aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Entrevista a Josu Ibargutxi, Plataforma Vasca contra los crímenes del franquismo
“No podemos quedarnos en el reconocimiento; hay que reclamar justicia, siempre”
27/12/2017 | Samara Velte

Versión original en euskara

Por primera vez una juez ha aceptado investigar, de oficio, crímenes perpetrados por el franquismo. Del actual movimiento de querellas iniciado en diversos municipios, Ibargutxi espera que se produzca un aluvión.

Recién llegado de Argentina BERRIA ha entrevistado a Josu Ibargutxi (Eibar, Gipuzkoa, 1949) portavoz de la plataforma de querellas contra los crímenes franquistas. Allí se reunió con la jueza María Servini, quien, desde el año 2014, está investigando esos crímenes: “Ella ya sabe, de verdad, que lo suyo es un trabajo preliminar para que, al final, sean los juzgados de aquí quienes juzguen los crímenes del franquismo”.

El caso de Elgeta (Gipuzkoa) ha reforzado el ánimo de estos activistas.

La jueza Maider Imaz, del juzgado de Bergara, ha aceptado juzgar de oficio los crímenes franquistas cometidos en Elgeta. ¿Por qué es histórica esa decisión?

Es histórica porque, desgraciadamente, es parte de la historia: esos hechos acontecidos hace 80 años deberían estar juzgados ya, y sus responsables en la cárcel. Pero es una decisión histórica, también, en un sentido positivo, porque por primera vez se ha hecho cargo de un tema como este… no diré la judicatura española, pero sí unos jueces.

Es el primer caso en Euskal Herria. Pero hubo otro caso en Soria, hace tres o cuatro años, y también con una juez entonces, en el que se aceptó una denuncia similar. Allí, en el pueblo de Almazan, apareció una fosa con diez cuerpos de personas fusiladas por la Guardia Civil el año 1936. Aquella juez hizo abrir la fosa y fue más allá: solicitó al gobierno de Madrid que informara con prontitud quiénes fueron, en aquel periodo, los guardia civiles del cuartel. Le enviaron la lista, pero ya estaban todos muertos.

¿Y, finalmente, hubo juicio?

No. La juez cerró el auto por la “muerte de los implicados”, pero dejó abierta la posibilidad de exigir la responsabilidad subsidiaria del Estado. En Alemania, por ejemplo, todavía hoy se juzga a criminales nazis aunque tengan 90 años. Y eso ocurre porque el gobierno considera que existen responsabilidades subsidiarias.

El argumento principal de la querella de Elgeta es que los crímenes del franquismo pueden catalogarse como genocidio y delito de lesa humanidad. ¿Es esa la única forma de sortear la Ley de Amnistía de 1977?

Sí; por esa razón argumentan desde el gobierno que aquellos no fueron actos de genocidio, sino que hubo por medio una guerra civil. Por supuesto que la hubo; hubo resistencia al golpe militar, pero todo el mundo sabe lo que ocurrió después en cada lugar que caía en manos franquistas: muerte, muerte y muerte. O violaciones, violaciones y violaciones, como en Elgeta. Desde los Juicios de Núremberg el derecho internacional define con precisión lo que son delitos de genocidio y de lesa humanidad: la planificada destrucción de un pueblo.

Hasta el momento, iniciativas similares no han conseguido culminarse en Euskal Herria. ¿La dificultad ha sido, acaso, encontrarse con jueces indebidos?

No tanto con jueces, sino con fiscales. Se dirá lo que se quiera sobre la Justicia, pero hoy por hoy todo el aparato judicial está bajo control del Estado a través del Ministerio Fiscal. El pasado año el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, las Juntas Generales de Araba y la Diputación aprobaron la presentación de una querella por los hechos del 3 de marzo (en esa fecha del año 1976 cinco trabajadores fueron asesinados y más de cien heridos por las cargas de la policía contra una concentración obrera, ndr). En el informe del fiscal aparecieron las dos eternas argumentaciones: “Los delitos han prescrito y ahí está la Ley de Amnistía”. Las citadas instituciones interpusieron recurso y el tema pasó a la Audiencia Territorial y, al final, al Tribunal Constitucional quien determinó que el asunto “carecía de relevancia constitucional”. ¡Tiene narices!

Con tales antecedentes, ¿qué futuro le veis a lo de Elgeta?

Ya veremos. El curso judicial dependerá de los jueces, pero cuando llegue al Constitucional lo dejará en nada porque no hace sino proteger al gobierno. No hay que olvidar que en ese juzgado y en otros muchos ha pasado a la judicatura democrática la que provenía de la judicatura franquista. Ha habido un continuismo impresionante. El siguiente paso sería el tribunal de Estrasburgo. Llevaremos allí amplísimas denuncias y si ven que estamos reclamando justicia desde todos los puntos del Estado, es posible que ocurra la que ya dictaminó hace unos años la comisión de derechos humanos de Naciones Unidas: que en España la justicia no se aplica y que el franquismo es un problema que no se ha solucionado.

¿Hasta qué punto ha sido necesaria la querella argentina?

Ha sido imprescindible. Las instituciones y las víctimas han visto, al menos, que tienen la posibilidad de presentar su situación ante una juez. El año 2013 nos presentamos con 30 víctimas ante la juez Servini; allí vio cuál era la realidad. Llevábamos el apoyo de un centenar de ayuntamientos y nos acompañaban tres parlamentarios entre ellos, Maribel Vaquero que era, por aquel entonces, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento. Todo eso tuvo gran importancia; nos ayudó a hacer pública la denuncia de la impunidad del franquismo. Esto, a fin de cuentas, no podemos hacerlo nosotros solos. Si esta necesidad no se extiende popularmente, no tenemos nada que hacer y la mancha de 80 años de franquismo quedará ahí.

Acabas de volver de Argentina. ¿Qué nuevas traes de allí?

Lo más probable es que Servini venga el año 2018. Está firme. Sabe que el gobierno le interpondrá muchas dificultades, pero cree que, finalmente, conseguirá que los juzgados de España juzguen al franquismo. abe que todos sus movimientos son preludio para que la Justicia de aquí pueda realizar su trabajo. Le hemos informado de que las instituciones han comenzado, aquí, a interponer querellas. Veremos qué reacciones se producen en el gobierno, pero también a ella le da fuerza ver que las cosas se están moviendo en todo el Estado español.

El Gobierno Vasco, como tal institución, ¿Puede presentar una querella?

Quizá sí, no lo sé. Pero quisiéramos, al menos, que el Parlamento Vasco realizara una declaración institucional y que el Gobierno se adhiriera a ella. Hay miles de víctimas, de todos los partidos políticos, que han sufrido los crímenes del franquismo. Y si un gobierno hiciera eso probaría que, de verdad, está al lado de las víctimas y de la justicia. Es público que se han realizado muchos reconocimientos. El pasado día 15, con Markel Olano (diputado general de Gipuzkoa, ndr) al frente, se hizo en Donostia un homenaje impresionante de reconocimiento a miles de víctimas gipuzkoanas. Eso está bien, pero no podemos quedarnos ahí. Existen los responsables de esas víctimas y hay que reclamar justicia, siempre.

La querella de Elgeta incluye, también, dos atentados ocurridos el año 1980. ¿Se pueden enlazar, también, con esta querella episodios de la guerra sucia?

Quisiéramos conseguirlo, porque la guerra sucia guarda continuidad con el franquismo y sus huellas. A fin de cuentas, el GAL y todas esas instituciones, Hemilio Hellin etc. eran policías franquistas, con permiso del PSOE. Así que están ligados y es fácil establecer la conexión. Un ejemplo, en los Sanfermines de 1978 mataron a Germán Rodríguez, pero forma parte de la querella de Servini. El periodo que contempla la Ley de Memoria Histórica debería ampliarse hasta el momento en que se aprobó la Constitución: el 6 de diciembre de 1978. Ya sabemos, además, los brutales atentados que se realizaron entre 1977 y 1978. En los posteriores –los asesinatos de Muguruza y Brouad o de Lasa y Zabala- puede ser más difícil, porque se nos puede argumentar que ya hubo unos juicios (lo que ocurrió con ellos es otra historia). Pero en 1980 no hubo justicia: en aquel tiempo estas cosas se tapaban.

26/12/2017







Agenda
Actos
Madrid. 13 de diciembre de 2018, 19:30h
Casa de Cultura y Participación Ciudadana de Chamberí Pza del Parque Móvil
Actos
Madrid. 15 de diciembre de 2018, 13:00h
Concentración ante el Tribunal Supremo (Plaza Villa de Paris)
foro viento sur
Madrid. 19 de diciembre de 2018, 19:00h
Traficantes de Sueños Calle Duque de Alba 13









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons