Grabar en formato PDF
Italia
De nuevo sobre la derrota de Berlusconi
09/06/2011 | Salvatore Cannavò

Los días 15,16, 28 y 29 del pasado mes de mayo, han tenido lugar en 1.300 municipios italianos, de ellos trece grandes ciudades, elecciones municipales. La participación ha sido del 68, 58% en la primera vuelta, 60, 12% en la segunda. En relación a las elecciones regionales de 2010, la derecha ha perdido el 6% de los votos a nivel nacional, pero entre el 13% y el 16% en el norte, y el Popolo della Libertà (PdL, Pueblo de la libertad) de Berlusconi ha perdido más votos que la Lega nord (Liga Norte, de extrema derecha) de Bossi. Las coaliciones formadas alrededor del Partito Democratico (PD, centro-izquierda) han ganado votos, pero sobre todo gracias a las candidaturas "radicales" de Sinistra e Libertà (SEL, escisión de Rifondazione). El movimiento "5 stelle" (5 estrellas) del comediante Beppe Grillo, antipartidos, obtiene 93.000 votos. La izquierda en sus diversas formas ha logrado en total las cuatro mayores ciudades (Milán, Nápoles, Turín y Bolonia), así como importantes capitales.

La derrota de la derecha

Estas elecciones son las de la derrota de la derecha, y en particular de Berlusconi y de su estrategia de comunicación. Incluso su electorado tradicional le ha abandonado, en particular en las grandes ciudades. Podrá difícilmente hacer aguantar su gobierno sin modificar los equilibrios políticos actuales: las tensiones tanto internas del PdL como con su aliado, la Liga Norte de Bossi, son evidentes. El centro-izquierda vuelve a ser una "alternativa" electoral a la derecha y ha reconquistado un poco de credibilidad.

Las candidaturas radicales

Los resultados más llamativos, incluso si son diferentes uno del otro, son los de Milán y Nápoles. En Milán, el candidato de la coalición de izquierdas (cuyo partido principal es el PD) era Giuliano Pisapia, miembro de SEL, viejo militante de la extrema izquierda italiana, que había ganado las primarias /1 y luego ha sido elegido alcalde gracias a una campaña popular, hecha por comités de apoyo activos. Invertir toda esta esperanza en una alianza con el PD no es ciertamente la mejor cosa que SEL haya hecho, pero está claro que la atmósfera de la ciudad ha cambiado y que el sentimiento de "liberación" por haberse al fin librado de la derecha es muy claro. Sin contar con que Berlusconi consideraba Milán como "su ciudad": ha hecho allí tres semanas de campaña, dando a estas elecciones una amplitud casi nacional, y es en Milán donde la Liga Norte ha hecho una campaña de un racismo desvergonzado, centrado en el hecho de que Pisapia era supuestamente el candidato de los inmigrantes, de los gitanos, de los okupas.
Otra victoria importante, la de Luigi De Magistris en Nápoles con una coalición opuesta tanto a la derecha como al PD /2 y apoyada por la extrema izquierda, aunque sin la participación popular de Milán. Estas dos victorias muestran que el "pueblo de izquierdas" recupera confianza y esperanza en cuanto un candidato o una coalición tiene algo de nuevo en relación al centro izquierda tradicional.

La campaña continúa

La esperanza suscitada por estas elecciones se ha mezclado con el entusiasmo creciente alrededor de la campaña para los referendos de los días 12 y 13 de junio, para parar la privatización de la gestión del agua e impedir la construcción de centrales nucleares. Estas campañas han movilizado la energía y la creatividad de miles de comités locales en todo el país, han devuelto el gusto por la participación directa a decenas de miles de militantes, de decepcionados de la izquierda, de ciudadanos desengañados /3. Por primera vez desde hace verdaderamente mucho tiempo, un movimiento puede lograr una victoria clara. Y cualquiera que sea el resultado de los referendos, los comités que se han creado podrían ser, con los trabajadores de los sectores afectados (la ley afecta igualmente a la recogida de basura y los transportes públicos, incluso si los comités activos comenzaron con la cuestión del agua), una base para reconstruir la izquierda de la que Italia tiene tanta necesidad.

Una ligera brisa…

Es demasiado pronto para decir que "el viento cambia de sentido" en Italia, pero estas semanas de campaña electoral para las municipales y para los referendos han encendido de nuevo la esperanza en la posibilidad de derrotar a Berlusconi y la derecha. Esta esperanza no ha provocado sin embargo movilización permanente; la indignación que sopla tan fuerte en otros países del Mediterráneo no encuentra por el momento en Italia otra herramienta, otro espacio en que expresarse, que las elecciones. Sinistra Critica se ha presentado únicamente allí donde una candidatura de movimiento había podido constituirse, con algunas buenas sorpresas pero con resultados limitados. Está claro que el trabajo principal que nos espera está al lado de los miles de trabajadores y trabajadoras, estudiantes, mujeres, poblaciones golpeadas por medidas catastróficas para el medio ambiente que han luchado estos últimos años, en la campaña para los referéndums, para que esta movilización se haga política y social, pueda acorralar a Berlusconi y a la derecha y plantee la cuestión de la necesidad de una transformación social.

Berlusconi tiene muchos medios a su disposición para aguantar, pero su tiempo se ha acabado. Y el símbolo de esta derrota está en Nápoles, la ciudad en que había inventado su imagen de hombre "que actúa", prometido una gran limpieza y acusado al alcalde de centro izquierda de ser el único responsable de la catástrofe de las basuras en los años pasados. Y es ahí, sin embargo, donde los electores le han dado la espalda. Peor: no le han escuchado en absoluto. Han preferido confiar en Magistris, que representa la novedad, la legalidad, el cambio, la limpieza moral y el cambio social. Queda por ver lo que podrán o querrán hacer estos nuevos alcaldes. Pero el mensaje está claro: hay como unas ganas de cambio, de librarse de una era política en putrefacción. Los politiqueros reflexionan ya sobre como organizarse para después de Berlusconi. El PD intenta ya construir una "gran alianza" abierta al centro, que será pues un freno a este impulso de cambio, sobre todo si cuenta con proponer un "gobierno de urgencia". Es pues evidente que será precisa sobre todo otra izquierda, una izquierda diferente. Pero esto es otro debate. En cualquier caso, una fase de este país ha acabado, hay que ponerse a trabajar para construir la próxima.

8/06/2011

NOTAS:

1/ Varios candidatos de la izquierda "radical" han triunfado recientemente en las primarias del centro-izquierda, contra los candidatos apoyados por el aparato del PD. Nichi Vendola había abierto el camino, convirtiéndose luego en gobernador de Pouilles. En Cagliari (Cerdeña) por ejemplo, Massimo Fedda´i, 34 años, de SEL, ha triunfado en las primarias contra el candidato del PD, y ha sido elegido alcalde con el 59,42% de los sufragios.

2/ La historia reciente de la región de Nápoles (de 1993 a 2010) ha estado marcada por le poder corrupto de Antonio Bassolino, del PD, alcalde de Nápoles y luego presidente de la región, cuya gestión de la recogida de las basuras, hecha de favores económicos a cambio de favores políticos, no deja de tener relación con la situación catastrófica de las basuras en la región. Luigi De Magistris del partido Italia dei valori (Italia de los valores, fundado por Antonio Di Pietro, un juez que plantea la transparencia y la legalidad) estaba apoyado por una parte de la izquierda radical y ha logrado las elecciones con 65,37% de los votos. Resultado, en el consejo municipal el PD tendrá 4 escaños y Rifondazione 6…

Bastantes ejemplos de esta creatividad en www.referedumacqua.tr Pero también carteles espontáneos, correos, actividades… Los italianos en el extranjero deben votar también!. Todas las informaciones en www.acquabenecomune.org, section “Come si vota all’estero”.

http://www.npa2009.org/content/retour-sur-la-défaite-de-berlusconi

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR.



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons