Grabar en formato PDF
Elecciones en Israel
Olmert se prepara para ganar
26/03/2006 | Michel Warchawski

El 26 de marzo, los electores israelíes irán a las urnas para elegir su Parlamento. Raramente una campaña electoral israelí habrá sido tan apagada y desprovista de pasiones: todo ocurre como si los resultados fueran conocidos por adelantado. Para dos de las tres grandes formaciones políticas, las ganas de llevar a cabo una batalla que parece de todas formas perdida han desaparecido con su hundimiento en los sondeos.

A menos que ocurra un terremoto, el partido Kadima, que dirige el primer ministro interino Ehoud Olmert desde el ataque cerebral de Ariel Sharon, tendrá entre 37 y 40 escaños (de 120), el Partido laborista entre 19 y 23 (equivalente a su fuerza en el parlamento actual) y el Likud perderá más del 60% de sus diputados –debería obtener solo quince. La batalla electoral se desarrolla sobre todo entre los medios y los pequeños partidos: religiosos, árabes o de extrema derecha.

Lo que refuerza el desinterés por estas elecciones, es que todo el mundo corteja a Olmert para estar en la futura coalición gubernamental: desde el partido de extrema derecha Israel es nuestra casa hasta el Meretz, a la cabeza del cual se encuentra el tránsfuga laborista Yossef Beilin. Este último ha invitado recientemente a comer al líder de la extrema derecha, Avigdor Libermann, y no se ha quedado corto en cumplidos para su huésped, que, como el escritor antiguo dirigente del Meretz, Yossi Sarid, habría dejado sin apetito a cualquier mínimo defensor de los valores de izquierdas.

La tentativa de Benyamin Netanhahou de frenar la caída del Likud, despertando los viejos demonios de la lucha contra el terrorismo y denunciando a quienes van a “dividir Jerusalén”, ha fracasado. La mayoría de los israelíes no quiere más palabrería sobre la seguridad sino que, al contrario, quiere oír de los dirigentes promesas... sobre la separación, y que ésta sea obtenida por medidas unilaterales. El muro y la violencia no molestan ni siquiera a la izquierda. Es el secreto de la popularidad del partido Kadima y lo que va, muy probablemente, a concederle la victoria.

Traducción: Alberto Nadal



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons