aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Tras el 1-0
Hacia la República catalana. La solidaridad, un deber internacionalista
03/10/2017 | Colectivo

Una revolución democrática ha comenzado en el suroeste de Europa. La jornada vivida este 1 de octubre en Catalunya ha sido la mayor movilización de desobediencia civil e institucional no violenta vivida en Catalunya, en el Estado español y en Europa a lo largo de su historia contemporánea. Pese al extraordinario despliegue de la violencia represiva de las fuerzas policiales y la guardia civil por parte del Estado español, más de dos millones de personas han logrado ejercer su derecho al voto y han expresado de forma admirable, pacífica y festiva su voluntad de caminar hacia una República catalana y la apertura de un proceso constituyente participativo.

Es el Estado español el que ha perdido definitivamente su legitimidad en Catalunya, mientras que la ejemplar respuesta de los más de 2 millones de personas en los centros de votación y en las calles y plazas de las ciudades y pueblos frente a la represión policial ha logrado una legitimación internacional innegable. Una respuesta que ha puesto de manifiesto el muy alto grado de autoorganización y empoderamiento popular conquistado y que sin duda puede y debe extenderse a los centros de trabajo y estudio con ocasión de la Huelga General, política y social convocada por la gran mayoría de organizaciones sindicales y sociales de Catalunya para este 3 de octubre en defensa de las libertades, el derecho a decidir y a favor de una Carta de derechos sociales.

Las respuestas del jefe de gobierno español y del corrupto Partido Popular, Mariano Rajoy, y la del líder del PSOE, Pedro Sánchez, siguen mostrando una total falta de voluntad de reconocer la derrota política que han sufrido este 1 de octubre. Por el contrario, se aferran a una defensa fundamentalista de la Constitución de 1978 y sólo apelan a la obediencia a una legalidad caduca frente a la nueva legitimidad conquistada este 1 de octubre. El Partido Popular en el gobierno ha decidido dar por perdida a Catalunya, en un cálculo electoralista que menosprecia los derechos y las libertades de su ciudadanía.

Es el momento de la movilización y de la solidaridad con el pueblo catalán frente a las amenazas de intensificación de la represión y de la suspensión de la autonomía catalana por el gobierno de Rajoy. Está en juego no sólo el futuro del pueblo de Catalunya sino también el de los pueblos del Estado español y de Europa en la lucha por las libertades, la democracia y la soberanía de todos los pueblos. Por eso, apelamos a la solidaridad internacionalista de los trabajadores y los pueblos frente a la del gran capital y las grandes potencias con el régimen del 78.

En 1898, con el “desastre” vivido tras la pérdida por el Imperio español de Cuba, Filipinas y Puerto Rico, el poeta Joan Maragall escribió un poema sobre el abandono y la incomprensión del gobierno al pueblo catalán que acababa con un “Adéu, Espanya”. Hoy, ese adiós dirigido no contra los pueblos del Estado español sino contra un gobierno y un régimen antidemocrático y austeritario es el sentir de la mayoría del pueblo catalán.

Estamos convencidos de que la ruptura democrática que ha comenzado ya en Catalunya ayudará sin duda a avanzar en el camino hacia la ruptura con este régimen y a la apertura de procesos constituyentes desde el protagonismo de los pueblos en todo el Estado. Porque, como se ha podido escuchar en las manifestaciones de estos días cuando se ha entonado una de las canciones que fue himno de lucha contra la dictadura franquista, L’estaca, de Lluís Llach, “Si estirem tots, ella caurá/ i molt de temps no pot durar,/segur que tomba, tomba, tomba/i ens podem alliberar”.

Sonia Farré
Diputada en el Parlamento español
Miguel Urbán
Diputado en el Parlamento Europeo
Jaime Pastor
Miembro de Anticapitalistas
Olivier Besancenot, Christine Poupin y Philippe Poutou
Miembros del Nouveau Parti Anticapitaliste (Francia)
Jorge Costa y Joana Mortagua
Diputad@s del Bloco de Esquerda (Portugal)
Antonis Ntavanellos
Fundación La Comuna y portavoz de DEA
Maria Bolari
Exdiputada de Syriza y miembro de DEA (Grecia)

Franco Turigliatto, ancien sénateur, Sinistra Anticapitalista

Chiara Carratu, syndicaliste, Sinistra Anticapitalista (Italia)

Pino Sergi (syndicalistes et membre du Movimento per il Socialismo); Udry Charles-André, site alencontre, MPS;

Geneviève de Rham, syndicaliste, MPS;

Elisabeth Schenk (Bewegung für Sozialismus),

Philippe Schmid, BFS. (Suiza

http://blogs.publico.es/otrasmiradas/11106/hacia-la-republica-catalana-la-solidaridad-un-deber-internacionalista/



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons