Grabar en formato PDF
Québec
¿Resaca tras las elecciones?
06/09/2012 | Pierre Mouterde

La campaña electoral de este verano ha sido tan agitada para todo el mundo, que no ha resultado fácil el aterrizaje tras el 4 de setiembre. Sobre todo para las y los militantes de Québec Solidaire /1. A fin de cuentas, de una manera u otra, mucha gente se vio atrapada por las ilusiones electorales en las que todo parecía posible, dando vía libre a esperanzas inmoderadas y a fantásticas predicciones.

Al final, los resultados tienen el mérito de devolvernos a la realidad, de mostrarnos que hay realidades que no se pueden obviar.

Primera constatación: la derecha neoliberal sigue fuerte

Tanto en el ámbito social, en el que la hegemonía neoliberal se vio fuertemente cuestionada por la "Primavera Arce" [como bautizaron los medios la ola de movilizaciones estudiantil en Quebec, esta primavera], como en el político. La traducción política de estas movilizaciones ha sido parcial y su expresión en las urnas débil y lejana. Es cierto que el Partido Liberal pasa a la oposición (50 escaños) y que Jean Charest (primer ministro saliente y líder del partido) ha sido derrotado -y bien derrotado- en su condado de Sherbrooke, forzando su dimisión, ¡que no es poco! Pero esta derrota no supone, de ninguna manera, un desastre para el Partido Liberal, porque con el 31% de los votos sólo se encuentra al 1%, 54 escaños, del Partido de Quebec, lo que le permite constituirse en una oposición muy fuerte. Y si al Partido Liberal se le suma el 27% (19 escaños) de la Coalition Avenir Québec se ve claramente como el peso de la derecha dura, neoliberal, continúa siendo mayoritario en la escena política de Quebec. Incluso si frente a esta derecha se le suman al Partido de Quebec los votos obtenidos por Amir Añadir y Françoise Davil así como el porcentaje de Québec Solidaire (QS) y Option Nationale (32%+6%+1,9%), la diferencia sigue siendo grande.

Segunda constatación: el Parti Québécois va a gobernar hacia la derecha

A los elementos señalados en la primera constatación hay que añadir que el actual Parti Québécoises un reflejo pálido de sí mismo: buque insignia de la soberanía fracasada contra las rocas neoliberales o los arrecifes de la cautelosa prudencia y del repliegue identitario. Será el partido gobernante, pero minoritario, muy minoritario, y tendrá todas las dificultades del mundo para sacar adelante el más mínimo de sus proyectos progresistas y, con más motivo, el de la soberanía. Y en la medida que QS no puede aportarle el apoyo que necesitaría (63 escaños), estará obligado a gobernar (estamos pensando en los próximos presupuestos) hacia la derecha. A este respecto, el apoyo, nada anodino, de Lie Schneider, esposa del multimillonario y muy neoliberal Karl Pierre Peladeau, a Pauline Marois la víspera de las elecciones es muy significativo.

Tercera constatación: un salto significativo pero decepcionante

En lo que respecta a Québec Solidaire, sigue situándose en cuarto lugar, muy lejos, y con sólo dos diputados y el 6% de votos, de los tres partidos tradicionales. Es cierto que hay muchos factores que explican estos resultados: la cuestión del voto estratégico, las distorsiones del voto uninominal a una vuelta, la campaña de los grandes medios de comunicación y, en particular, de Radio Canadá. Es verdad que se han logrado buenos resultado en una decena de condados /2 y que Québec Solidaire ha crecido de forma estimable (grosso modo, ha doblado los votos y los escaños) en relación a 2008.

Pero para muchos de sus militantes, los resultados pueden parecer frustrantes; porque había ciertos condados "ganables", por el enorme trabajo desarrollado y, sobre todo, por la profesionalidad y la capacidad organizativa y política que ha demostrado Québec Solidaire a lo largo de toda la campaña. Una campaña que se diferenciaba netamente de las otras, con un eslogan (¡En pie!) en consonancia con el período, con una gran actividad militante durante toda la campaña y que, globalmente, ha evitado cualquier tropiezo. Sin hablar , por su puesto, de la excelente actuación de Françoise David durante los debates de los candidatos y el innegable efecto dominó que tuvo la misma.

En definitiva, una campaña que tenía todos los ingredientes para obtener un mejor resultado el 4 de setiembre.

Un ensayo general

Sin duda, estos elementos constituyen lo único positivo de este resultado un tanto decepcionante. Ver que para un partido como Québec Solidaire -partido claramente a la izquierda e independentista- la lucha no es sólo organizativa sino que es, ante todo y sobre todo, política. Un combate de largo aliento que no se juega, ni se puede jugar, sólo en el terreno electoral, que es un terreno minado. Para contrabalancear el poder de las elites sociopolíticas y mediáticas, o el más poderoso aún de los grupos financieros, Québec Solidaire tiene que apoyarse en los movimientos sociales y populares (grupos comunitarios, ecologistas, feministas, sindicales, etc.), contar con su apoyo resuelto y situarse sin reservas de lado de la lucha social y política.

Queda mucho por hacer en ese terreno y para que Québec Solidaire logre convertirse en el partido que pretender ser, tanto en las urnas como en la calle. Se tienen que superar las dudas y los subterfugios de centrales sindicales como la CSN, atravesadas por las dudas sobre el voto estratégico. Superar, también, las dificultades para llegar a acuerdos con Option Nationale /3 más allá de Gouin y Nicolet. Y superando las dificultades del movimiento estudiantil para hacerse escuchar como una sola voz durante las elecciones.

Digamos, por último, que la fragilidad del gobierno minoritario del Parti Québéquois y la probabilidad de nuevas elecciones en los próximos 18 o 24 meses, le forzarán a trabajar en ello con toda urgencia.

Una forma de extraer lecciones de esta campaña y de hacer de estas elecciones .. un indispensable y saludable ensayo general.

5/09/2012

1/ Québec solidaire es un partido político de izquierdas e independentista de Quebec, que fue creado el 4 de febrero de 2006 en Montreal. Se formó por la fusión de la Union des Forces Progressistes y Option Citoyenne. Conviven en su seno dos colectivos ecologistas y cinco partidos. Entre ellos, el Partido Comunista de Quebec, Gauche Socialiste (Secretariado Unificado de la IV Internacional), Socialisme International (International Socialist Tendency), y Tendance Marxiste Internationale (Corriente Marxista Internacional).

2/ Mercier : 46,73% ; Gouin : 46,15% ; Sainte Marie Saint Jacques : 25,43% ; Laurier-Dorion : 24,34% ; Hochelaga-Maisonneuve : 23,69% ; Outremont : 18,02% ; Rosemont : 14, 52% ; Taschereau : 11,60%.

3/ Option Nationale, partido politico provincial creado en 2011 tras escindirse de Parti Québécois.

http://www.pressegauche.org/spip.php?article11528

Traducción VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons