Grabar en formato PDF
Irlanda
El Fianna Fail sancionado, la izquierda radical progresa
03/03/2011 | Georges Kopp

Menos espectaculares que la revolución en los países árabes, pero también sintomáticos de las turbulencias políticas actuales, los resultados de las elecciones legislativas anticipadas del 26 de febrero en Irlanda están ahí: el partido en el poder, solo o en coalición la mayor parte de la historia de la Irlanda independiente, el Fianna Fail, se ha hundido mientras la izquierda y la izquierda radical conocen una progresión importante.

De más del 40% de los votos en 2007, el partido del primer ministro Brian Cowen, gran arquitecto de la política económica de antes de la crisis, ha pasado a solo el 15%. Los 70 diputados del partido se han reducido a una veintena (en Dublín, ¡pasa de 15 a solo uno!), mientras su aliado, el partido de los Verdes ha quedado sencillamente eliminado del parlamento.

Es cierto que el principal beneficiario de esta implosión es otro partido de derechas, el Fine Gael, con el 36% de los votos. Pero a la izquierda, han sido el Labour Party (tradicionalmente a rastras de uno u otro de los dos grandes partidos burgueses), con el 20% y el Sinn Fein (10%) los que han pasado mejor el test electoral, con una participación elevada.

Con una campaña con un eje en la izquierda, el partido nacionalista Sinn Fein de Gerry Adams ha obtenido resultados históricos multiplicando como nunca su representación parlamentaria, de 4 a 14 escaños. Ha pasado de 143.000 en 2007 a 220.000 votos, es decir un aumento del 50%, pasando del 6,9% al 10% de los votos.

Pero están también los resultados de la izquierda radical, la que rechaza las medidas de austeridad y llama a la resistencia de los trabajadores. Para estas elecciones anticipadas, la izquierda radical se había presentado unida a través de un frente electoral: la “United Left Alliance” (ULA, Alianza de la izquierda unida); constituida principalmente por las organizaciones trotskystas de un lado, el Socialist Party (CIO, organización hermana del PSL en Irlanda), el People Before Profit (PBP, “Las personas antes que los beneficios”, organización hermana del Socialist Workers Party británico), apoyados igualmente por Socialist Democracy (IV Internacional en Irlanda) y, de otra parte, por la Workers and Unemployed Action Group (WUAG), un grupo de trabajadores y parados de Tipperary que han abandonado el Labour Party.

La ULA presentaba 20 candidatos en una veintena de circunscripciones, aunque no apareciendo bajo este nombre pues la alianza no ha sido oficialmente registrada como un partido político. Cada candidato aparecía pues bajo la etiqueta de su organización respectiva: 9 del SP, 9 del PBP, 1 de la WUAG y 1 del SD. En total, la Alianza de la Izquierda ha obtenido cerca de 50.000 votos, es decir el 2,5% de los sufragios (más que el Partido Verde, que obtiene 41.000 votos, el 1,8%).

Con un sistema electoral proporcional, esta coalición entra así en el parlamento con un grupo de cinco diputados. Del Socialist Party: Joe Higgins (ya elegido al parlamento europeo en 2009) elegido en Dublín-Oeste y Clare Daly en Dublín-Norte; del People Before Profit: Joan Collins en Dublín Sur-Central y Richard Boyd Barret en Dun Laoghaire; y en fin , Seamus Healy, del WUAG, en Tipperay-Sur.

Está claro que la izquierda radical y el Sinn Fein han logrado captar electoralmente una buena parte del descontento popular frente a la crisis y a las drásticas medidas de austeridad impuestas por el gobierno Fianna Fail-Verdes, bajo la batuta de esos tiburones capitalistas que son los banqueros, los especuladores y sus criados del FMI, del Banco Central Europeo y de la Unión Europea.

02/03/2011

Traducción: Alberto Nadal para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons