aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Entrevista a Saleh Muslim, copresidente del PYD (kurdos de Siria)
“No queremos levantar nuevas fronteras”
26/02/2014 | Thomas Schmidinger

Saleh Muslim comparte la presidencia del Partido de la Unión Democrática (Partiya Yekitîya Demokrat) con Asya Abdullah. El PYD es un partido hermano del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) en el Kurdistán sirio con el que comparte el mismo fondo ideológico. Este partido es la principal fuerza en el poder en las regiones kurdas de Siria y controla tres enclaves de mayoría kurda desde 2012. En esta entrevista con el politólogo austriaco Thomas Schmidinger, Saleh Muslim explica el proyecto actual y futuro de autonomía de los kurdos de Siria.

En primer lugar quiero expresarle mis sincero pésame por la muerte de su hijo Sherwan, muerto recientemente a la edad de 17 años luchando contra los grupos yihadistas.

Gracias. Si luchamos por la libertad, entonces debemos pagar un precio. Era mi precio, tenía que pagarlo.

¿Cuál es el proyecto político por el que ha muerto su hijo? ¿Cuál es el combate de su partido?

Luchamos por una autodeterminación democrática del pueblo kurdo en Siria, que es un tipo particular de autonomía. Queremos derechos democráticos y un reconocimiento constitucional de los kurdos. No queremos dividir Siria y no queremos un Estado nacional kurdo independiente. También hemos presentado este concepto en el Órgano Nacional de Coordinación por el Cambio Democrático (NBC)/1 y los partidos árabes están de acuerdo con nosotros sobre este punto.

Pero como usted sabe, nada está arreglado aún y si hablas de autonomía cada país tiene diferentes formas de autonomías y de sistemas federales. Es diferente en Alemania, en Suiza o en los Estados Unidos. Existen diferentes modelos y vamos a ver qué modelo sería el mejor para Siria. Queremos autogobernarnos. El nombre no es importante, pero debe ser conforme a los derechos humanos y a la democracia.

En cualquier caso, estamos seguros de una cosa: no queremos levantar nuevas fronteras. No somos separatistas. No queremos separar Kurdistán de Siria.

¿Y los detalles pueden ser negociados?

Todo lo demás puede ser negociado. Hemos logrado instaurar nuestra autonomía desde hace poco más de un año y aún tenemos muchas dificultades. Estamos bajo la presión de muchas fuerzas diferentes. También está el problema de que todo el mundo dice que el PYD hace esto o aquello, pero no gobernamos solos.

Esos problemas son muy comprensibles pero, hasta ahora, no existen estructuras democráticamente legitimadas en la región kurda autónoma. ¿Habrá elecciones pronto?

El PYD sólo ha avanzado una propuesta de autonomía. No queremos gobernar solos y preparamos elecciones en las zonas que están bajo nuestro control. Queremos que los demás partidos se sumen a ellas. De hecho, los dos consejos kurdos, el Consejo Nacional Kurdo/2 y el Consejo Popular de Kurdistán Occidental/3 están de acuerdo en hacerlo así. Hay un comité para la preparación de las elecciones y se ha decidido crear tres cantones electorales. La ley electoral debería estar preparada pronto. Así pues, esperamos poder votar pronto.

Estos últimos meses, ha habido fuertes conflictos entre su partido y otros partidos kurdos, en particular el Partido Azadi y el Partido Democrático del Kurdistán de Siria, el partido hermano de partido en el poder en el Kurdistán irakí. ¿También participan esos partidos en estas elecciones?

Algunos partidos cooperan con nosotros, pero no es el caso de esos dos partidos: el Partido Azadi y el Partido Democrático del Kurdistán en Siria. Están invitados a presentarse a las elecciones pero, hasta ahora, se niegan a hacerlo. Nos atacan y nos siguen criticando. Dicen que las milicias del PYD hacen esto y aquello, pero no comprenden que no son nuestras milicias privadas, que son las milicias del pueblo kurdo.

Usted no puede negar el hecho de que su partido ha fundado el Asiash, las fuerzas de seguridad, las Fuerzas de Defensa del Pueblo (GPJ), que son un ejército...

No, no lo niego. Por supuesto, nuestro partido ha fundado el Asiash y las GPJ porque nos dimos cuenta de que son necesarias. Pero esto no significa que el Asiash y las GPJ sean fuerzas armadas de nuestro partido político. Queremos una fuerza armada única de los kurdos y nos negamos a la idea de tener milicias de partidos.

Comprendo la idea de que los partidos no deberían tener milicias, pero el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) tiene también un ejército de guerrilla...

Si, pero nosotros no somos el PKK. Es también uno de los malentendidos sobre el PYD. Somos un partido independiente.

Se que vosotros no sois el PKK, pero sois un partido hermano del PKK, seguís la misma ideología y el mismo jefe, Abdullah Ocalan

Si, podéis llamarnos un partido hermano del PKK, pero tenemos nuestras propias estructuras en Siria, que no son las estructuras del PKK.

El pasado mes de noviembre, usted declaraba oficialmente la autonomía de los kurdos en Siria. ¿Cómo ha reaccionado el régimen sobre este tema?

Ha habido reacciones diferentes por parte del régimen. Pero permítame hablar también de la oposición. El régimen y numerosos sectores de la pretendida oposición nos acusan todos ellos de ser separatistas. No nos quieren y se niegan a darnos nuestro derecho a la autonomía. Por tanto, debemos luchar por ella a la vez contra el régimen y contra la oposición armada.

Ya que no queréis separaros de Siria, tendréis que tratar con quienes reinen en Damasco, ya sea con Assad o con alguien de la oposición que podría ganar la guerra. ¿Cómo quiere usted relacionarse con ellos?

Desde el comienzo de la revolución hemos coordinado nuestra acciones con la oposición laica de la izquierda siria. Hemos participado en el Órgano Nacional de Coordinación para el Cambio Democrático (NBC) y queremos cooperar con esas fuerzas de la oposición que aceptan nuestras demandas, pero no con los islamistas y las otras fuerzas antidemocráticas.

¿Puede usted imaginar que Assad continúe en el poder? Con sus recientes éxitos militares y los últimos cambios occidentales, es algo que podría ocurrir.

Hemos dicho siempre que Assad debe irse. Esa sigue siendo nuestra posición. Queremos una paz negociada, pero no podemos imaginar que Assad permanezca en el poder. Tenemos una necesidad real de poner fin a este régimen y de un nuevo comienzo democrático. Pero no es solo la cuestión individual de Assad. El problema no es solo la persona, sino sobre todo el régimen. Ahora hay demasiados alauitas que temen que podrían convertirse en víctimas de una venganza si Assad abandona el poder. Por tanto, se trata de un problema mucho más importante. Por ello, debemos negociar para detener el derramamiento de sangre y cambiar el sistema.

¿La idea de una autonomía regional kurda podría ser también un modelo para las demás minorías en Siria, por ejemplo para los alauitas?

Los alauitas son un caso aparte, porque son religiosos, no es un grupo étnico. Pero el modelo de la autonomía kurda podría ser un modelo para el conjunto del Medio Oriente. Una autonomía descentralizada podría ser un modelo para todos nosotros.

En estos momentos en Rojava (el Kurdistán de Siria), hay alrededor de 500.000 personas desplazadas internas que vienen de toda Siria. Cuando fui a Rojava el pasado invierno la situación de esas personas desplazadas era verdaderamente mala porque no recibían ayuda de las ONGs internacionales. ¿Cuál es la situación actual de esas personas desplazadas de las regiones destruidas por la guerra civil?

Al menos, la falta de combustible para la calefacción ha sido resuelta. La gente se calienta con diesel, que el pasado invierno no hubo. Pero en cuanto a la alimentación y a otros medios importantes, la situación es aún muy problemática. Es ya difícil para las personas que viven en nuestras regiones y es aún más difícil para los refugiados. Sigue sin haber ayuda internacional para todo el mundo. Las grandes ONGs no están en absoluto presentes y la Cruz Roja internacional está cooperando con el Creciente Rojo sirio. Pero este último es una organización árabe que colabora con el régimen y no con nosotros. Como usted sabe, el régimen no se ha retirado completamente de Rojava. Controla aún el aeropuerto de Qamishli y si el Creciente Rojo sirio tiene algo que ofrecer, trabaja con los responsables del régimen y no con nosotros.

No solo está en manos del régimen el aeropuerto de Qamishli, en el curso de estos últimos meses, la presencia del régimen en la capital de Rojava se ha reforzado. El 14 de noviembre, los partidarios del partido Baas de Assad se manifestaban en Qamishli y gritaban su consigna de “Sacrificamos nuestra sangre y nuestra alma por ti, Bachar”. Las fuerzas de seguridad del régimen han vuelto. En noviembre, han detenido al cantante kurdo Sharif Omari. El 18 de diciembre cinco personas y un chófer de taxi han sido detenidos en Qamishli y el 26 de diciembre dos militantes del movimiento independiente de juventud kurda (TCK) han sido también arrestados. Así pues, ¿quién controla Rojava, los kurdos o el régimen?

Como ya le he dicho, el régimen jamás ha desaparecido completamente. La situación en Qamishli es muy compleja. No solo el aeropuerto está bajo control del régimen, sino también algunos barrios árabes de la ciudad. Hay una tribu árabe en Qamishli llamada Tai con alrededor de 35.000 miembros que apoyan aún al régimen y en sus partes de la ciudad el régimen sigue presente. No controlamos sus distritos. Esta manifestación del partido Baas se desarrollaba en su barrio.

Nuestro principal objetivo es prevenir los conflictos étnicos. Creemos en la fraternidad entre los pueblos y no queremos tener combates entre kurdos y árabes. Y porque queremos no combatir con toda la tribu Tai, la situación en Qamishli es complicada. Queremos evitar una situación como en Sere Kaniya, donde hemos tenido un enfrentamiento armado en la ciudad. Para evitar eso, debemos encontrar una forma de coexistencia con las tribus árabes.

La situación en Al-Hasaka es aún más difícil. Controlamos los barrios kurdos mientras que una parte del barrio árabe está controlada por el régimen y otra parte por la oposición islamista. En una situación así, no podemos sino intentar impedir la lucha en el interior de las ciudades.

En Qamishli y en la mayor parte de las ciudades del este del Kurdistán sirio, hay también muchos sirio-arameos y cristianos armenios. ¿Quién controla sus barrios?

Los cristianos están de nuestra parte. Sus barrios están controlados y defendidos por nuestras tropas. Hay también cristianos que luchan con nosotros. En Rojava, no hay ciertamente conflicto entre los kurdos musulmanes y los cristianos.

Cristianos y yezidas -adeptos a una religión kurda- tienen miedo de la influencia yihadista. Prefieren vivir bajo control kurdo más que bajo el de los islamistas. ¿Cuáles son los demás partidos kurdos? En el curso de los últimos meses otros grupos kurdos han criticado al PYD por la instauración de un régimen autoritario y le han acusado de cooperar con Assad.

Son las mismas acusaciones que vienen de Turquía y de los grupos islamistas. Quiero insistir en que el Asiash y las GPJ no son las fuerzas armadas de nuestro partido, sino las de la autonomía kurda. Nuestros enemigos siempre hacen circular historias según las cuales es la culpa de nuestro partido si alguien es detenido. Pero la Asiash es la policía de nuestra autonomía kurda y los tribunales son independientes. Si un criminal es detenido, acusan al PYD de haberle secuestrado. Son siempre patrañas contadas por los partidos kurdos que cooperan con Turquía o con Massud Barzani /4.

Muchos de esos otros partidos dicen que no se atreven ya a manifestarse contra el PYD

Si organizan una manifestación pacífica y dan al Asiash la información por adelantado de dónde quieren manifestarse, le aseguro que tienen ciertamente el derecho a manifestaciones pacíficas.

24/02/2014

http://links.org.au/node/3686

Traducido de la versión en francés publicada en http://www.avanti4.be/analyses/article/kurdes-de-syrie-nous-ne-voulons-pas-dresser-de

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ Alianza de grupos de oposición de izquierdas pragmáticas, con el PYD y otros 12 organizaciones más pequeñas sirias (sobre todo árabes) y militantes políticos independientes. El Organo de Coordinación Nacional para el Cambio Democrático (NBC) defiende la posición de negociación con el poder de Bachar Al-Assad y es por tanto fuertemente criticado por otros sectores de la oposición siria, en particular por los grupos de oposición islamistas que acusan al NBC de ser una “organización pantalla” del régimen. Contrariamente al Ejército Sirio Libre (ESL) y las diversas organizaciones islamistas, el NBC se opone a la lucha armada contra el régimen y favorece una resistencia no violenta contra el régimen. Se opone igualmente con firmeza a toda intervención militar internacional contra el régimen.

2/ Alianza de la mayor parte de los partidos kurdos de Siria al margen del PYD. Algunos de ellos tienen relaciones estrechas con los partidos kurdos de Irak.

3/ Estructuras de autodeterminación del PYD.

4/ Presidente de la región autónoma del Kurdistán irakí.





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons