aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Zimbabue
El león ha muerto (políticamente) esta noche
30/11/2017 | Paul Martial

La población ve con alivio que el viejo león, como al propio Mugabe le gustaba llamarse, se vea obligado a abandonar el poder. Una revancha para todas y todos los que han tenido que sufrir su política.

Esta jubilación forzosa es también una garantía de que su esposa Grace Mugabe no le suceda.

Sin Estado de Gracia

En efecto, la esposa de Mugabe ha logrado simbolizar todos los males de este régimen, la corrupción y el derroche del dinero del Estado -de donde proviene su mote de Gucci Gracia relacionado con la marca de lujo-, la arrogancia y la violencia -el último episodio fue la agresión contra un maniquí en un hotel en África del Sur-, el arrivismo y las peores maniobras para suceder a su marido.

Alrededor de ella en la ZANU-PF (siglas en inglés de la Unión Nacional Africana de Zimbabue - Frente Patriótico), el partido en el poder, se ha creado una nueva generación de cuadragenarios, como el Ministro de Educación Jonathan Moyo o el de Desarrollo Rural y Vivienda Saviour Kasukuwere. Esa red de apparatchiks, conocida con el nombre de G40, ha hecho todo lo que ha podido para apartar a los eventuales sucesores de Mugabe. Así, Joice Mujuru, una veterana de la guerra de liberación, fue excluída en 2014. Luego le tocó a Emmerson Mnangagwa que tuvo que refugiarse en África del Sur.

Este último despido abría el camino para la toma del poder por Grace Mugabe y el G40. Lo que los responsables del ejército no han aceptado y ha determinado su intervención.

Cocodrilo contra viejo león

Emmerson Mnangagwa ha vuelto, por tanto, de su corto exilio, para ser nombrado presidente interino y concurrir con los colores de la ZANU-PF a las próximas elecciones presidenciales.

Este antiguo guerrillero, llamado "el cocodrilo" por haber fundado el grupo epónimo de combatientes en los años 1960, ocupó rápidamente los puestos claves de los gobiernos: las finanzas, la seguridad del Estado y luego la defensa. Era el hombre de Mugabe, e incluso el hombre de los trabajos sucios. Estuvo encargado, en los años 1980, de aplastar al ZAPU, un grupo político rival del ZANU-PF y, por ello, es responsable de la muerte de más de diez mil personas en la masacre de Matabeleland, región que apoyaba a la oposición. Su participación en el endurecimiento de la dictadura y en el desastre económico figura en su palmarés igual que su enriquecimiento mediante la corrupción, marca de fábrica de las élites del país.

Visto el pedrigrí de este dirigente, su vuelta triunfal a Harare, la capital del país, puede suscitar interrogantes. Ciertamente, en su primer discurso ha dicho lo que la gente quería oír, que iba a garantizar la democracia y la libertad y trabajar para crear empleos, pero la razón principal de su popularidad reside en su éxito a la hora de apartar a Mugabe del poder. Aparece para la población como la única alternativa creíble tanto más en la medida en que la oposición política en el país está debilitada y dividida.

Las ilusiones en este nuevo poder no son convenientes, ya que no es sino la emanación del antiguo. El único punto positivo, pero es importante, es la irrupción de la población en la escena política. Al contrario de Angola donde, con la elección de Joao Lourenzo, se asiste a un nuevo reparto del poder en el seno del MPLA, con la exclusión de la hija del antiguo presidente Dos Santos de la sociedad petrolera Sonango y, por el momento, una población espectadora de estas rivalidades entre clanes. En el caso de Zimbabue, el combate entre las dos fracciones de la ZANU-PF ha ocasionado potentes manifestaciones, nunca vistas desde la concentración de 1980 para festejar la liberación del país del jugo racista de Ian Smith, entonces Primer Ministro de Rhodesia, el antiguo nombre de Zimbabue.

Esta voluntad popular de pasar definitivamente la página de la era Mugabe abre el espacio político, y las elecciones presidenciales que deberían celebrarse en 2018 van ciertamente a contribuir a mantener esta movilización, nacida con la salida de Mugabe, que es un buen regalo de fin de año para la población.

Hebdo L´Anticapitaliste 407 (30/11/2017)

https://npa2009.org/actualite/international/zimbabwe-le-lion-est-mort-politiquement-ce-soir

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons