aA+
aA-
Grabar en formato PDF
27-E. Huelga General en el País Vasco contra la reforma de las pensiones
Crónica de urgencia
28/01/2011 | Josu Egireun

Convocada por ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE e IRU y secundada por ESK, CNT y (en Navarra) CGT, la Huelga General (HG) en el País Vasco ha constituido un éxito de movilización; una movilización necesaria contra el recorte de pensiones, que en todo caso no puede quedar ahí y a la que será necesario dar continuidad.

1. Una HG más amplia que la del 29-J de 2010 contra la reforma laboral. Un dato que destaca especialmente de esta jornada de movilización es que ha sido superior a la del 29-J contra la reforma laboral, que contó con el apoyo de CC OO.
Ha sido una huelga con más participación en las empresas del sector privado (en el sector industrial, en el 61,35% de las empresas de más de 50 trabajadores el paro fue superior al 70% y en un 14,94% más, el paro fue superior al 30%). En cómputo global se puede decir que las empresas donde el paro fue total o superior al 30% representan el 76,29%, lo que muestra la importancia del movimiento huelguístico.
Este mayor dimensión hay que entenderla también por la incorporación a la huelga, a diferencia de la HG del 2010, del sector cooperativo de Mondragón y porque en Navarra, donde esa movilización tuvo dificultades para incorporar al cinturón industrial de Pamplona (dominados mayoritariamente por CC OO y UGT), en esta ocasión se ha conseguido superar ese inconveniente.
Otro elemento significativo han sido las masivas movilizaciones en las cuatro capitales y en especial la de Pamplona. Manifestaciones que tuvieron su continuidad a la tarde en convocatorias realizadas conjuntamente con los movimiento sociales. Un modelo de movilización que poco a poco va adquiriendo cuerpo.
Junto a ello hay que tomar nota de una respuesta más débil en el sector de servicios, que constituye un dato nuevo (quizás porque en este sector la inmensa mayoría de los contratos son precarios) que se viene consolidando de una huelga a otra y que merece prestarle atención hacia el futuro, porque a fin de cuentas, a nivel ciudadano, muestra una normalidad que debilita la visibilidad de la huelga.

2. Además, la importancia del seguimiento de esta huelga es grande por los obstáculos a los que se ha enfrentado. De entrada, el rechazo frontal a la convocatoria de CC OO y UGT de la Comunidad Autónoma del País Vasco y de la Comunidad Foral Navarra. Según ellos había que esperar a la dinámica estatal (ya vemos a donde conducen esas dinámicas…).
El segundo elemento al que se ha visto confrontada es a la maniobra desmovilizadora del gobierno Zapatero convocando un “diálogo social”, sin tocar criterios fundamentales de la reforma, al que CC OO y UGT no sólo se han sumado, sino que lo han hecho de la peor de las maneras.
Podría entenderse que ante una maniobra del gobierno tratando de desnaturalizar cualquier dinámica de movilización se podía aceptar acudir a la mesa de negociación para desvelar esa maniobra, pero la actitud de CC OO y UGT no iba por ese camino. Porque ese camino exigía reforzar la movilización (como dijo en su día el actualmente tan laureado Marcelino Camacho, porque “sin movilización detrás, la negociación se convierte en mendicidad”).
Así que, al final, no sólo no se han dedicado a un “cambio de cromos” (ceder en una negociación y ganar en otra) que Toxo rechazó con vehemencia porque parecía “una actitud vil”, sino que el criterio ha sido buscar el mínimo resquicio para rehuir de la movilización, sin necesidad siquiera de contrapartidas. Hasta ahí llega la firmeza de las actuales direcciones de CC OO y UGT.
El tercer elemento que ha tenido que confrontar esta movilización ha sido el silencio de los medios en torno a la misma. Poco importa que 70% de la representatividad sindical viniera trasladando a la sociedad el debate sobre las sinrazón de la reforma del gobierno y la necesidad de responder con la movilización para detener tamaña agresión. Salvo los diarios Gara y Berria, para el resto de medios de comunicación escritos o audiovisuales, fueran públicos o privados, el rechazo a esta reforma y la convocatoria de huelga no han existido
De ese modo, el empeño de los medios de comunicación ha sido claro: desterrar de la escena pública las voces críticas a la reforma y las convocatorias de movilizaciones. Y también pregonar la “derrota” de la movilización contra la reforma laboral. Este es un dato que no se puede despreciar porque si bien el rechazo de la medidas del gobierno es amplio, a la hora de la movilización, una duda que encontramos con mucha frecuencia es la utilidad de la misma, del esfuerzo que se va a realizar.

3. Por último, como siempre, el punto más complicado tras toda movilización es su continuidad. Lo primero que hay que anotar es que el terreno se ha vuelto más abrupto. Ahora no sólo tenemos una contrarreforma del sistema público de pensiones, sino que tenemos una reforma avalada por CC OO y UGT. Y lo segundo, que no cabe el desaliento. Más que nunca, hay que cargarse de razones para denunciar la reforma pactada e impulsar movilizaciones durante todo su trámite parlamentario.
La peor de las actitudes ante la reforma pactada es bajar los brazos. Este pacto es un pacto contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras y contra la indignación general hacia la política del gobierno. Hay que traducir ese malestar en movilización contra el pacto. Es la única manera que la cólera social no se traduzca en impotencia. Además, con esta dinámica emprendida por CC OO y UGT, no son desdeñables los riesgos de que la cólera social se traduzca políticamente una evolución hacia la derecha de las capas populares ante la ausencia de una alternativa y un rechazo de estas políticas por la izquierda. Esta es otra razón para no dejarse arrastrar por el desaliento y dar continuidad a la lucha.

Josu Egireun es miembro de la Redacción de VIENTO SUR







Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
Iruñea-Pamplona. 27 de abril de 2018, 19:00h
Iruñea-Pamplona. Viernes, 27 de abril de 2018. 19:00 h Feminismo, transición y Sanfermines del 78 - Begoña Zabala González
Zabaldi, Navarrerías 25
Actos
Madrid. 27 de abril de 2018, 19:00h
Madrid. 27 y 28 de abril de 2018. 19:30 h y 11:00 h Seis contradicciones y el fin del presente. Franco Berardi Bifo — Franco Berardi Bifo











Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons