Grabar en formato PDF
Grecia: Entrevista a Antonis Ntavanellos
"Necesitamos la solidaridad de nuestros compañeros europeos"
07/01/2015 | Tassos Anastassiadis y Andreas Sartzekis

[El pasado 29 de diciembre, tras el fracaso del gobierno de Antonis Samaras en obtener el voto favorable de 180 diputados para elegir como presidente de la república a su candidato –y también de la Unión Europea– Stravos Dimas, se convocaron elecciones para el 25 de enero.

Las encuestas sitúan en cabeza a Syriza con un porcentaje que oscila entre el 27 y 28% de votos. Para que Syriza –como partido político– pueda obtener una mayoría absoluta contando sólo con sus fuerzas, sería necesario que obtuviera el 35% de los votos. Situación que puede variar en caso de que un número importante de "pequeñas formaciones" políticas no superen el umbral del 3% necesario para obtener representación parlamentaria.

La campaña contra Syriza tanto de las instituciones europeas (UE,BCE) como de los dirigentes políticos de Francia y Alemania, pasando por Holanda, es virulenta. Las declaraciones afirmando que un gobierno de Syriza deberá respetar por encima de todo los criterios establecidos en el Mecanismo de Estabilidad Europeo –con lo que esto conlleva a la hora de definir los presupuestos– forman parte de una campaña europea orientada a impedir la victoria de Syriza y, también, con el objetivo de obtener concesiones de un posible gobierno de coalición estructurado en torno a Syriza.

Hay que tener muy presente, por tanto, el sentido político de esta campaña de chantajes y de amenazas de la derecha, de la social-democracia y de la patronal de los países de la Unión Europea, así como el papel que puede desempeñar Syriza como factor de un posible cambio de la relación de fuerzas a nivel europeo. Por eso es importante impulsar una campaña de solidaridad con la población griega y las fuerzas de Syriza que, junto a otras, combaten las bárbaras políticas de austeridad que sitúan al borde de la mera supervivencia –en el sentido literal del término– a centenares de miles de griegos y griegas. A continuación publicamos la entrevista realizada a Antonis Ntavanellos, del Comité Ejecutivo de Syriza y animador de Izquierda Obrera Internacionalista (DEA). Redacción Al’encontre]

¿Cuáles son las principales decisiones adoptadas este fin de semana?

La decisión principal del Comité Central y de la Conferencia de Syriza [reunidos el sábado 3 de enero en Atenas] es que la campaña girará en torno al programa de Salónica/1, a cuestiones referentes a las conquistas democráticas y las libertades, así como a la financiación del programa.

La política oficial de Syriza es la siguiente: promete anular los memorándums y las medidas reaccionarias, rechaza solicitar nuevos préstamos o un nuevo memorándum, luchar contra la deuda a nivel europeo vinculando la cuestión de la deuda griega a la de Italia, Francia, Portugal…

La única cuestión sobre la que puede haber negociación con la Unión Europea (UE) y los acreedores es la de la deuda. Por el contrario, la anulación de los memorándums y de las medidas reaccionarias sólo dependen de la decisión de un gobierno de izquierdas.

Esta línea es, de forma clara, una línea de confrontación con el sistema, tanto a nivel interno como a nivel internacional y creo que la dirección de Syriza va a sufrir enormes presiones para que de marcha atrás y vaya hacia un compromiso con la UE. Ahora bien, hasta ahora no ha habido marcha atrás: este fin de semana ha puesto de manifiesto, una vez más, que Syriza en tanto que partido ¡es una realidad que nadie puede subestimar!

[En la Conferencia] se ha dado una confrontación con el ala izquierda/2 porque ésta considera inaceptable que en las listas electorales [de Syriza] se de cabida a ex-socialdemócratas/3 aunque hayan roto con el PASOK. El eje de nuestras alianzas debe situarse con el KKE (PC griego) y Antarsya/4.

¿Puedes recordarnos los puntos del programa de Salónica?

Se trata de compromisos públicos adoptados por Tsipras en septiembre de 2014: situar los salarios y las pensiones al nivel anterior [a los recortes impuestos por los memorándums]; restablecer la negociación colectiva tal y como existía anteriormente; resituar la base imponible en el umbral de 12 000 euros; suprimir el insoportable impuesto sobre el gasóleo para la calefacción. Para las capas populares más pobres, medidas de urgencia anti-crisis como la gratuidad del agua y de la electricidad, así como la congelación de las deudas personales.

Desde el punto de vista de la dirección de Syriza, estas medidas se sitúan en una concepción de relanzamiento económico que algunos pueden calificar de keynesianas. De todos modos, considero que su importancia está en que a los ojos de la sociedad griega comporta un mensaje político claro: se puede dar la vuelta a la austeridad. Es, creo yo, también el mensaje que Syriza puede enviar a toda Europa.

¿Cuáles son los debates en la Plataforma de Izquierda?

La plataforma de izquierda se estructura en torno a tres ejes centrales. En primer lugar, que el proyecto político de Syriza debe apoyarse en la movilización de un movimiento basado en la clase obrera y las capas populares. En segundo lugar, la necesidad de radicalizar el programa de Syriza, insistiendo en la anulación de la mayor parte de la deuda, la nacionalización de la banca y la renacionalización de las empresas privatizadas. Por último, que las alianzas sólo tienen que darse con la izquierda: el objetivo es construir un frente común con Syriza, KKE y Antarsya; de ahí que la plataforma defienda un "gobierno de izquierda" y no un "gobierno de salvación nacional" o de "unidad nacional"…

Por otra parte, estos últimos tiempos en Syriza están emergiendo otras fuerzas radicales que provienen de la mayoría y que ponen el acento en cuestiones referentes a la democracia interna y al funcionamiento del partido/5.

En el periódico Epochi, vinculado a la mayoría de Syriza, se puede leer que el único arma de la derecha son las divisiones internas en Syriza y que Syriza tiene que tener una sola voz. ¿Qué nos puedes decir sobre este llamamiento a que la oposición de izquierdas se mantenga callada en el interior de Syriza?

Está claro que en la confrontación política actual es indispensable un determinado grado de disciplina. Al mismo tiempo, hay que recordar que en Syriza hemos obtenido la garantía del derecho de tendencia, la posibilidad de realizar una oposición política que en temas de importancia capital debe ser firme.

Desde mi punto de vista, no es por azar que en estos últimos tiempos la cuestión de la disciplina en el interior de Syriza coincida con un desplazamiento hacia la derecha de algunos de sus dirigentes, con declaraciones de cuadros o de diputados que, públicamente, promueven la necesidad de un compromiso con la burguesía, sobre todo la europea.

La Plataforma defiende la toma de decisiones de forma colectiva y un funcionamiento de abajo a arriba. Tenemos confianza en la base y se puede considerar que el combate político en torno a la orientación de Syriza no está resuelto de forma definitiva.

Leyendo los texto de la DEA o de R-Projet (Red Nerwork) se diría que existe en el movimiento de masas un entusiasmo con Syriza y su posible acceso al gobierno. ¿Crees que es realmente así?

La verdad es que en estos últimos años el movimiento de masas ha retrocedido, al menos a nivel central. A pesar de ello, se dan importantes luchas en diferentes sectores y regiones. Desde mi punto de vista, esto se traduce en que el pueblo sitúa sus esperanzas en el voto a Syriza, pero la relación de fuerzas no ha cambiado: por ello, el primer período del gobierno de izquierdas será crucial, con importantes luchas, fuertes reivindicaciones y esperanzas a las que no se podrá defraudar.

Por eso mismo el carácter del gobierno de izquierda constituye un desafío abierto: será juzgado por la política de Syriza pero, sobre todo, por la resistencia y las luchas de los trabajadores y trabajadoras.

¿Qué papel otorgas a la solidaridad europea?

La lucha para poner fin a la austeridad puede comenzar en Grecia pero no podrá llegar a buen puerto si las grandes fuerzas del movimiento obrero no se movilizan a lo largo y ancho de Europa. ¡Nuestra esperanza se basa en que una victoria política en Grecia actúe como un efecto dominó para los cambios en Europa!

Así pues, necesitamos la solidaridad de nuestros camaradas europeos que deben impedir que las grandes potencias estrangulen al gobierno de izquierdas y al movimiento obrero en Grecia. [Nuestra victoria] no puede ser sino el principio de un enfrentamiento global contra la austeridad bárbara en todo el continente, y la historia nos ha enseñado que esta guerra puede comenzar en un pequeño país, pero que ganará definitivamente en las calles de Roma, Madrid y Paris. Hay que movilizarse [a nivel europeo]: es lo mejor que le puede pasar a Syriza y a la izquierda griega.

http://alencontre.org/europe/grece/grece-nous-demandons-la-solidarite-de-nos-camarades-deurope.html

Traducción: VIENTO SUR

Notas

1/ Es decir, sobre los puntos expuestos por Alexis Tsipras, presidente del partido-coalición Syriza durante la última Feria Internacional de Salónica que se celebra cada año en septiembre y en la que el Jefe de Gobierno (en esa ocasión Antonis Samaras) y el líder del partido mayoritario de la oposición (Alexis Tsipras) exponen su punto de vista sobre la situación del país. (Redacción A l’Encontre)

2/ La Plataforma de Izquierdas, que se constituyó durante el Congreso de Syriza en 2013, está constituida por la Corriente de Izquierda cuyo principal dirigente es Panagiotis Lafazanis, uno de los dos responsables del grupo parlamentario de Syriza, y de Red Network en la que se sitúan DEA, Kokkino (que acaba de fusionarse con la DEA) y APO. La Plataforma de Izquierda representa entre el 30 y el 35% en el seno de Syriza. Un porcentaje que no se puede confundir con espacio electoral de Syriza. Como partido, Syriza cuenta con cerca de 40 000 adherentes, lo que en términos organizativos resulta relativamente poco en relación a una población de 11 millones de habitantes. (Redacción A l’Encontre)

3/ Georges Papandreu, hijo de Andreas, el creador del PASOK en 1974, ha lanzado estos últimos días una nueva formación política: Movimiento de Socialistas demócratas. El actual PASOK –que en las encuestas apenas supera el 3% de los votos necesarios para llegar al parlamento– está dirigido por Evangelos Venicelos, vicepresidente del gobierno de Samaras y Ministro de Asuntos Extranjeros desde junio de 2013. Papandreu fue primer ministro desde octubre de 2009 a noviembre de 2011; apoyó los memorándum y las leyes derivadas de ellos. La posición de la Plataforma de Izquierda es rechazar no sólo que en las listas de Syriza se pueda presentar gente que apoyó los memorándum, sino también una coalición con formaciones como la de Papandreu. (Redacción A l’Encontre)

4/ Antarsya: Frente de la Izquierda Anticapitalista griega, compuesto por una decena de organizaciones. En su interior existen diferencias en torno a la presentación de una lista electoral con Alékos Alavanos –antiguo miembro de Synaspismos y de Syriza–, que ha constituido un partido, "Plan B", que desde las elecciones europeas de 2014, propone un programa de salida de la UE y del euro. (Redacción A l’Encontre)

5/ La tendencia a que sea el "círculo presidencial de Tsipras" quien dicte las tomas de posición de Syriza se acentúa. Durante la Conferencia de lanzamiento de la campaña electoral, uno de los participantes exclamó: "No hemos venido aquí para aplaudir". (Redacción A l’Encontre).



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons