aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Túnez
Movilización enseñante: la apuesta de la victoria social
23/04/2018 | Fathi Chamkhi

Reunida el viernes 13 de abril, la comisión administrativa 1/ de la Federación General de Enseñanza Secundaria (FGESEC) 2/, ha convocado paros por una duración indeterminada en todos los institutos y colegios de Túnez a partir del martes 17 de abril.

La FGESEC inscribe sus reivindicaciones en una perspectiva global, consistente en invertir el proceso actual de desmantelamiento de la escuela pública, gracias a una reforma en profundidad con más medios humanos y financieros, en particular la apertura de negociaciones para una reforma global de la educación pública, la aplicación del acuerdo del 21 de octubre de 2011, que clasifica el trabajo del enseñante entre los trabajos penosos y una jubilación a partir de 55 años sobre la base de 30 años de trabajo.

Una lucha a largo plazo

Frente a estas reivindicaciones, el gobierno se hace el sordo. Entonces, para hacer oír sus voces los y las enseñantes han emprendido, desde diciembre, una serie de acciones, en particular tres huelgas nacionales en diciembre, febrero y marzo, concentraciones regionales y nacionales, y una gran manifestación nacional. Habían decidido también, el 11 de enero pasado, retener las notas de los exámenes y no entregarlas a la administración.

Este pulso no debe sin embargo ser el árbol que oculta el bosque. El actual jefe de gobierno fue nombrado en agosto de 2016, con la misión principal de la aplicación de un nuevo programa, exigido por el FMI, de una duración de cuatro años. Los diferentes programas del FMI (1987, 2013 y 2016) no han hecho mas que empobrecer más aún a las clases trabajadoras así como al Estado, para enriquecer más aún a una minoría de ricos.

Rechazo de una política global

La movilización de los y las enseñantes expresa, más allá de sus propias reivindicaciones, un rechazo total de la política de huida hacia adelante que se está realizando desde 2011. Es un rechazo categórico a la muerte lenta de la escuela y del conjunto de los servicios públicos, al sabotaje de las empresas públicas y del sistema de seguridad social, a la degradación continua del poder de compra de los y las asalariadas y de las clases populares... exigidos por el FMI. Claramente, todo esto está en cuestión en el actual pulso entre la Unión General Tunecina del Trabajo y el gobierno de Chahed.

Hasta ahora, ni la revolución de 2011, ni las elecciones democráticas de 2011 y 2014, ni siquiera las miles de acciones y luchas realizadas en el curso de los últimos años por los y las personas asalariadas, paradas y desheredades, etc, han logrado liberar a Túnez de las garras de la dictadura de las instituciones financieras internacionales y del neocolonialismo.

Pero lo que es admirable en el movimiento social y sindical tunecino es su voluntad y su capacidad para levantarse de nuevo, a pesar de todos los obstáculos a los que se enfrenta, y continuar la lucha para arrancar sus derechos. Lo que hoy está en juego es importante: se trata, ni más ni menos, de dar una oportunidad real a Túnez. ¡Apostemos por la victoria social!.

20/04/2018

https://npa2009.org/actualite/international/mobilisation-enseignante-en-tunisie-le-pari-de-la-victoire-sociale

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

1/ Estructura de decisión que reune, además de a la dirección nacinoal, a los y las secretarias generales de las 24 federaciones regionales que están mandatadas por los sindicatos de bases de la región.

2/ Es una de las 19 federaciones que componen la poderosa Unión General Tunecina del Trabajo (UGTT).





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons