aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Bélgica trás la Huelga General
No dilapidar la combatividad en una concertación amañada
20/12/2014 | Freddy Mathieu

[El 15 de diciembre, Bélgia vivió una de las movilizaciones más importantes de los últimos tiempos, tras una huelgas escalonadas por regiones que comenzaron a primeros de mes y tras la monumental manifestación en las calles de Bruselas el 1 de noviembre. El motivo de la huelga estaba en el paquete de medidas que anunció el Gobierno en octubre que constituían una declaración de guerra total: disminución de salarios, contrarreforma de las pensiones, destrucción de empleo y políticas contra la inmigración y la gente en paro…

Como es habitual, queda por saber cuál va a ser la continuidad de esta huelga y hasta que punto las direcciones sindicales van a ser capaces de mantener el pulso con el gobierno y la patronal. Freddy Mathieu no aporta algunos elementos sobre "el día siguiente" de la huelga.]

“Ya está, la huelga general ya pasó”, debe de decirse el gobierno de los patronos, pero aún parece dudar entre imponer por la fuerza (obteniendo el voto rápido de su ley-programa en el Parlamento) y la apertura de una pseudo concertación, con la que haría un test sobre en qué posición se encuentran las direcciones sindicales.

Pocas horas antes de la huelga de 24 h., en las emisiones televisivas del domingo al mediodía, asistimos a un intercambio de declaraciones. En Controverse de la RTL, la ministra Marghem (MR) se felicitaba de que : “Hay un comienzo de diálogo que ha sido emprendido por Kris Peeters, y oigo con gusto que la legitimidad de este gobierno no está puesta en cuestión...” enlazando con Marie-Hélène Ska, la Secretaria General de la CSC, que había declarado que “la legitimidad del gobierno, por lo que se refiere a nosotros, no ha sido jamás puesta en cuestión. El gobierno fue elegido democráticamente y le respetamos, hay una mayoría en el parlamento”.

¿Cómo está el vaso, medio lleno o medio vacío?

La ambigüedad tampoco estaba ausente en las declaraciones de Marc Goblet (FGTB) que, es cierto, utilizó algunas palabras gruesas contra los patronos y el gobierno pero, también, bajó el tono para implorarles volver “a la concertación”. ¿Con qué objetivo? “Abrir en el seno de esta concertación una hoja de ruta que tenga en cuenta los aspectos económicos pero también los aspectos sociales”. Incluso llevó incluso ejercicio de equilibrista un poco más lejos declarando que “consideramos que, sin cerrar la puerta a nada, la medida del salto de la escala (salarial ndt) es una medida puramente ideológica y puede ser relacionada de otra forma con la problemática de competitividad”. Marc Goblet dijo que “queremos que la discusión sobre la formación de los salarios, incluyendo el salto de la escala, pueda tener lugar entre patronos y sindicatos, como ha sido siempre, sin que este asunto sea confiscado por el gobierno”.

Marie-Hélène Ska mantenía la misma imprecisión sobre el marco de la concertación. Cuando la animadora del debate le preguntó: “¿Para usted (la condición) es retirar el salto de la escala?”, respondió: “No hemos utilizado jamás estos términos. Hemos dicho que se trataba de medidas mal adaptadas al contexto, que evidentemente estábamos dispuestos a ello, que había que hacer 11 millardos de euros de esfuerzos, lo sabemos y no lo hemos puesto jamás en cuestión”.

¿Entrar en el juego del gobierno y de la patronal?...

El ministro Marghem aprovechó esta “apertura” de los dirigentes sindicales. “El objetivo es intentar encontrar juntos una solución que permita ejecutar el acuerdo de gobierno (...). Esto también permite a este gobierno, en caso de que no haya acuerdo, tener legítimamente la última palabra. Si no hay concertación, es el gobierno quien toma la decisión”.

La noche de la huelga, otro ministro liberal, Willy Borsus lanzó las pistas para esta pseudo concertación: “La concertación puede tratar al menos sobre tres elementos importantes. El primero es el tema del bienestar. Afecta a más de un millardo de euros cuyas modalidades de utilización conviene determinar. En segundo lugar, está todo lo que afecta a la definición y a la organización del fin de carrera (se refiere a las medidas sobre los parados de más de 50 años ndt). El tercer elemento de una posible concertación es la definición de la penosidad de ciertas funciones” /1.

El gobierno sabe pertinentemente que, incluso si el “Grupo de los 10”/2 retoma sus trabajos, las organizaciones patronales van a hacer todo lo posible para que esta concertación no concluya en nada. Van a jugar con el reloj, apostando por el agotamiento de los trabajadores y presionando al gobierno para que no tolere más que enmiendas menores a su ley-programa.

... ¿o echarles?

Teniendo por perspectiva una vuelta de la vieja buena concertación social con la patronal, las direcciones sindicales corren el riesgo de dilapidar la combatividad acumulada por las centenas de miles de militantes en las acciones del 6 de noviembre al 15 de diciembre. Y dejar a millones de afiliados en la incertidumbre.

Más que nunca, tras esta huelga general de una amplitud sin precedentes en Bélgica, las organizaciones sindicales deben tener la audacia de echar a este gobierno. Es la única manera de cambiar radicalmente la correlación de fuerzas con la patronal.

16/12/2014

http://www.lcr-lagauche.org/ne-pas-dilapider-le-capital-de-combativite-dans-une-concertation-bidon/

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ en RTBF 16/12 /2014

2/ El "grupo de los 10", se denomina al grupo de trabajo de patronal-sindicatos. Een realidad está compuesto por 11 personas, ya que aparte de los 5 representantes de los tres sindicatos -CSC, FGTB y CGSLB- y los 5 representantes de las federaciones patronales, este grupo está por el presidente de la FEB -Fédération des Entreprises de Belgique-.





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
foro viento sur
Madrid. 18 de octubre de 2017, 19:00h
Madrid. Miércoles, 18 de octubre de 2017. 19h La cuestión catalana y el problema español Sandra Ezquerra, Jaime Pastor, Maria E. Rodríguez Palop, Antonio Maestre
Librería Traficantes de Sueños c/Duque de Alba 13 Metros: Tirso de Molina y La Latina







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons