor de la antigua Convergencia y sus refundaciones. La historia podría haber sido diferente si en 2011 hubiera sido el cabeza de lista de ERC por Girona en las elecciones al Congreso, tal como pretendía Oriol Junqueras, ya entonces líder de la formación. Una candidatura que finalmente no se concretó. Aquel 2011, Torra dio el salto a la Administración. El alcalde de Barcelona, el convergente Xavier Trias, lo fichó como director de Foment de Ciutat Vella. El 2012 será designado director del Born Centre Cultural, un cargo que dejó con la llegada de Barcelona en Comú al gobierno municipal. Durante la presidencia de Puigdemont pasaría a trabajar por primera vez en la Generalitat, como director del Centre d’Estudis de Temes Contemporanis.

Según su declaración de bienes en el Parlament , es copropietario al 50% de dos viviendas compradas en 1990 y 2015 y, además, el año pasado recibió en herencia otras tres casas y una finca rústica. Además, dispone de 165.000 euros en cuentas corrientes y depósitos bancarios y tiene 90.000 en planes de pensiones y asimilados.

Más allá de los ya famosos tuits claramente insultantes sobre "los españoles" que publicó hace varios años, ¿qué piensa Quim Torra? Este es un resumen de su ideario a partir de la lectura de decenas de los artículos que ha publicado en los últimos años en diversos medios.

"Furia" contra los indignados

Quim Torra es una persona de orden, conservadora –como él mismo se ha definido– que no veía con especiales buenos ojos el movimiento de los indignados que a partir del 15 de mayo de 2011 se movilizó en la plaza de Catalunya. Torra aprovechó la polémica generada por la acción de rodear el Parlament, ejecutada el 15 de junio de ese año, para cargar fuerte contra los indignados. Lo explica en el artículo "Un dia de fúria i vergonya" , donde recoge algunos de los tuits que escribió durante la jornada (y que hoy no pueden localizarse porque fueron hechos con su primera cuenta, que después cerró).

"Vergüenza, indignados, vergüenza". Este es el primer tuit de la jornada. "Mientras vuelvo al PC, leo una noticia, que no me tomo en serio: el presidente Mas y la presidenta De Gispert llegan en helicóptero al Parlament. No, no puede ser que, en mi país, su presidente llegue al Parlament en helicóptero". Y en un nuevo tuit: "Lo de esta mañana es intolerable". En el texto, llega a comparar la situación con el 23-F: "No acabo de remover el azúcar, la red va llena de ello y lo confirma: el presidente ha tenido que volar en helicóptero. Inmediatamente me viene la idea de Tejero y el tricornio. La grande, la inmensa vergüenza democrática que pasamos todos los que vivimos el 23F. [...] Aquella imagen ha permanecido siempre en mi recuerdo como el punto culminante de la infamia, de la intolerancia y del golpismo mesetario. Ahora, junto al tricornio, debo poner un helicóptero. He vuelto a sentir la misma náusea, el mismo sudor frío, la sensación de revivir una pesadilla". "Tecleo en twitter: ’Este grupo de estúpidos de los indignados nos lleva directamente al quinto mundo’".

Reivindicación de los almogávares: "Atenas fue nuestra"

El presidente de la Generalitat es un apasionado de la historia catalana, sobre todo de aquellos episodios que contribuyen a construir ciertos mitos nacionales. Obviamente, uno de los casos más evidentes es el 11 de septiembre de 1714. De hecho, cuando empezó a dirigir el Born Centre Cultural manifestó que ese espacio era la "zona cero del independentismo". "Este camino hacia la independencia, que es imparable y que a mí me ha situado en un estado de gran ilusión, no arranca del fracaso del pacto fiscal o de los esfuerzos frustrados de entendernos con España de los últimos treinta años. Arranca aquí, de la ciudad destruida ese día 11 de septiembre de hace trescientos años y los posteriores. Esta es nuestra zona cero", afirmó en una entrevista a El Punt Avui.

Pero Torra también se ha fijado en otros episodios, como la expedición de los almogávares en Grecia, desarrollada en el siglo XIV. En un artículo de 2011 en el Ara, reproducido en El Matí, lamentaba que no se hiciera una conmemoración oficial del 700 aniversario de esta expedición –bastante sangrienta, por cierto–. "No parece osado aventurar que los ingleses, si esta odisea hubiera sido parte de su historia, probablemente a estas alturas habrían realizado ya unas 54 películas, 256 documentales y varias series de la BBC. La aventura de los catalanes en Grecia lo tiene todo: pasión, muerte, destrucción, venganza, política, arte, violaciones, asesinatos, traiciones, belleza, épica, odio, sangre, conquistas. Y sexo. Un auténtico hit digno de prime time".

Torra también afirmaba que esta cuestión debía abordarse más en las escuelas: "Una oportunidad excepcional de explicar a nuestros niños y niñas una parte de su historia, tal vez la única que se basa en victorias y aventuras legendarias y que deberían servir para construir un imaginario colectivo nacional. Sin mitos, ¿qué somos?". En esta línea, Torra apuntaba que "tan acostumbrados a las derrotas y a los fracasos, por una vez tenemos gloria y triunfos para ofrecer, enseñar que nombres como Llúria, Rocafort o Entença son algo más que unas calles del Eixample e intentar explicar que estas cuatro provincias habían sido un imperio. Y que no nos salgan los buenos progresistas de turno a recriminarnos una conquista que fue fiel a lo que se puede esperar de una conquista –y de una venganza. Pues bien, como me comentaba Francesc Puigpelat hace algunas semanas: ’Ya verás como aquí pasa de largo el séptimo centenario de la conquista de Atenas’. Tenía toda la razón, por lo visto hasta ahora".

"Hace falta un nuevo Prats de Molló"

En otro de sus artículos, Torra retrocede a los años veinte para reivindicar el complot de Prats de Molló, el fracasado intento de invasión guerrillera de Catalunya que lideró Francesc Macià. Torra reivindica que esta acción, aunque no tuvo éxito, "resucitó el interés por ser catalán". "No sólo situó Catalunya en el mundo, sino que de alguna manera, en aquella epopeya, como diría Humbert Torres, ’Macià humanizó el catalanismo’. [...] En un país que se había entregado a la dictadura de Primo, Macià revolucionaba el catalanismo, lo ponía a la altura del pueblo, lo hacía profundamente humano, lo arrancaba de las instituciones, de los fomentos y de los institutos y lo impregnaba de vida, de acción y de una ética irrenunciable. Llamadlo dignidad. ¿Cómo podía el catalanismo atraer a nadie, si era una doctrina que se plegaba a un dictador? Macià, en Prats de Molló, resucitó el interés por ser catalán".

En el mismo texto, afirma: "Hace falta un nuevo Prats de Molló. Es natural que el espectáculo de tacticismo provinciano autonomista de estos últimos años haya podido desanimarnos, pero alegrémonos. Hemos tenido la suerte de constatar que ya no nos vale ningún Estatuto del mundo. No todas las generaciones de catalanes han podido verlo, aprovechémoslo. Es un paso importante que nos sitúa en otra dimensión, para siempre. Nos habíamos equivocado. Habíamos olvidado a Prats de Molló. Pero el espíritu de Macià ha vuelto. Y una nueva ilusión avanza. Ahora, como antes, la independencia ha resucitado el interés por ser catalán".

En sus textos también son habituales los elogios a Macià, en contraste con su visión de Companys. De hecho, en un artículo de 2011 escribe esto : "Esquerra tiene la gente y la militancia para hacer un cambio de rumbo, y que el timón de la nave lo cojan patriotas que generen consenso, optimismo y credibilidad. Hombres nuevos que beban en los viejos hombres de la República. Ya no hay escapatoria: o Macià o Companys. Y, si ERC elige Companys, las últimas derrotas electorales serán vistas como unos éxitos indescriptibles frente a los resultados que le esperan".

Homenajes a los hermanos Badia y ataques a los ’failangistes’

Torra es un apasionado de los años treinta y se ha encargado de recuperar una parte de la memoria de los periodistas catalanes de aquella época, especialmente la de Eugeni Xammar. Pero también ha protagonizado algunas polémicas, que ahora cobran más fuerza, al homenajear algunos de los personajes más cuestionados del independentismo catalán del momento, como los hermanos Badia 1/. Paralelamente, Torra también es un crítico implacable del anarcosindicalismo. Directamente llega a hablar de "failangistes" para referirse a los militantes de la CNT-FAI.

Torra no sólo ha participado en varias ocasiones en el acto de homenaje a los hermanos Badia, que suele reunir exponentes de la poco significativa ultraderecha independentista, sino que también les dedicó un artículo en 2011 , donde escribió: "Es necesario que les agradezcamos su lucha, porque ahora sabemos que era la nuestra". En el texto habla de los actos de homenaje y añade que "el objetivo de todos estos actos es conseguir una calle o una plaza para los hermanos Badia. Así estamos, todavía, en 2011, teniendo que pedir que la patria se acuerde de sus mejores hombres".

Alabanzas a Heribert Barrera

Torra participó en actos con el expresidente del Parlamento y antiguo líder de ERC Heribert Barrera, que murió en 2011. Cuando ha escrito, siempre ha sido en términos elogiosos, entre otras cuestiones por su entendimiento con Pujol en 1980, que permitió a CiU encabezar el primer Govern de la Generalitat restaurada. Ahora bien, en los últimos años de su vida Barrera profirió varios comentarios claramente xenófobos –abogando por una progresiva expulsión de migrantes– y se alejó de ERC para acercarse a un independentismo más identitario.

Sin embargo, el escrito de homenaje que le hizo Torra en 2011 obvia todo esto y sólo recoge alabanzas. "En los tiempos de la patria errante, cuando el exilio y la resistencia interior nos salvaron algo más importante que la vida, la dignidad como pueblo, Barrera destacó siempre por una tenacidad de hierro, por una fidelidad insobornable a la democracia y a la libertad. Para mi generación, que raya los 50 años, Barrera ha estado siempre presente, como un viejo baluarte que resistía el tiempo y te protegía de la desgracia, una roca de convicciones inamovibles donde recuperar la confianza, un refugio donde encontrar consuelo en la hora de las decepciones y las renuncias. ¿Qué será de nosotros, sin su determinación, sin su convencimiento, sin su esperanza?".

Críticas generalizadoras a España y a "los españoles"

Más allá de los famosos tuits, tan comentados en la primera sesión del debate de investidura que se hizo el sábado [12 de mayo; ndt] en el Parlament, Torra también ha escrito bastante textos con críticas genéricas muy duras a España, sin muchos matices. En julio del 2012, aseguraba que "España es hoy un monstruoso acopio de ineficiencia y corrupción. Un inmenso agujero negro o, en un lenguaje más popular, un gigantesco pozo sin fondo". Dos años antes, en un texto titulado “Día de la raza, pero qué raza?", escribía esto otro: "España, esencialmente, ha sido un país exportador de miseria, material y espiritualmente hablando. Todo lo que ha sido tocado por los españoles se ha convertido en fuente de discriminaciones raciales, diferencias sociales y subdesarrollo. La ’Madre Patria’ ha acabado devorando siempre a sus hijos y les ha dejado la peor de las herencias: una identidad contrahecha, una memoria extirpada, la suburbialización mental".

Torra también es un claro exponente de la opinión, muy extendida entre una parte significativa del independentismo, de que en España no hay reforma posible para facilitar el encaje de los catalanes. Lo repite en numerosos artículos. "La auténtica revolución de estos últimos años en el mundo de la política catalana no ha sido ni el tripartito ni los sucesivos intentos de refundación del catalanismo federal –todos ellos condenados al fracaso eterno en España–; el hecho esencial ha sido que el independentismo se haya puesto corbata", escribía en 2012. Dos años antes, apuntaba "cuando todavía algunos se empeñan en soñar que España puede llegar a ser algún día una ’nación de naciones’, que es algo absolutamente imposible de entender para la mentalidad castellana, el uso de la idea ’patria’ ayuda a simplificar las cosas".

Torra es, de hecho, un firme defensor del término patria: "Durante mucho tiempo, durante demasiado tiempo, nos han querido hacer aborrecer y esconder hasta la palabra ’patria’ , como un fruto inalcanzable, venenoso, prohibido. Unos, porque les sonaba a burguesa y reaccionaria; otros, porque su patria tiene vocación imperial y quiere acabar con la nuestra. Casi lo consiguen".

Ni derechas ni izquierdas: "España o Catalunya, provincia o Estado"

El paso por Reagrupament, la escisión derechista de ERC que nació contra los pactos de los republicanos con PSC e ICV, es uno de los elementos clave para entender el pensamiento de Torra. Una de las claves de Reagrupament es, a su juicio, la superación del debate ideológico, como escribía en este artículo en 2009 titulado, precisamente, "¿Per què sóc d’El Matí y de Reagrupament": "En mi opinión, el atractivo de Reagrupament como opción electoral es precisamente este, la inversión de la discusión política en nuestro país. Ya no se trata de ’catalanismo de derechas’ o ’catalanismo de izquierdas’ (si alguien en Catalunya sabe qué significan exactamente estas cosas), ni de ’liberalismo’ o ’socialdemocracia’, ni siquiera ’democracia cristiana’ o ’socialismo’, hoy la batalla es ’unionismo’ o ’independentismo’, España o Catalunya, provincia o Estado".

En el mismo texto, escrito durante el tripartito presidido por José Montilla, Torra afirma que "la patria vive un momento de urgencia nacional". "Cuando se corre el riesgo de que la nación se deshaga como un azucarillo en un vaso de leche, cuando están sonando todas las alarmas de nuestra supervivencia como pueblo, la discusión ideológica no puede ser en ningún caso el eje que nos separe, por encima de ella está el destino de Catalunya. Mis adversarios políticos son todos aquellos que no quieren la soberanía plena de nuestro país, es decir, que ondee la bandera catalana, bien erguida, bien alta, bien sola en la Capitanía Militar".

"Respeto" por Jordi Pujol tras su confesión

Julio de 2014. En plena tormenta política y mediática tras la confesión de Jordi Pujol sobre las cuentas de su familia en Andorra, Quim Torra escribe lo siguiente, en un artículo elogioso con Artur Mas: "Se nota actualmente la misma audacia y liderazgo en Artur Mas, haciendo honor al compromiso que tiene contraído con el pueblo y con el resto de grupos políticos que apoyan que Catalunya pueda votar (parece mentira, pero en pleno siglo XXI haya grupos políticos que no quieren que su país vote y decida su futuro). Y era más necesario que nunca, después de las turbulencias del asunto del expresidente Pujol y su familia, a quien quiero expresar mi respeto por todo lo que nuestro país le debe –sí, le debe".

Torra citaba a Arcadi Oliveres para validar su tesis. "Ayer Oliveres constataba que ’lo tengo por una persona respetable, con muchos errores, y este es uno, y grave. Pero uno en la vida no puede mirar un solo hecho, y toda la trayectoria política de Pujol ha sido de estimación por Catalunya’. Uno de los juicios más justos que hemos podido escuchar en unos días turbios y airados". En septiembre del 2011, tres años antes del escándalo, había publicado un artículo en el que alababa el expresidente, apuntando que debería liderar el movimiento independentista: "Tener o no tener al presidente Pujol a un lado u otro de la balanza pesa. ¿No sería irresistible el movimiento independentista si él se sumara plenamente, liderándolo?".

Aversión a los tripartitos y elogios a Artur Mas

Los dos gobiernos tripartitos fueron atacados constantemente por la antigua CiU y su entorno mediático. Torra siempre ha sido también muy crítico, ya que para él el único pacto con sentido era el de CDC con ERC. En este sentido, para él los republicanos actúan correctamente y se "enderezan" cuando se acercan a Convergencia. En 2011 escribía esto en El Singular Digital: "Hemos vivido juntos estos últimos días un aquelarre colectivo pasando cuentas con la funesta actuación de ERC en los últimos años. Y debemos reconocer que algo se mueve, se han producido dimisiones, el señor Carod se ha retirado, y Oriol Junqueras se afianza como el hombre clave en un momento decisivo. También hay algún indicio de contactos y negociaciones ERC/CiU. Hay, pues, esperanzas de que las cosas se puedan enderezar. Esquerra tiene la gente y la militancia para hacer un cambio de rumbo, y que el timón de la nave lo cojan patriotas que generen consenso, optimismo, credibilidad y futuro". Tres años después insistiría en la idea de que "fuera del acuerdo nacional no hay vida. Y lo afirmo tras haber combatido los pactos de CiU con el PP, y los de ERC con el PSC del tripartito. La unidad de los catalanes que quieren la independencia es la clave de este proceso".

Los ataques al tripartito contrastan con varios artículos bastante más complacientes con la figura de Artur Mas. Esto escribió en julio de 2014 en El Singular Digital, en un artículo titulado "El presidente de la República Catalana”: "Ayer, en Madrid, el presidente Mas ejerció, de facto, de presidente de la República Catalana. Hace pocas semanas, y perdonen la autocita, escribí en este digital: ’La épica de Mas sorprende por su sencillez. Se ha hecho fuerte, el presidente, abrazado a la causa de la democracia. Y esta fortaleza lo sitúa hoy muy por encima de la mayoría de los políticos catalanes. El presidente prácticamente ya ha dejado de ser el presidente de CiU para convertirse de verdad en el presidente de Catalunya [...]”. Ayer, el presidente Mas borró el ’prácticamente’. Estamos ante el presidente de Catalunya, que nos representa a todos. El hecho es vital ante los retos que nos esperan".

No es el único artículo en el que ha dedicado grandes alabanzas al expresidente de la Generalitat. También lo hizo en noviembre del 2012, en este caso acompañándolo de alabanzas a Oriol Junqueras, presidente de una ERC que, ahora sí, como quería Torra, apostaba por el pacto en clave nacional. Confiesa, sin embargo, que deseaba una mayoría absoluta para CiU que no llegó en los comicios de algunos días antes: "Los Dioses –y yo diría también que Santa Eulalia– han querido que el éxito del momento fundacional que estamos viviendo recaiga, en buena parte, en dos personas: el presidente Mas y Oriol Junqueras, líderes del primer y segundo partido de Catalunya, ambos con el mismo objetivo: el Estado propio. Superado el estado de choque del resultado –porque pensaba que éramos más, porque deseaba que el hombre que ha provocado el mayor desafío en España desde Francesc Macià tuviera la mayoría excepcional que reclamaba–, es imperdonable que los árboles no nos dejen ver el bosque. Hay una espléndida mayoría soberanista".

La pobreza en la Barcelona de 2011: rumanos, negros y mendigos

Uno de los reproches por parte de la oposición al discurso de investidura de Torra es la falta de contenido social. ¿Cuál es el ideario del nuevo presidente en este ámbito? Torra no ha escrito muchos artículos que no hablaran sobre el proceso y la independencia, pero en plena movilización del 15-M, y justo después de la victoria de CiU en las elecciones municipales de 2011 que llevarían a Xavier Trias a la alcaldía, escribió un texto sobre la pobreza en la ciudad de Barcelona. Como conclusión, reclama que la lucha contra la pobreza sea la "primera prioridad" del nuevo gobierno municipal.

El artículo es un retrato costumbrista sobre la Barcelona de 2011. "Suelo coger el metro cada día, es mi medio de transporte habitual, pero nunca había visto lo que he visto estas últimas semanas. Estoy acostumbrado a que cada vez que accedo al metro alguien se cuele; que, en el trayecto, algún turista sea robado, mientras suena en el vagón el acordeón de algún gitano rumano; que en las estaciones, encuentres todo tipo de músicos, mendigos minusválidos o parados que piden una limosna para salir adelante. He llegado casi a identificar este espectáculo del cuarto mundo como parte consustancial del paisaje urbano de Barcelona, de la Barcelona real que se mueve en metro".

El retrato de Torra sobre la Barcelona de los últimos días del alcalde Jordi Hereu [predecesor de Xavier Trias; ndt] no es nada complaciente: "Los mendigos han aumentado y por la noche ocupan el redondel, que se inunda también de drogadictos y gente sin techo, en medio de pilas de basura, cartones , jirones de ropa y algún perro. De día, decenas de negros con unos fardos inmensos llenos de bolsos, cinturones y DVDs acampan en el subsuelo de la plaza, escondiéndose de la policía o esperando una oportunidad para desplegar su mercancía. Son jóvenes, delgados, de un color muy oscuro y unos ojos asustados, carcomidos de miseria, unos ojos sin esperanza. Es una tragedia. La acampada del subsuelo de la plaza de Catalunya no aspira al lujo de una democracia real, tan sólo la mueve la supervivencia de un día más".

Navajazos suizos: un relato alejado del neoliberalismo

A diferencia de otros perfiles de Junts per Catalunya, no se puede decir que Torra sea un defensor del neoliberalismo. Vinculado tradicionalmente a la democracia cristiana, aunque bien relacionado con determinadas corrientes liberales del independentismo, Torra se muestra muy crítico con el capitalismo más salvaje protagonizado por las grandes multinacionales en el libro Ganivetades suïsses . La obra fue editada por Jaume Ciurana en Símbol Editors. Años después, Ciurana, ya como concejal de Ciutat Vella del Ayuntamiento de Barcelona, ficharía a Torra como gerente de Foment de Ciutat Vella, precisamente el primer cargo público de Torra.

Entre otras cuestiones, el libro critica la competencia desmedida, la visión a corto plazo para maximizar los beneficios, el absurdo de muchas de las prácticas que llevan a cabo los altos ejecutivos, como cursos carísimos sin ninguna utilidad o el uso de un neolenguaje de caducidad rápida totalmente vacío de contenido real. Torra hace un retrato descarnado del sector de los grandes ejecutivos empresariales tras conocerlos directamente durante los dos años que trabajó en la sede central de Winterthur, en Suiza. Un aperitivo del libro aparece en un artículo de El Matí: "Las grandes corporaciones y multinacionales quedan sometidas a la presión de resultados a un plazo tan corto como pueda ser esta noche o mañana a la hora del desayuno. Y los CEO [Chief Executive Officer; ndt] se hacen y se deshacen como las sardanas. Sobre todo, se deshacen. Hacer frente a este vértigo, en una época de incertidumbre e indefiniciones como nunca había vivido el mundo capitalista, está reservado sólo a los individuos más evolucionados, los más fuertes. Hoy Darwin llegaría a las mismas conclusiones si, en lugar de subir al Beagle y pasarse cinco años dando la vuelta al mundo, asistiera a una junta general de accionistas durante cinco minutos".

13/05/2018

Traducción: viento sur

1/ La información sobre los hermanos Badia es notablemente diferente según la fuente que se consulte (nacionalista, cenetista, comunista, etc.). Este artículo del profesor Vicente Moreno Cullell da cuenta de la diversidad de opiniones: http://blogs.sapiens.cat/socialsenxarxa/2011/06/20/els-germans-badia/[ndt]





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons