Grabar en formato PDF

Iniciativa "Hablamos español"
Nueva ofensiva del españolismo lingüístico
14/12/2017 | Juan Carlos Moreno Cabrera

Ha nacido recientemente la iniciativa denominada “Hablamos español”, una entidad creada para defender los derechos y las libertades lingüísticos. Con estos loables fines en mente, está promoviendo una ILP para asegurar los derechos de los hispanohablantes en Catalunya, El País Vasco y Galicia.

Los supuestos ataques a los derechos de los hispanohablantes

“Estamos viendo cómo se propone que sea garantizado el uso del catalán, euskera, y gallego incluso en lugares de España donde éstas lenguas no son oficiales, mientras siguen sin restablecerse los derechos que nos han quitado a los hispanohablantes”, dice su manifiesto fundacional 1/, con una referencia clara a la situación en Catalunya: “Por otra parte, tanto el discurso sobre una pretendida plurinacionalidad de España, como los pactos que se plantean para blindar la imposición de lengua a cambio de una hipotética paz con el independentismo, o las propuestas de cambios en la Constitución, suponen una nueva amenaza para los derechos de los hispanohablantes” 2/.Como vemos, se cuestiona desde el principio la idea de que España sea un país plurinacional y se reafirma el inmovilismo constitucional. Además, se insiste en la idea de que el español está siendo arrinconado y disminuido en España y que los derechos de los hispanohablantes están siendo vilmente pisoteados. En el sitio web de esta entidad (http://hispanohablantes.es/) se formulan preguntas como las siguientes: ¿Cómo se prohíbe el uso del español en las comunidades autónomas con dos lenguas? ¿Quién está detrás de la imposición de lenguas en España?

Esta iniciativa parte de unas ideas y preocupaciones idénticas a las que se hicieran públicas en el “Manifiesto por la lengua común” de 2008 en cuanto a que, por ejemplo, la cooficialidad de las lenguas distintas del castellano “… no implicará que todos los empleados públicos deban conocer la lengua cooficial con el castellano en el territorio”, algo que se pedía también en ese manifiesto y que supone que las lenguas cooficiales solo han de serlo sobre el papel sin efectos prácticos sustanciales. Esta iniciativa es apoyada por entidades tales como Societat Civil Catalana, Plataforma 12 de Octubre, Fundación Gustavo Bueno, Asociación para la Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana, Fundación para la Defensa de la Nación Española, Espanya i Catalans, Ágora Socialista, entre muchas otras.

La enseñanza en la lengua nativa

En los diversos documentos que se pueden leer en el sitio web de esta iniciativa (http://hispanohablantes.es/index.php) se critican las diversas acciones de promoción de las lenguas distintas del castellano como actividades perversas de clientelismo político e ideológico que lo único que pretenden es arrinconar, cuando no eliminar, el castellano y limitar, si no violentar, los derechos lingüísticos de los hispanohablantes. Entre los numerosos documentos que se pueden leer hay un manifiesto de Galicia Bilingüe, una de las entidades impulsoras de esta iniciativa, titulado “Argumentario contra la manipulación nacionalista” 3/.

Uno de los argumentos que se utilizan en este documento es el de la necesidad de que las personas sean educadas en su lengua nativa. A partir de ahí, se concluye, es necesario que las personas gallegas o catalanas de lengua nativa española sean educadas en español y no en gallego en Galicia y en catalán en Catalunya. Que este argumento está dirigido, no a defender el español, sino a atacar el catalán y el gallego como lenguas de la educación en Catalunya y en Galicia, se ve claramente si se tiene en cuenta la poca consistencia de las deducciones que se hacen a partir de este principio.

Para que este principio fuera respetado en todo el Estado español, el español debería dejar de ser obligatorio en la educación a nivel estatal para que, de este modo, una persona de lengua nativa catalana, por ejemplo, pudiera ser educada en cualquier lugar del Estado español en catalán. Más aún, las personas inmigrantes de habla nativa árabe, rumana o china, entre muchos otros idiomas, deberían poder ser educados en España en sus lenguas nativas respectivas. Para que esto fuera posible el español debería dejar de ser lengua obligatoria en la educación en todo el territorio del Estado español. Pero esta no es la consecuencia que se extrae del principio antedicho, considerado como uno de los basamentos principales de esta iniciativa; al contrario, la conclusión que se deduce es justo la opuesta: el español debe ser lengua obligada en la educación en toda España, pero las otras lenguas no pueden serlo ni siquiera en los territorios en los que existen comunidades lingüísticas no castellanas.

Esto se basa, claramente, en la no aceptación de facto de que el catalán, euskera o gallego son lenguas oficiales, que va pareja a la idea, rechazada en la declaración de intenciones, de que España sea un estado plurinacional. Lo habitual en un estado europeo es que la lengua oficial sea la lengua de la educación: es lo que se da en Francia, Alemania, Holanda o Inglaterra. Esto no se puede aplicar ni se podrá nunca aplicar a Catalunya, a Galicia o al País Vasco porque para la ideología que sustenta esta iniciativa no son naciones de pleno derecho ni pueden ni podrán nunca constituir estados soberanos propios, si así lo desean. Solo hay un estado, el español y una lengua obligatoria, el español y si el gallego, catalán y vasco son oficiales (cooficiales como gustan decir) su oficialidad debe estar subordinada a la oficialidad superior del español. Se trata de una ideología lingüística supremacista que solo reconoce una nación (la española) y una lengua nacional (el español) como lengua necesariamente dominante sobre las demás.

La educación en catalán

Que la educación se realice en catalán en Catalunya tiene un fin claro: que no haya ciudadanos catalanes que no sepan la lengua oficial de Catalunya, que es el catalán (cosa no admitida de facto por quienes promueven esta iniciativa) y, por tanto, que no haya segregación lingüística: unas personas que solo conozcan el castellano y otras que conocen el catalán y el castellano. Una persona que ha nacido y vive en un país cuya lengua oficial desconoce está claramente limitada y no puede ni siquiera ejercer la libertad lingüística que enarbolan quienes promueven esta iniciativa: solo se puede elegir entre dos lenguas si se conocen ambas; de lo contrario la libertad de elección es imposible.

Quienes defienden el derecho a ser educados exclusivamente en castellano en Catalunya, están defendiendo el “derecho” a la segregación lingüística, a la ignorancia (a no saber la lengua oficial del país al que pertenecen), a tener menor libertad de elección, a ser menos libres, a tener limitada la cultura, el conocimiento y, en definitiva, la libertad.

Si se educa a alguien en Francia, Alemania o Italia será educado en francés, alemán o italiano lo quiera o no, porque son las lenguas oficiales de esos países. Pero Catalunya (o Galicia o el País Vasco) no puede hacer lo mismo porque, según la ideología de la iniciativa que comentamos, ni es una nación soberana, ni podrá constituir nunca un estado independiente y siempre tendrá que ser una provincia más de España sometida al imperio de la lengua española.

Una ideología supremacista

Que estamos ante una ideología supremacista se puede ver en la reacción ante la imposición de otras lenguas dominantes. Quienes defienden la necesidad de ser enseñados en su lengua nativa tendrían que hacer una campaña contra la enseñanza en inglés en los estudios elementales y medios. A diferencia del catalán, lengua romance muy próxima al castellano que se puede aprender a entender sin grandes esfuerzos intelectuales (con más facilidad aún en la infancia), el inglés es una lengua ajena a nuestra cultura que jamás se ha hablado generalizadamente en España y que plantea muchas dificultades educativas para las personas cuya lengua nativa es del grupo romance. ¿Por qué quienes protestan porque se enseñe obligadamente en gallego, euskera o catalán, no dicen nada respecto al intento de implantación de la educación en inglés, aunque sea solo parcial, en el sistema educativo español? No es difícil contestar esta pregunta desde la perspectiva supremacista: para esta ideología hay lenguas superiores (inglés, español) y lenguas inferiores (catalán, castellano y euskera) y las primeras han de predominar necesariamente sobre las segundas en la educación y en los demás ámbitos, por el bien de quienes tienen la desgracia de tener como nativa una lengua inferior. Para esta ideología, por un lado las lenguas superiores nunca se imponen, simplemente se expanden de modo natural y, por otro, las lenguas inferiores siempre se imponen y se retraen de modo natural. Esto no es más que racismo lingüístico llamado también lingüicismo 4/.

Como ocurrió con el manifiesto por la lengua común de 2008, estamos ante una iniciativa supremacista, excluyente y lingüicista (es decir, informada de lingüicismo). Un movimiento que lo que pretende es que las lenguas comunes distintas del castellano nunca lleguen a estar plenamente normalizadas en los territorios en los que conviven las comunidades lingüísticas que se sirven de ellas cotidianamente. Se dice en la iniciativa que lo que se defiende es la libertad lingüística y se ataca la supuesta opresión a la que es sometido el español, pero por lo que en realidad se aboga es por la supremacía absoluta del español en todos los lugares del Estado y en todos los ámbitos culturales, educativos, políticos, ideológicos, judiciales, mediáticos etc… La supremacía de la nación española sobre las demás naciones del Estado español tiene que reflejarse también en la lengua nacional: el español.

El castellano y la República catalana

En la actualidad hay una oleada ofensiva españolista que está poniendo en cuestión e intentando revertir o eliminar muchas de las conquistas políticas, culturales y lingüísticas de las naciones catalana, gallega y vasca que han arrancado al nacionalismo imperialista español. En estos momentos, Catalunya es la nación que está en el primer plano de los ataques de este imperialismo. Los ataques judiciales, políticos y culturales a esta nación por parte del imperialismo español son contundentes y cada vez más graves. La nación catalana tiene un escudo importante para intentar defenderse: el escudo de la República Catalana, proclamada en octubre pasado. El desarrollo de la República Catalana es imprescindible, desde mi punto de vista, para dar un futuro digno a la nación Catalana. En la constitución de la República Catalana surge en seguida la cuestión de la lengua. Y, dentro de ella, la siguiente pregunta: ¿Debe ser lengua oficial el castellano en la República Catalana? La iniciativa que comento en este artículo está apoyada por asociaciones de Catalunya encabezadas por Societat Civil Catalana; además Ciudadanos, un partido ultranacionalista español, nació precisamente en Catalunya como oposición activa al uso de la lengua catalana en la educación. Con estos datos, no me cabe la menor duda de que hacer que el castellano sea lengua oficial de la República Catalana sería equivalente a dar cobertura legal a todas las ofensivas contra el catalán que existen y que, muy previsiblemente, seguirán existiendo en el futuro. La República Catalana debe defender la lengua catalana y dar carácter oficial al castellano en ella sería ofrecer un instrumento precioso al nacionalismo lingüístico español para seguir haciendo de las suyas. No se debería caer en esta trampa.

12/12/2017

Juan Carlos Moreno es catedrático de Lingüística de la Universidad Autónoma de Madrid


1/ http://hispanohablantes.es/nace-hablamos-espanol.php

2/ http://hispanohablantes.es/nace-hablamos-espanol.php

3/ http://hispanohablantes.es/medios/Argumentario_GB.pdf

4/ La discriminación entre las lenguas por sus supuestas propiedades intrínsecas es sometida a una crítica lingüística en mi libro La Dignidad e Igualdad de las Lenguas (Madrid, 2016, 2ª edición). En mi libro Los Dominios del Español (Madrid, 2015) analizo detalladamente la ideología supremacista que fundamenta la iniciativa objeto de este artículo.



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons