Grabar en formato PDF
China
Referéndum en Hong Kong para pedir elecciones democráticas
27/06/2014 | Oiwan Lam

Alrededor de 700.000 ciudadanos de Hong Kong han votado hasta ahora en un referéndum no oficial, impulsado por un grupo denominado Ocupa Central con Amor y Paz (OCAP). La consulta versa sobre una reforma electoral democrática y ha despertado la ira del gobierno chino. China había prometido la elección directa del próximo presidente del ejecutivo de Hong Kong en 2017, en vez de que sea elegido por un comité compuesto por representantes de diferentes sectores económicos y políticos de Hong Kong, en su mayoría proclives a Pekín. Sin embargo, el gobierno chino insiste en que todos los candidatos deben ser seleccionados por un comité, alegando que esta es la única vía legal con arreglo a la constitución de la ex colonia británica, la Basic Law (Ley Fundamental).

La comunidad de Hong Kong, que goza de un alto grado de autonomía al amparo del principio de “un país, dos sistemas”, entiende que el comité de selección es un instrumento que tiene China para asegurarse de que solo puedan presentarse candidatos afines al régimen. Uno de los criterios que ha establecido Pekín para todo jefe del ejecutivo de Hong Kong es que debe “amar al país y amar a Hong Kong”. El referéndum, organizado en colaboración con el Programa de Opinión Pública de la Universidad de Hong Kong, incluye tres diferentes opciones para la elección del próximo dirigente de Hong Kong, y todas las tres prevén que la ciudadanía pueda seleccionar a los candidatos. La votación comenzó el pasado 20 de junio y concluirá el 29 de este mismo mes.

En los dos primeros días ya habían participado en la consulta 700.000 personas, pese al masivo ataque DDoS (denegación de servicios) lanzado contra su sistema de votación en línea y que se inició el 14 de junio, cuando se abrió el sitio para el registro previo. La magnitud del ataque ha llevado a muchos a creer que detrás del mismo está el gobierno chino. La propaganda en televisión defiende que el comité de selección es necesario y el diario Global Times, portavoz del Partido Comunista Chino (PCC), ha tachado el referéndum de “farsa ilegal” y de “ridiculez”. Antes de que comenzara el referéndum, Ocupa Central esperaba unos 300.000 votos, pero ahora calcula que al final habrán participado posiblemente un millón de personas. El grupo proyecta organizar protestas si el gobierno no satisface la demanda de sufragio universal.

Lester Sum, vicesecretario de la Federación de Estudiantes de Hong Kong, ha expuesto en la plataforma de medios inmediahk.net las implicaciones del referéndum ciudadano: “El pueblo de Hong Kong lleva luchando por el sufragio universal desde hace más de 30 años. A la gente le han salido canas esperando que llegue la democracia. Algunos se han ido de este mundo… y seguimos sin tener una democracia real. ¿Debemos seguir esperando? ¿Debemos seguir creyéndonos las mentiras del PCC? Ante todo, la reforma política en ciernes puede ser la última oportunidad que tengamos para hacer las cosas bien. Si se aprueba una propuesta de falso sufragio universal, el destino de Hong Kong estará controlado por el PCC, el sector inmobiliario y la clase privilegiada. El poder político no estará en manos del pueblo y el gobierno nunca estará al servicio del pueblo. […] Si estamos de acuerdo en que hay que cambiar las cosas en Hong Kong y en que hemos de establecer un sistema político que dé el poder al pueblo, actuemos, votemos para demostrar al poder corrupto del PCC y de Leung Chun-ying [el actual jefe del ejecutivo hongkongués] nuestra firme defensa del sufragio universal y de la selección de candidatos por la ciudadanía. La esperanza está en el pueblo, y el cambio comienza con la lucha. El referéndum ciudadano del 22 de junio es el momento en que se escribe el destino de la ciudad.

En vez de expresarse con palabras, Eric Chow ha diseñado una serie de carteles para mostrar cómo el referéndum es un medio para defender la libertad de expresión, el Estado de derecho, los derechos humanos, la cultura local y la justicia social. Cheung Yuen Man, un escritor local, plantea un enfoque más personal y ha escrito una carta a los miembros de más edad de su familia que huyeron de China para refugiarse en Hong Kong y se volvieron apolíticos o incluso conservadores: “No he olvidado que vinisteis nadando a Hong Kong. [...] Las olas del mar eran enormes y cada una de ellas os sumergía la cabeza. En aquellos días había tiburones en los alrededores de Hong Kong. Imaginad lo valientes que fuisteis cuando os lanzasteis al agua. [...] En aquellos días buscabais la estabilidad. Ahora nosotros también buscamos estabilidad. Tal vez expresiones como ‘una persona, un voto’, ‘sufragio universal’, ‘democracia’ y ‘libertad’ os suenen extrañas. A mí también. Hablemos de la vida cotidiana: esperamos que no nos echen de nuestras casas, esperamos que no tengamos que sobornar a nadie para acceder a la universidad, esperamos poder seguir charlando libremente en Facebook, esperamos que nuestras verduras no estén envenenadas y que no masacren a nuestros perros en la calle. [...] Queremos ser obedientes, pero el gobierno ha perdido la capacidad de pedir a la gente que obedezca. Nuestra generación es parecida a la vuestra. La única diferencia es que vosotros teníais la posibilidad de huir a ‘Hong Kong’, mientras que nosotros no tenemos adónde ir.”

El comentarista político Timar Man considera que los 700.000 votos emitidos hasta ahora constituyen una revolución de la opinión pública: “No importa cuántos guardias rojos profesionales se hayan movilizado; comparados con el resultado del referéndum ciudadano, no eran más que payasos. Las voces de cientos de miles de personas han ahuyentado a todos los fantasmas y malos espíritus. [...] Hemos asistido estos días a una revolución de la opinión pública. Su impacto no es menor que el sufragio universal en 2017 y la campaña de Ocupa Central. Un pequeño referéndum ciudadano en Hong Kong ha desencadenado una guerra cibernética a escala estatal. Está claro que alguien intenta impedir que esto avance. Saben que esta caja de Pandora aportará energía política a Hong Kong.”

El gobierno de Hong Kong presentará en breve un paquete de reformas para la elección del parlamento en 2016 y del jefe del ejecutivo en 2017. Hace poco concluyó la fase de consulta pública y en pocos meses publicará el informe correspondiente. Vista desde fuera, la reforma parece prometedora, pero el gobierno ha recalcado que debe mantenerse dentro de los límites de la Ley Fundamental, cuya interpretación incumbe en gran medida a Pekín, de manera que la acción ciudadana de los habitantes de Hong Kong es importante. Está previsto convocar otro referéndum no oficial para que la población elija entre la propuesta ciudadana y la del gobierno, y si gana la primera, Ocupa Central se propone ocupar pacíficamente el Distrito Central de la ciudad.

23/06/2014

http://globalvoicesonline.org/2014/06/23/china-hong-kong-democracy-reform-elections-chief-executive-referendum-occupy-central/

Traducción: VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons