Grabar en formato PDF
Haití
Fraudes y cólera
04/12/2010 | Thibault Blondin

Once meses después del seísmo, el saqueo continúa en Haití y la maldición se ha acentuado con otro perfume, el del cólera, con el trasfondo de las elecciones trucadas.

La elección presidencial que se ha celebrado el 28 de noviembre ha sido una parodia de democracia. Han sido constatados numerosos fraudes, provocando la cólera de la población que se ha manifestado en las calles de Puerto Príncipe. Diez candidatos de diez y nueve reclaman la anulación del escrutinio.

Sin embargo, todos estuvieron en los diferentes gobiernos que se sucedieron desde la caída de Baby Doc en 1986 y pertenecen a la élite dirigente del país, la que acapara todas las riquezas. En esta "elección-selección", una gran parte de los candidatos está financiada por los narcotraficantes que distribuyen armas a los diferentes partidarios, liberan asesinos de las cárceles y siembran la violencia en una campaña en la que el movimiento obrero está totalmente ausente.

Los hatianos luchan igualmente contra una epidemia de cólera. Ha sido preciso que ese terrible azote golpee la isla para que Haití volviera a un primer plano en la escena internacional.

El cólera golpea y libera la cólera de la población contra las fuerzas de la ONU (Minustah). Sospechas muy fuertes hacia las tropas nepalíes de la ONU que habrían traído las bacterias responsables son confirmadas por los primeros análisis que revelan que la fuente de estas bacterias vendría del sur de Asia /1, muy afectado por la epidemia estos últimos meses. El epicentro de la epidemia está, por otra parte, situado en la región en la que están acantonadas las tropas nepalíes en condiciones sanitarias degradadas (falta de saneamientos). Estas sospechas, que la comunidad científica no desmiente, demuestran que la cólera de los manifestantes contra las tropas responsables de la epidemia no está desprovista de fundamentos, al contrario de lo que dicen la ONU y los medios.

Por otra parte, los haitianos expresan su cólera frente a tropas de ocupación que no han abandonado jamás realmente el país desde 1991. Esta ocupación es la única triste visibilidad de la ayuda internacional prometida cuando más de 1,3 millones de personas siguen viviendo en campos de tiendas de campaña o chabolas de uralita. Como en el caso del terremoto, la epidemia de cólera subraya sobre todo el estado desastroso de las infraestructuras de Haití. La corrupción y los negocios turbios, que no han desaparecido jamás desde la era Duvalier, han enriquecido a una casta dirigente que compone lo esencial de los candidatos a la presidencia, privando al país de equipamiento en infraestructuras públicas. Solo el 41% de la población tiene acceso a los saneamientos y menos de la mitad al agua potable.

Sin embargo, menos del 2% de los 5,3 millardos de dólares prometidos han sido entregados. Peor aún, los americanos, que se habían comprometido en 1,15 millardos, sencillamente, no han dado nada. Han vendido arroz a precios baratos, lo que ha tenido como única consecuencia hacer bajar el precio del arroz local y hundir el sector agrícola.

Los Estados Unidos y la comunidad internacional están acusados por observadores sobre el terreno (la ONG Partners in Health) de no entregar la ayuda para acentuar la crisis política y poder, a la salida de las presidenciales, colocar un pelele más favorable al tío Sam. Directamente responsable de este sabotaje, la fundación Bill Clinton que estaba encargada de distribuir los fondos que ponían al país bajo tutela.

Las fuerzas sociales y políticas progresistas del país, desgraciadamente, siguen siendo débiles en este país que no podrá alcanzar su liberación de la ocupación extranjera y de la oligarquía local más que mediante su autoorganización y una nueva lucha emancipadora, 200 años después de haber proclamado la República. La primera república negra de la historia, tan cara de pagar hoy aún.

NOTAS:
1/ Según los científicos del US Centers for Disease Control and Prevention.

2/12/2010
http://www.npa2009.org
Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR.



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons