Grabar en formato PDF
Haití
Triste canto
15/04/2011 | Redacción

"Soy el cambio y tengo las manos limpias" declara Michel Martelly, nuevo presidente de Haití, que estaría elegido por el 67% de los votos. Gustaría creerle pero cuando se investiga el pasado de Martelly, se descubre que fue Tonton Macoute (milicia sanguinaria en la era Duvalier). No oculta su color político puesto que se define como neoliberal, ni sus amistades con los militares golpistas de 1991, también antiguos Tontons Macoutes.

Desesperados por una clase política sin credibilidad, los haitianos, en un escrutinio muy discutible, han optado por elegir a este popular cantante de konpa (música tradicional haitiana). A pesar de su posicionamiento de derechas, difuso durante la campaña, los haitianos han votado por las promesas de reforma agraria y de desarrollo del turismo hechas por quien tiene el apodo de "sweet Micky". Martelly se ha beneficiado de su gran popularidad que le ha permitido ganar; lejos de imponer su programa político, ha sabido encarnar con demagogia el antisistema. El partido de Préval, el antigjo presidente, sigue siendo mayoritario en el Parlamento, lo que anuncia largas negociaciones antes de lograr la formación de un gobierno.

Pero estas elecciones han sido sobre todo una parodia de democracia. La primera vuelta tuvo lugar el 28 de noviembre, y han sido necesarios más de cuatro meses para llegar a este resultado. Marcada por un fraude masivo, "la elección/selección" como la nombran los haitianos, ha visto a a los diferentes clanes, armados por la mafia, enfrentarse durante cuatro meses, causando la muerte de varias decenas de personas.

Esta elección a visto también la vuelta -en el país del vudú y de los zombis, nada de extrañar- del antiguo dictador Jean-Claude Duvalier alias Baby Doc y del antiguo presidente Aristide, ambos expulsados en su momento por movilizaciones populares, lo que no es un buen presagio para el futuro de los haitianos.

El país sigue estando desolado desde el terremoto del 12 de enero de 2010. Apenas se ha desescombrado el 20% de los destrozos, 150.000 personas siguen sin alojamiento cuando va a comenzar la estación de los huracanes.

Los países occidentales no han cumplido las promesas hechas tras la catástrofe bajo la presión de la emoción mundial. Han llegado menos de una cuarta parte de los 10 millardos de dólares anunciados para la reconstrucción del país.

La falta de alternativa política y social en la isla sigue siendo igual que antes. Más de un año después del terremoto, la pesadilla continúa pues para los haitianos en un país roído por las secuelas del terremoto, el cólera que ha hecho 5.000 muertos y una corrupción paralizante.

14/04/2011

http://www.npa2009.org

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons