Grabar en formato PDF
Túnez
Bloqueo político y relanzamiento de las movilizaciones sociales
29/05/2012 | Alain Baron

Tras las elecciones de octubre de 2011, se ha asistido a una bipolarización de la escena política entre, por un lado, la troika en el poder dominada por los islamistas de Ennadha, aliados al CPR (Congreso por la República) de Moncef Marzuki y a los socialdemócratas de Ettakatol y, de otra parte, la oposición liberal, con la tentativa de Caid Essebsi (el primer ministro de antes de las elecciones de octubre de 2011) de recomponer una fuerza que reúna a los antiguos miembros del Destour de Burguiba y de los partidos salidos de la disolución del RDC (Reagrupamiento Democrático Constitucional) de Ben Alí.

La consolidación de Ennadha

Los dirigentes de Ennadha conciben su acción a largo plazo. Habiendo conocido la prisión o el exilio, han permanecido mucho tiempo en parte cortados de su base. Quieren, por tanto, antes de las elecciones de 2013, tomarse el tiempo necesario para reforzar su control sobre la administración, así como implantarse en las regiones en las que no lo están. Esperan así reforzarse aún más en las próximas elecciones y tener luego cinco años de tranquilidad para asentar duraderamente su dominación. Ennadha había comenzado por pone el acento en la inscripción de la charia en la Constitución. Eso le ha permitido probar las capacidades de resistencia de sus opositores, así como lanzar señales en dirección a los yihadistas y los salafistas.

El 26 de marzo de 2011, Ennadha renunció finalmente a esta exigencia. El artículo 1 de la Constitución sigue como estaba: “Túnez es un estado libre, independiente y soberano: su religión es el Islám, su lengua el árabe y su régimen la república” /1.

Relacionadas con el poder, las milicias de Ennadha y los salafistas multiplican amenazas y ataques cotidianos. Amenazan a las libertades individuales atacando particularmente a las libertades de las mujeres y a la libertad de expresión. Los salafistas, por ejemplo, han organizado en marzo-abril de 2012 una concentración de 50 días ante la sede de la televisión tunecina con cuyas informaciones y programas no están de acuerdo. Este tipo de acciones intenta impedir hablar de los verdaderos problemas cotidianos de la población.

Los responsables de Ennadha no se oponen a tales actuaciones de los militantes islamistas que les sirven de hecho a menudo como matones. Esto era visible en la concentración ante la televisión nacional donde los salafistas y Lotfi Zitun, el consejero Ennadha del Primer Ministro, se han repartido los papeles /2.

En la televisión se han podido ver videos en los que la policía y las milicias islamistas atacaban de forma coordinada a los y las manifestantes. Así pues, hay serias amenazas para la democracia. En la base, se está realizando una simbiosis entre los militantes de Ennadha y los salafistas. Los llamamientos a la unidad entre todos los islamistas se multiplican en la prensa.


La disgregación de los socios gubernamentales de Ennadha


El CPR del presidente Marzuki denuncia bien ciertas actuaciones de los islamistas. Pero muchos de los dirigentes del CPR están ligados a Ennadha. Estas dos corrientes han trabajado en asociación en las elecciones a la Asamblea Constituyente: algunos cabezas de lista del CPR eran, por ejemplo, miembros de Ennadha.

En la primavera de 2012, el CPR finalmente ha estallado:

1º. La mayoría del Buró Político permanece fiel a Marzuki y a los ministros CPR actuales.

2º. Por el contrario, el secretario general del CPR, Abderrauf Ayadi, dos miembros del Buró Político y 11 de los 29 electos para la Constituyente han abandonado el partido. Reprochan en particular a los consejeros del Presidente y a los ministros CPR su “silencio frente a las agresiones contra los manifestantes del 9 de abril” y su “seguidismo” respecto a Ennadha. Han anunciado el 9 de mayo de 2012 el lanzamiento de un nuevo partido con disidentes del PDP (centro derecha) y de Ettakatol /3.

Ettakatol, el partido socialdemócrata dirigido por el presidente de la Asamblea Constituyente Ben Jafaar, conoce numerosas bajas. Los dimisionarios critican la política del gobierno, su ausencia de reacción frente a los ataques de las milicias islamistas, las amenazas contra la democracia, los ataques a las libertades individuales, la ausencia de plan de urgencia para mejorar la situación económica y social de la población.

El papel marginal de los demás partidos

Algunos partidos salidos del RCD de Ben Ali intentan reagruparse, pero sin gran éxito, al menos por el momento. En el centro derecha, el PDP de Nejib Chebbi /4, ha perdido la credibilidad de la que gozaba en el momento de la caída de Ben Alí. Intenta constituir una fuerza liberal con Afek Tunes /5 y el Partido Republicano /6. Pero el primer resultado de ello ha sido un estallido del PDP.

En el centro izquierda ha sido lanzado, en abril de 2012, El Massar (La vía democrática y social), que reagrupa a Ettajid (salido del antiguo Partido Comunista Tunecino), una parte del Partido del Trabajo Tunecino (PTT) /7 y algunos independientes del polo modernista.

En la izquierda de la izquierda, desde el estallido del Frente del 14 de Enero en la primavera de 2011, la mayor parte de los grupos van por su cuenta: el PTPD (Partido del Trabajo Patriótico y Democrático); la LGO (Liga de la Izquierda Obrera), el PMD (Partido el Militantismo Progresista), etc. El PCOT (Partido Comunista de los Obreros de Túnez) se ha aliado, por el contrario, con otras corrientes para constituir, el 18 de marzo de 2012, el Frente Popular del 14 de Enero /8.

El aumento del desinterés por los partidos políticos

Éste era perceptible en el momento de las elecciones de octubre de 2011, cuando casi un elector de cada dos no se había desplazado para votar. Este desinterés no ha hecho sino aumentar desde entonces.

Una gran parte de la población que se había interesado por la política en el momento de las elecciones a la Constituyente ha quedado luego disgustada por ella. Numerosos electores de Ennadha han sido decepcionados y lamentan haber votado por el partido islamista. Pero como no existe otro partido hacia el que puedan volverse, un cierto número de ellos podrían abstenerse en 2013. Muchos tunecinos se desinteresan ahora por el futuro del país. Aspiran a la estabilidad y a la seguridad, y les importa poco que Ennadha o cualquier otro partido esté en el poder.

El bloqueo del proceso revolucionario


La bipolarización entre la troika en el poder, dirigida por Ennadha y la oposición liberal alrededor del antiguo Primer Ministro Caid Essebsi está lejos de responder a las expectativas del pueblo tunecino y de las fuerzas de la revolución. Estas dos corrientes dominantes no se preocupan de lo esencial, es decir de las reivindicaciones sociales y económicas, en particular en las regiones desheredadas.

La troika no ha realizado ninguno de los objetivos de la revolución: la igualdad, la libertad, la dignidad, el pleno empleo, el desarrollo igual de todas las regiones. La política económica y social del gobierno se sitúa en la continuidad de la del antiguo régimen y de los gobiernos transitorios que le han sucedido. Está basada en el endeudamiento y no consigue relanzar el crecimiento. Los precios están aumentando de forma horrible.

En el proyecto actual de ley de finanzas complementaria para 2012, se trata de crear 25.000 puestos en el sector público. La cifra de 50.000 creaciones de empleos es planteada por el sector privado. Pero todo esto es insuficiente y, además, aún en el estadio de las conversaciones.

El proyecto de nueva Constitución está atascado y se limita por el momento al mantenimiento del artículo 1. Su calendario así como el de la celebración de las próximas elecciones es muy vago.

Para intentar ocultar su incapacidad para responder a las expectativas de la población, el gobierno organiza discusiones de todo tipo con los partidos liberales. Intenta así esquivar los problemas. Su objetivo es ante todo consolidar su hegemonía y hacerse reelegir en las próximas elecciones.

El ascenso de las movilizaciones

Frente al bloqueo del proceso revolucionario, se asiste desde febrero de 2012 a una recuperación de las movilizaciones, particularmente entre los parados y los jóvenes. Los problemas existentes en el pasado siguen, en efecto, presentes y nada se ha hecho para resolverlos. El poder se contenta con frases.

Las regiones desheredadas del interior de donde surgió la revolución juegan un papel motor. Reivindican en particular la igualdad de desarrollo de las regiones pobres. Hay jóvenes que protestan por ejemplo en la región de Gafsa para denunciar los resultados de los concursos de contratación en las minas de fosfatos.

Ha habido huelgas generales en las regiones del interior de donde salió la revolución, como por ejemplo en la de Sidi Bouzid, o también en Makthar en el norte del país. Las grandes ciudades están también tocadas, comenzando por las barriadas de Túnez.

Estas movilizaciones están principalmente impulsadas por la Unión de Diplomados en Paro (UDP) /9, los movimientos de jóvenes en las regiones pobres y las barriadas de las grandes ciudades, diversas coordinadoras locales, así como la UGTT.

El endurecimiento represivo del poder

Incapaz de responder a las reivindicaciones, el poder utiliza la represión contra las movilizaciones que considera dirigidas contra él. La manifestación de parados, el sábado 7 de abril en Túnez, comenzó con una concentración ante la sede de la UGTT. Maher Hamdi de la UDP tomó la palabra. La policía golpeó luego violentamente a los manifestantes en la Avenida Burguiba y hubo numerosos heridos /10.

Para el 1 de mayo, la UGTT decidió pasar por encima de la prohibición de manifestarse en la Avenida Burguiba en vigor desde el 28 de marzo. Y el gobierno tuvo que retroceder.

A mediados de abril, la policía atacó una concentración aún más violentamente que en tiempos de Ben Ali. La policía entró en algunas casas apaleando incluso a mujeres. Lanzaron granadas lacrimógenas en algunas casas, y luego cerraron las puertas de éstas. Hubo detenciones de jóvenes.


[Artículo escrito tras las entrevistas realizadas con Nizar Amami y Ali Ourak, sindicalistas de la UGTT-PTT y encargado por la Unión Sindical Solidaires (Francia). En la página original de la traducción se puede leer un gráfico con los resultados de las elecciones a la Constituyente].

http://alencontre.org/moyenorient/tunisie/tunisie-blocage-politique-et-relance-de-mobilisations-sociales.html

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ http://www.lemonde.fr/tunisie/article/2012/03/26/ennahda-contre-l-inscription-de-la-charia-dans-la-constitutiontunisienne_1675938_1466522.html

2/ http://www.businessnews.com.tn/Tunisie—Lotfi-Zitoun–L%E2%80%99arbre-qui-cache-la-for%C5%BAt-d

%E2%80%99Ennahdha,519,31008,1

3/ http://www.mag14.com/national/40-politique/588-tunisie–adieu-cpr-ayadi-fonde-son-parti.html

4/ http://kapitalis.com/afkar/68-tribune/9543-tunisie-le-5e-congres-du-pdp-ou-la-chronique-dun-fiascoprogramme.html

5/ http://nawaat.org/portail/2011/08/16/tunisie-afek-tounes-un-parti-politique-bourgeois-constitue-de-cols-blancsinterview-demna-menif-membre-fondateur-et-porte-parole-du-parti-afek-tounes/

6/ http://www.gnet.tn/temps-fort/tunisie-le-pdp-afek-et-le-parti-republicain-annoncent-leur-fusion/id-menu-325.html

7/ Viniendo del PTT, se encuentra en este nuevo partido al experto económico de la UGTT Abdejalil Bedui, pero no al antiguo miembro del Comité Ejecutivo de la UGTT, Ali Ben Romdhane

8/ Además del PCOT, el Frente Popular del 14 de Enero reagrupa a la corriente Patriotas Demócratas de Jamel, el Partido Popular para la Libertad y el Progreso, el movimiento Baas, el Partido del Militantismo Progresista, así como numerosos intelectuales y personalidades independientes; www.leconomistemaghrebin.com/article,congres-constitutifdu-front-populaire-du-14-janvier,1038,1.htm

9/ La UDP está animada por 9 coordinadores. Su portavoz principal es Salem Ayari.

10/ http://www.lemonde.fr/tunisie/article/2012/04/09/en-tunisie-une-manifestation-dispersee-par-des-tirs-de-gazlacrymogene_1682563_1466522.html



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons