aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Programa nuclear iraní
Trump y Netanyahu echan leña al fuego
22/05/2018 | Julien Salingue

Donald Trump ha confirmado sus intenciones belicistas anunciando el 8 de mayo la retirada de Estados Unidos del acuerdo sobre el programa nuclear iraní y el restablecimiento de la sanciones económicas. Al hacerlo, echa un poco más de leña al fuego en una región en la que abundan los enfrentamientos.

En su discurso del 8 de mayo, Donald Trump, como es habitual en él, no se ha ido por las ramas: “Me parece claro que no podemos impedir la bomba nuclear iraní por medio del acuerdo podrido que ha sido firmado”. En apoyo de esta afirmación, Trump ha creído necesario referirse a las pruebas expuestas por el primer ministro israelí Netanyahu una semana antes en una conferencia de prensa consagrada a Irán. Pruebas que, en realidad, no prueban nada, sino que la propaganda israelí, incluso con grandes refuerzos de nuevas tecnologías, sigue siendo enormemente vulgar.

Nada nuevo bajo el sol

Varios comentaristas no han dejado de señalar que la alocución de Netanyahu parecía más bien un show a lo Steve Jobs cuando presentaba las innovaciones del último iPhone. Pero el decorado no basta. Y, aún mostrándose orgullos de que los agentes del Mossad hubieran logrado hacerse con 55.000 páginas de archivos iraníes sobre el programa nuclear, el Primer Ministro fingió ignorar que ninguno de esos documentos era del período posterior a la firma del acuerdo sobre el programa nuclear en 2015.

Como subrayaba el periodista Thomas Cantaloube, en Mediapart, “la mayor parte de los documentos presentados por el Primer Ministro se refieren a proyectos que se han detenido en 2003 o a notas redactadas en los años 2000. Los expertos de las cuestiones nucleares que han comentado la presentación de Netanyahu no han quedado muy impresionados: se trata de documentos conocidos, al menos en lo fundamental”. En definitiva, aunque Netanyahu proclame alto y claro que “Irán ha mentido”, en realidad ha demostrado sobre todo, por reducción al absurdo, que nada permitía afirmarlo.

Al riesgo de lo peor

Una operación de comunicación a la que Israel está acostumbrado, y que Trump ha decidido asumir para sus intereses. El dúo, aún sin ser creíble, no deja de ser por ello menos peligroso. Pues su hostilidad hacia Irán no es solo verbal: dan fe de ello los bombardeos israelíes contra posiciones iraníes en Siria el 10 de mayo, que habrían provocado 27 muertes, entre ellas las de 11 iraníes. Todo ello en un contexto regional en el que Irán y Arabia Saudita se entregan a una lucha de influencia de consecuencias trágicas, en particular en Yemen.

No tenemos ninguna simpatía por el régimen iraní, autoritario y reaccionario, y no le consideramos en ningún caso como un aliado para los pueblos de la región. Pero nada puede justificar el juego particularmente peligroso al que se dedican Trump y Netanyahu, que parecen considerar que el Medio Oriente no sufre suficientemente una situación de sangre y fuego. Y las recientes gesticulaciones de Macron durante su visita a Estados Unidos, añadidas a una complicidad sobrerrepresentada con Trump, resultan aún más patéticas e indignantes.

17/05/2018

https://npa2009.org/actualite/international/nucleaire-iranien-trump-et-netanyahou-jettent-de-lhuile-sur-le-feu

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons