aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Iruñea
Sanfermines 1978: es necesario crear una comisión de la verdad
27/06/2009 | Ramón Contreras López (Sanfermines 78: Gogoan! Ekimena)

[Publicamos varios documentos relaciondados con la lucha incansable por la justicia y la verdad sobre Sanfermines 1978. Incluímos también un poema dedicado a Patxi Urrutia, preso en la cárcel de Ocaña a consecuencia de otras manifestaciones, éstas bien activas ahora mismo, de desprecio a la justicia]

Durante estos treinta años ha sido el movimiento popular y social quien ha venido manteniendo vivo el recuerdo y las exigencias de verdad, justicia y reparación, concretadas en la persistencia de la estela en la Avenida Roncesvalles
Pasados treinta años desde los acontecimientos de julio de 1978, siguen pendientes muchos temas. Las diversas instancias judiciales del Estado Español no han querido determinar la responsabilidad de ningún agente de las Fuerzas de Seguridad del Estado, ni de sus mandos gubernativos ni políticos, en aquellos sucesos. La injusticia no sólo se extiende al ámbito judicial, tampoco han sido depuradas las responsabilidades políticas, ni tan siquiera se han esclarecido las implicaciones de los diversos estamentos estatales. El silencio oficial ampara a los autores de la masacre y a los responsables políticos. Este silencio supone un agravio continuado a todas las víctimas de aquellos hechos y niega el derecho a que impere la verdad.
Resulta, por tanto, de justicia, el que de una vez por todas se produzca el reconocimiento oficial de los hechos para que la Historia recoja la verdad de lo ocurrido en julio de 1978. Para que de esa verdad histórica se puedan derivar y depurar todas y cada una de las responsabilidades por aquella barbarie. No debemos renunciar a que se haga justicia para garantizar, de este modo, que en el futuro las nuevas generaciones no reciban el olvido y las falsas versiones, sino toda la verdad sobre lo acontecido.
Durante estos treinta años ha sido el movimiento popular y social quien ha venido manteniendo vivo el recuerdo y las exigencias de verdad, justicia y reparación, concretadas en la persistencia de la estela en la Avenida Roncesvalles, la conmemoración de cada 8 de julio y los diversos aniversarios celebrados. Ahora es el momento de que las instituciones, que hasta ahora han permanecido en silencio, se sumen a este esfuerzo. Y en este sentido nos hemos dirigido al Defensor del Pueblo, al Parlamento Navarro, al Tribunal Superior de Justicia de Navarra y al Ayuntamiento de Iruñea-Pamplona.
Siguiendo los precedentes de instituciones como el Parlamento Vasco en relación con las víctimas del 3 de marzo de 1976, o del Parlamento Andaluz respecto al asesinato de Manuel José García Caparrós el 4 de diciembre de 1977, resulta necesario que una institución como el Ayuntamiento de Iruñea-Pamplona ponga en pie una Comisión de la Verdad sobre los sanfermines de 1978. Sería objeto de esta Comisión el establecer los hechos acaecidos en la mencionada fecha; su origen, desarrollo y consecuencias, la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado y los diversos estamentos del poder (gubernativo, legislativo, judicial, policial, prensa…etc), las consecuencias y tratamiento de aquellos hechos así como la reivindicación de la verdad que desde aquel 8 de julio se mantiene como un pulso frente a la injusticia y el silencio.
Igualmente, esta Comisión debería proceder a una labor de recopilación de documentación e información sobre los hechos, así como, y de manera especial, recabar el mayor número posible de testimonios de los hombres y mujeres que fueron objeto de la actuación policial o testigos de la misma. Utilizando, para ello, los diversos estudios e informes elaborados, así como el material escrito y audiovisual existente, en especial por parte de los medios de comunicación y organismos sociales. Debería disponer de toda la información y documentación que las peñas de Iruñea han recopilado durante estos treinta años, así como el testimonio de sus miembros.
La Comisión debería ampliar al máximo la aportación de los diversos agentes sociales, sindicales y políticos que así lo quieran, de la misma forma que de las ciudadanas y ciudadanos que fueron protagonistas y testigos de aquellas trágicas jornadas, o que han luchado durante estos largos años por el esclarecimiento de los hechos y la reivindicación de la justicia por lo ocurrido. La Comisión podría encargar la emisión de informes y estudios a entidades profesionales de historiadores, abogados, sociólogos…, al objeto de avanzar en la consecución de sus objetivos. El resultado final debería agregarse a los archivos municipales, y sus conclusiones remitidas a cuantas instituciones y estamentos estatales e internacionales se considere oportuno.
En este sentido la Iniciativa Sanfermines 78: Gogoan! ha presentado recientemente una moción en el Ayuntamiento de Iruñea-Pamplona, para que la corporación pueda pronunciarse, esperemos en sentido positivo y de esta manera, ir saldando la deuda que por silencio tienen y avanzar, conjuntamente con la ciudadanía, en la consecución de las reivindicaciones de «verdad, justicia y reparación».

Moción que presenta la iniciativa popular Sanfermines 78:gogoan! al pleno del Ayuntamiento de Iruñea

Exposición de motivos

Cumplidos los 30 años desde los acontecimientos de julio de 1978, sigue sin haber justicia. Las diversas instancias judiciales del Estado Español no han querido determinar la responsabilidad de ningún agente de las Fuerzas de Seguridad del Estado, ni de sus mandos gubernativos ni políticos.

La injusticia no solo se extiende al ámbito judicial. En estos treinta años tampoco han sido depuradas las responsabilidades políticas, ni tan siquiera se han esclarecido las implicaciones de los diversos estamentos estatales.

Resulta, por tanto, de justicia, el que de una vez por todas, se produzca el reconocimiento oficial de los hechos para que la Historia recoja la verdad de lo ocurrido en julio de 1978. Para que de esa verdad histórica se puedan derivar y depurar todas y cada una de las responsabilidades por aquella barbarie. No debemos renunciar a que se haga justicia y para garantizar que en el futuro las nuevas generaciones no reciban el olvido y las versiones policiales, sino toda la verdad sobre lo acontecido.

Siguiendo los precedentes de instituciones como el Parlamento Vasco en relación con las víctimas del 3 de marzo de 1976, o del Parlamento Andaluz respecto al asesinato de Manuel José García Caparrós el 4 de diciembre de 1977, resulta conveniente y necesario que este Ayuntamiento ponga en pie una Comisión de la Verdad sobre los sanfermines del 78. Será objeto de esta Comisión el establecer los hechos acaecidos en la mencionada fecha; su origen; desarrollo y consecuencias. La actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado y los diversos estamentos del poder (gubernativo, legislativo, judicial, policial, prensa...etc), las consecuencias y tratamiento de aquellos hechos así como la reivindicación de la verdad que desde aquél 8 de julio se mantiene como un pulso frente a la injusticia y el silencio.

La Comisión debería ampliar al máximo la aportación de los diversos agentes sindicales, sociales y políticos que así lo quieran, de la misma forma que de las ciudadanas y ciudadanos que fueron protagonistas y testigos de aquellas trágicas jornadas, o que han luchado durante estos largos años por el esclarecimiento de los hechos y la reivindicación de la justicia por lo ocurrido.

El resultado final del estudio elaborado deberá agregarse a los archivos municipales, a los juzgados e instancias oficiales. De esta manera se garantizará que cualquier persona interesada pueda acceder y contrastar las distintas versiones de los hechos y poder así extraer la conclusiones adecuadas en base a los argumentos expuestos y probados en cada una de ellas.

También, y con la vista puesta en la revisión judicial del caso, las conclusiones de la Comisión deberán ser remitidas a cuantas instituciones y estamentos estatales e internacionales se considere oportuno.

La Comisión de la Verdad que se propone, deberá articular los espacios e instrumentos que garanticen la mayor participación social en el desarrollo de la misma. Deberá buscar y posibilitar la participación directa de las peñas, agentes sociales, sindicales y políticos, así como de ciudadanas y ciudadanos particulares.

La Comisión podrá encargar la emisión de informes y estudios a entidades profesionales de historiadores, abogados, sociólogos...al objeto de avanzar en la consecución de sus objetivos.

La Comisión deberá establecer un calendario de trabajo sobre el objeto anteriormente concretado, planteándose para la elaboración del correspondiente informe y conclusiones, el plazo de un año.

Por todo lo expuesto, se propone adoptar el acuerdo siguiente:

Primero.- El Ayuntamiento de Iruñea creará una Comisión de la Verdad sobre los hechos de sanfermines de 1978, al objeto de dar los pasos necesarios para el reconocimiento oficial de aquella barbarie, la justicia y la reparación.

Segundo.- Esta Comisión de la Verdad garantizará la mayor participación posible dentro de la misma, propiciando la presencia directa de la peñas, los agentes sociales que lo deseen, así como la ciudadanía que desee colaborar en la consecución de las reivindicaciones de “verdad, justicia y reparación”.



Declaración

Los hechos acontecidos durante Sanfermines de 1978 pueden ser valorados, sin duda alguna, como una de las más graves e impunes agresiones padecidas por nuestro pueblo en las últimas décadas, correspondiendo la responsabilidad directa de los mismos a las fuerzas de Policía Nacional y, en última instancia, al entonces Gobierno de UCD

A pesar de ello, un manto de silencio ha cubierto estos hechos, sin que desde las instituciones se haya dado paso alguno tendente a la recuperación de la VERDAD sobre los mismos, a la exigencia de JUSTICIA con respecto a sus responsables y la adopción de las necesarias medidas de REPARACIÓN para con sus víctimas.

Por todo lo anterior, quienes suscribimos este escrito, profesionales de distintos ámbitos (enseñanza, investigación,..) relacionados con el estudio de la Historia, reclamamos lo siguiente:

1º.- Que las distintas instituciones de nuestra ciudad y comunidad (Ayuntamiento de Pamplona, Gobierno de Navarra, Parlamento Foral) reconozcan la citada agresión a los efectos de su inclusión en cualquier tipo de actuación oficial relativa a la historia de nuestro pueblo, en general, y de los Sanfermines en particular.

2º.- Que, más en concreto, que esta problemática concerniente a la más reciente memoria histórica sea incluida en los correspondientes currículos educativos.

Junio-2009




ADIERAZPENA

(euskerazko textua)



1978ko sanferminetan jazotako gertaerak, gure herriak azken hamarkadetan pairatu dituen eraso larrienetako eta zigorgabetutzat jo ditzakegu, dudarik gabe, eta haren gaineko erantzukizun zuzena Polizia Nazionalari eta, funtsean, orduko UCDren gobernuari dagokie.

Alabaina, isiltasunak estali ditu gertaera haiek eta erakundeek ez dute urratsik eman haien inguruko EGIA berreskuratzeko, erantzuleekiko JUSTIZIA eskatzeko eta biktimekiko ORDAINA lortzeko neurriak hartzeko.

Hori guztia kontuan harturik, idazki hau sinatzen dugunok, Historia arloarekin lotuta gauden hainbat eremutako (irakaskuntza, ikerkuntza...) profesionalek, honako hau eskatzen dugu:

1.- Gure hiriko eta komunitateko erakundeek (Iruñeko Udala, Nafarroako Gobernua, Foru Parlamentua) eraso hura aitor dezaten, gure herriaren historiaz, orokorrean, eta sanferminez, zehatzago, egin beharreko edozein jardun ofizialetan sartzearen ondorioetarako.

2.- Zehatz mehatz, oroimen historiko hurbilari lotuta dauden gai horiek, sar daitezen dagozkien hezkuntza kurrikulumetan.

(Esta declaración ha sido firmada ya por 45 historiadoras e historiadores)



En la galería

(Dedicado a Patxi Urrutia, preso político en Ocaña I)

Rasga el cielo como rayo de fuego
rompe el espacio en la ergástula

No se ha oído más majestad en el campo de juego
RISA RISA RISA

Identifica a la persona para cualquiera
en la triste galería
DIGNIDAD DIGNIDAD DIGNIDAD

Da grima, todos son extranjeros
Y seguro que ese hombre gris conoce mi nombre

Otro tiene caspa
Y un bulto rojo
En la punta del naso En la punta del naso

PORQUE EL ACOMODADOR
me ha pedido el carné
tiene el jodido tal pinta de ratero

Me palpo angustiosamente
Por si me ha robado la cartera
Menudo tugurio donde estás AMIGO



Itsaso






Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons