aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Conferencia de Lima
La justicia climática, la gran ausente
18/12/2014 | Manifiesto colectivo internacional

[A última hora de la noche del sábado al domingo, los 194 Estados del planeta presentes en la cumbre llegaron a un acuerdo en el marco de la Conferencia sobre el cambio climático organizada por la ONU en Lima -COP20-. Lejos de ser satisfactorio, este acuerdo hipoteca cualquier posibilidad de alcanzar un acuerdo histórico en Paris a finales de 2015 (Nueva cumbre climática de la ONU, que debería de adoptar resoluciones operativas siguiendo las recomendaciones del Comité de Expertos de la ONU-COP21). A continuación transcribimos una valoración colectiva de este acuerdo.]

El mundo se encuentra ante una urgencia planetaria: el cambio climático es fruto de un sistema que antepone la búsqueda del beneficio privado a las necesidades humanas y a los límites naturales del planeta. Devasta la vida de millones de personas a lo largo del planeta. Según los científicos expertos en el tema del clima, estamos a las puertas de que se produzcan cambios críticos y la temperatura media global podría incrementarse entre 4 y 5º C con consecuencias catastróficas para todo el planeta.

La Conferencia de Lima tendría que haber servido para sentar las bases por las que los gobiernos se comprometen a adoptar medidas urgentes con el fin de luchar contra el cambio climática y apoyar a las poblaciones vulnerables del planeta a adaptarse a sus inevitables consecuencias.

El objetivo debería ser reducir de forma radical las emisiones de aquí al año 2020 y fijar objetivos climáticos a largo plazo para evitar que la temperatura aumento más de 1,5ºC. No emitir más de lo permitido por los límites del carbono y repartir estos en base al principio de la responsabilidad común pero diferenciada, de las capacidades de cada país y de la necesidad de hacer frente a la deuda climática.

Pero lo que ha ocurrido en Lima se inscribe en la larga serie de decisiones que, de año en año, debilitan las normas internacionales sobre el clima, poniendo en dificultad a las humanidad y al planeta.

Los compromisos en torno a la reducción de emisiones para antes del año 2020 resultan injustas y muy débiles. Nos llevarán a superar los 2ºC en el calentamiento del clima de aquí a mediados del siglo. Estos objetivos no se han revisado al alza en el año 2014, ni tampoco se ha llegado a un acuerdo para volver a tratarlo próximamente.

Lima crea el precedente para que el acuerdo en Paris [COP21, dic 2015] ignore las necesidades y los derechos de las poblaciones sometidas el impacto del cambio climático en el mundo, excluyendo cualquier compromiso vinculante en lo que respecta a la contribución financiera, la adaptación, las pérdidas y los daños, así como a la transferencia de tecnología.

La Conferencia de Lima ha sido incapaz de establecer un puente entre las acciones a desarrollar por los países y las tecnologías y la financiarización necesaria para permitir la adaptación a las mismas a las poblaciones del Sur, reforzar su capacidad para recuperarse y hacer frente a las pérdidas y daños ocasionados por los impactos del cambio climático. Tampoco ha permitido encauzar las acciones necesaria para la reducción de emisiones sin las no se puede abarcar la transformación y la transición justa necesaria para limitar el incremento de la temperatura por debajo de 1,5ºC. Por lo tanto, no se logrará ese objetivo.

Las decisiones de esa Conferencia abren la posibilidad a que cada país determine sus propios compromisos en materia climática, sin que se tenga en cuenta las demandas de los científicos, de los pueblos o las exigencias de justicia y sin un marco regulador claro. Hemos visto a los dirigentes políticos, en particular a los de Estados Unidos, la Unión Europea y sus aliados, actuando en función de los intereses de las grandes empresas contaminantes, decididas a desregular aún más el régimen de la gobernanza internacional sobre el cambio climático. Haciendo eso, socavan las bases de la convención sobre el cambio climático de Naciones Unidas y debilitan las normas que afectan a los países desarrollados en lo que respecta a su obligación legal y moral de desbloquear la financiación suficiente y transferir las tecnologías [necesarias].

En Lima, se ha promovido ampliamente la utilización de los mercados de carbono que, sin embargo, han sido un fracaso [como mecanismo para hacer frente al cambio climático]. La utilización de créditos carbono de los bosques y del suelo, fuente de devastación suplementaria para las poblaciones campesinas y forestales a través del mundo, impide la transformación que nos hace falta.

La Cumbre de los Pueblos y la movilización en las calles de Lima han exigido la defensa de los derecho de la naturaleza y la garantía de los derechos para las poblaciones. Ha dejado claro por dónde van las soluciones a la crisis climática y las alternativas.

En todo el mundo, los pueblos ponen en marcha estas soluciones y luchan para transformar el sistema. Luchamos para sobrevivir y para garantizar y asegurar nuestros territorios, casas y medios de subsistencia frente a la desregulación del clima.

Luchamos a favor de una transformación del sistema energético orientado al abandono del uso de energías fósiles y en beneficio de sistemas energéticos accesibles a todo el mundo, bajo control social, descentralizados, seguras y basados en energías renovables. Defendemos la soberanía alimentaria y el desarrollo de soluciones agro-ecológicas, a mismo tiempo que luchamos para adaptarnos a las consecuencias devastadoras de los desarreglos climáticos. De ese modo, los programas forestales basados en los pueblos van en su interés, particularmente aquellos de las poblaciones indígenas, más que a favor de los banqueros y de los capitales financieros del Norte.

Los pueblos acumulan fuerza y poder, a nivel local, nacional y global. Vamos a continuar sacando más gente a las calles para bloquear los proyectos extractivistas, los puertos y las sedes de las empresas para que nuestra fuerza y nuestro poder crezcan.

Vamos a retomar el poder que nos han confiscado quienes no actúan en nuestro interés. Resistiremos a las veleidades de imponer un "acuerdo mundial sobre el clima" que no haga nada por el clima y mucho menos por los pueblos.

Aquí en Lima, ellos han tratado de enterrarnos. Pero lo que ellos ignoran es que somos semillas que generan surcos de resistencia.

Primeras firmas:

International and Regional Networks and Organisations

Campaña Mesoamericana para la Justicia Climatica

Construyendo Puentes - Redes Latinoamericanas Frente al Cambio Climatico

Corporate Europe Observatory

Friends of the Earth International

Jubilee South Asia Pacific Movement on Debt and Development

LDC-Watch

IBON International

Indigenous Peoples of Africa Coordinating Committee

Pan African Climate Justice Alliance

Push Europe

National Organisations and Networks

Aksyon Klima Philipines

ATM

Attac - France

Association des Femmes Peules Autochtones du Tchad (AFPAT)

Bangladesh Krishok Federation

Bayay Sibuyanon Philippines

Beyond Copenhagen

Bolivian Platform on Climate Change

Campaign for a Life of Dignity for All - Philippines

CECOEDECON (Centre for community Economics and Development Consultants Society)

CESTA - Amigos de la Tierra El Salvador

Ecological Society of the Philippines

Ecologistas en Accion (Spain)

Ecowaste Coalition Philippines

El FORO DEL BUEN AYRE

EquityBd Bangladesh

Energy and Climate Policy Institute for Just Transition Korea

Fairwatch Italy

Hodagad Djibouti

Institute for Policy Studies

Justiça Ambiental Mozambique

La Mesa Nacional de Cambio Climático de Guatemala

Les Amis de la Terre

Our Rivers, Our Life (OROL)- Philippines and Gitib, Inc.

PAIRVI (Public Advocacy Initiatives for Rights & Values in India)

Peoples Movement on Climate Change

Philippines Movement for Climate Justice

PRRM

Sawit Watch

Sociedad CivilAmigos del Viento Meteorología Ambiente Desarrollo

Solidaritas Perempuan (Women’s Solidarity for Human Rights)

Unidad ecologoca Salvadoreña

WomanHealth Philippines

14/12/2014

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article33832

Traducción: VIENTO SUR





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons