aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Turquía
Pragmatismo antiimperialista y fracturas en el campo de Erdogan
27/11/2017 | Uraz Aydin

"En realidad Turquía podría ser un país bastante divertido... si no estuvieras obligado a vivir en él". Es uno de los numerosos chistes que reflejan tanto la consternación como la diversión frente al nivel del absurdo que pueden alcanzar las declaraciones de los dirigentes.

La necesidad de argumentar los bruscos giros de un régimen desprovisto de brújula y que no intenta sino perpetuar su existencia a cualquier precio, ofrece a veces joyas de pragmatismo. Así, las declaraciones de Erdogan la semana pasada, con el propósito de recuperar al fundador de la República turca: "No aceptaremos que un partido amorfo como el CHP [Partido Republicano del Pueblo, liberal] hurte Ataturk a nuestra nación. ¿Vamos a abandonarle en beneficio de los golpistas, grupos marginales con espíritu fascista y al discurso marxista?"

Tensiones diplomáticas

Principal referencia histórica de la oposición laica-republicana frente al islam político, Mustafa Kemal Ataturk resurge como símbolo antiimperialista" en el contexto de un hundimiento de la política exterior y de las relaciones internacionales cristalizado últimamente en las tensiones con Estados Unidos. Si la suspensión de los servicios de visado iniciada por Washington ha sido una respuesta a la inculpación por espionaje de un miembro del consulado americano acusado de estar ligado a la hermandad de Gülen, el malestar diplomático entre los dos países contiene muchos otros aspectos: entrega estadounidense de armas a las milicias kurdas de Siria -consideradas como terroristas por Ankara; negativa a la extradición de Gülen, acusado de haber orquestado la tentativa de golpe de Estado de 2016; asunto Reza Zarrab (hombre de negocios encarcelado en los Estados Unidos por violación de las sanciones contra Irán), que está a dos dedos de salpicar al clan Erdogan haciendo resurgir las acusaciones de corrupción ahogadas por este último. A todo esto se añade la compra del sistema de defensa aérea S-400 a Rusia, demostración por parte de Ankara de su capacidad de actuar independientemente de la OTAN.

Erdogan debilitado

La agenda política de Erdogan está además focalizada en 2019, año en el que tendrán lugar las elecciones regionales, legislativas y presidenciales. Citas electorales tanto más críticas en la medida en que los resultados del bloque pro-Erdogan, compuesto del AKP y del MHP de extrema derecha, en el referéndum de abril de 2017 ha desvelado claramente su debilitamiento con una caída del 10 % de los votos. La victoria del No (al sistema presidencial deseado por Erdogan) en las grandes ciudades como Ankara y Estambul (de alcaldía AKP) y en circunscripciones de Estambul de tendencia conservadora no ha hecho sino atizar el malestar. Erdogan ha planteado así una reorganización del partido con un cambio significativo del aparato. Por el momento son las alcaldías, comenzando por las de Ankara y Estambul, las que salen perjudicadas. Los alcaldes de estas últimas, igual que otros cuatro alcaldes, han dimitido bajo la presión de Erdogan y han sido reemplazados sin elecciones.

Pero el Buen Partido, una nueva formación política de centro derecha, con fuerte acento nacionalista y conservador, que ha entrado en liza recientemente, puede hacer que cambie la situación. Meral Aksener, ministra de Interior durante los años 1990, en uno de los períodos más sombríos de la historia del Estado turco, que posteriormente se sumaría al MHP de extrema derecha, parece ya capaz de romper el poder de Erdogan.

Aksener era la dirigente de una oposición consecuente en el seno del MHP, pero la tentativa de golpe de Estado fue utilizada por el líder del partido, Devlet Bahceli, para acercarse a Erdogan y denunciar a la oposición acusándola de estar teledirigida por Gülen, excluyendo a Aksener y otros rivales. La escisión ha roto al partido y una mayoría (nacionalista pero anti-Erdogan) parece haberse sumado a Aksener. Además, este partido de centro derecha posee la ventaja de poder reunir tanto a gente descontenta del AKP que no se reconocen ya en el proyecto autocrático de Erdogan, como a las franjas más nacionalistas del CHP.

Sin embargo, es evidente que a pesar del hartazgo masivo de la orientación tomada por el régimen de Erdogan, el Buen partido no podría ser una alternativa para la clase obrera, las y los kurdos, los alevíes y todos los demás sectores oprimidos, que solo podrán contar con ellos mismos y con la convergencia de sus combates.

Hebdo L´Anticapitaliste 405 (16/11/2017)

https://npa2009.org/actualite/international/turquie-pragmatisme-anti-imperialiste-et-fractures-dans-le-camp-erdogan

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons