aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Siria
Hace 5 años desaparecía Paolo Dall´Oglio
04/08/2018 | Baudoin Loos

Hay aniversarios que duelen. Fechas que se preferiría olvidar1. El 29 de julio de 2013 por ejemplo, hace por tanto cinco años. Ese día el padre Paolo Dall´Oglio llamaba a la puerta del cuartel general del “Estado Islámico” en Raqqa, en el este de Siria. El jesuita italiano, que vivía en Siria desde hacía más de treinta años, tenía la intención de demandar a los yihadistas que liberaran a sus presos y presas. Esa fecha funesta, el padre Paolo desapareció. En el corazón de numerosas personas sirias que le conocían y de sus amigos y amigas de todo el mundo, se hacía presente una gran inquietud. Cinco años más tarde, se ha convertido en una tristeza infinita.

Hablar claro

Quien era llamado por sus fieles “Abuna” (mi padre, en árabe) no era un hombre como los demás. Aún menos un religioso ordinario. Era alguien que había puesto su vida al servicio de una causa: el diálogo interreligioso, entre cristiandad e islam. En los años 1980, recién llegado a Siria, donde aprendió rápidamente el árabe, emprendió la restauración del monasterio Mar Moussa al-Habachi (san Moisés el Abisinio) con jóvenes de Siria. Al padre Paolo le gustaba hablar claro. Sus fieles le adoraban, la jerarquía desconfaba de él.

Cuando surgió la revolución, en 2011, en la onda de las “primaveras árabes”, eligió su campo sin dudar. “Lloré cuando vi a la gente siria manifestarse, nos declaraba el 17 de septiembre de 2012, sabía que la represión era feroz aunque las manifestaciones fueran estrictamente pacíficas. Al comienzo, la gente dio pruebas de contención pues tenía un miedo inmenso a verse condenada a una guerra civil, a un baño de sangre”.

Desgraciadamente, conocemos la continuación. La represión puesta en marcha por el régimen, en efecto feroz, hizo caer al país en una violencia inaudita, en ese temido baño de sangre, generando una situación que el extremismo yihadista explotó de maravilla. El padre Paolo, alineado del lado de la gente que se manifestaba y dando fe de su causa por todo el mundo, fue pronto expulsado de Siria, en junio de 2012. Pero hacía falta algo más para desanimarle. Y realizó varios viajes clandestinos al país de su corazón, hasta esa visita al antro del EI.

“Lucha sin concesiones”

Quienes como yo en dos ocasiones, nos entrevistamos con el padre Paolo quedamos marcados de forma duradera. “Paolo, escribe la web lignes-de-cretes.org, tenía el carisma de quienes aman tanto la vida que no tienen dificultades para contemplar abandonarla. Era llevado por una confianza inquebrantable. En Dios, por supuesto, pero también en el poder del diálogo. No era partidario de un diálogo fofo, no situado y relativista. Sus convicciones eran fuertes, ancladas, reivindicadas, a veces lanzadas al rostro de un interlocutor conmovido por tantas certezas. Paolo creía en la fuerza del encuentro. Creía también en la lucha democrática. La lucha por la igualdad de derechos, por la libertad y más profundamente aún, como las consignas de la calle siria, por la dignidad. Esta lucha no podía a sus ojos sino ser completa, sin concesiones, última”.

El tiempo -el imperfecto- aquí utilizado se justifica, ¡desgraciadamente! El padre Paolo Dall´Oglio fue más que probablemente asesinado poco después de su llegada al CG del EI en Raqqa, hace cinco años. Diversas fuentes yihadistas lo han hecho saber más o menos claramente, aunque ninguna prueba de su muerte haya sido jamás aportada. Según un documental inédito rodado en particular en Raqqa por un periodista italiano, Amedeo Ricucci, el emir del EI que habría podido ver entonces a Paolo por última vez seguiría vivo y en Raqqa. ¿Hablará algún día? ¿Contará la suerte de quien desapareció el 29 de julio de 2013, fecha que, como escribe lignes-de-cretes.org, “fue un enorme agujero en el corazón de ese verano, un enorme agujero en el corazón de la revolución. Como un símbolo de lo que iba a seguir, de lo que estaba ya en curso: la aniquilación de las aspiraciones democráticas ciudadanas sirias por un odio gemelo, el del clan Assad, dispuesto a pasar a todo el país a sangre y fuego para no perder el poder, y el de la camarilla del EI, dispuesta a robar a la gente revolucionaria siria todos sus sueños y sus esperanzas”?

Artículo publicado por el diario Le Soir, el 30/07/2018

http://alencontre.org/moyenorient/syrie/syrie-il-y-a-5-ans-paolo-dalloglio-disparaissait-il-incarnait-la-revolte-contre-la-tyrannie-et-la-necessite-du-dialogue.html

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

1 El 13 de abril de 2013, el padre Paolo Dall´Oglio, junto a George Sabra, Gilbert Achcar y Nahed Badawia, participaba en el Volkshaus de Zurich en una jornada de solidaridad con el pueblo sirio en lucha contra la dictadura del régimen de Assad. El 4 de agosto de 2013, la página alencontre.org lanzaba, con numerosos apoyos, una campaña por su liberación http://alencontre.org/moyenorient/syrie/syrie-des-militants-de-lopposition-lancent-une-campagne-pour-la-liberation-du-pere-paolo-dalloglio.html.

El silencio del Vaticano no traducía solo una política diplomática de una larga experiencia, sino también los lazos y los intereses comunes existentes entre un sector de la Iglesia de Siria y el régimen de Assad. El deber de la memoria es a menudo deshonrado. Aquí, se impone (Red. A l´Encontre).





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons