aA+
aA-
Grabar en formato PDF

In memoriam
Adolfo Granero
24/09/2017 | Manuel Gari, Javier Navascués

Sabíamos de su terrible cáncer, recientemente habíamos hablado con él y le encontramos dispuesto a dar otra batalla en su vida: esta vez contra la enfermedad. Lo malo es que la empezó a librar cuando ya era tarde. Hasta el final tenía y mantenía planes para cuando estuviera mejor. Y citas después del 1 de octubre para seguir debatiendo que ya no podrán realizarse.

Desde muy joven se organizó para militar, primero y muy de pasada en el PCE-ML, muy pronto y con entusiasmo en las filas de la LCR y la IVª Internacional. Fue un activista incansable y un militante ejemplar. Adolfo siempre estaba ahí. Adolfo nunca fallaba. Fuera para organizar una huelga, una caseta de fiestas para recaudar fondos o un servicio de orden.

Trabajó profesional y sindicalmente en el ramo de seguros dónde organizó en Madrid un pequeño núcleo de militantes que lograron, pese a su reducido número, una influencia estable en varias empresas del sector y en las Comisiones Obreras del mismo. Los burócratas le tenían más respeto que a un tornado. Formó parte de la organización de banca y seguros de la Liga en Madrid en la que compartió tareas de dirección con los que en poco tiempo se convirtieron en referentes de la izquierda sindical con capacidad de disputar el voto de las y los trabajadores del sector a una dirección burocrática y reformista que con el tiempo se reveló también corrupta. Ese colectivo de cuadros sindicales se convirtió en la pesadilla de quienes ya tenían más preocupación por llevarse bien con la dirección de las empresas financieras que en defender los intereses de quienes representaban.

Adolfo fue elegido repetidas veces como miembro del Comité Regional de Madrid de la LCR dónde, a partir de 1982, desempeñó la responsabilidad de construir y ensanchar la organización de centro. Su centro de operaciones fue su amado barrio de Lavapiés -más popular, obrero y castizo que el actual- desde dónde impulsó la campaña anti OTAN en los distintos barrios del centro. Ilustra su inserción en el tejido barrial que las viejitas de varias calles le pedían que les hiciera las pancartas que adornaban las fiestas de San Cosme y San Damián. Pero también, ya que tenía un olfato político envidiable para ver por dónde venía la rebeldía, fue de los primeros compañeros “mayores” que tomaron relación con el movimiento okupa o con la oleada de insumisión a la mili o con el incipiente movimiento LGTBi. Nos abrió ventanas y convenció de muchas cosas menos de una: no logró -por más que pensaba que iba a dar grandes ingresos- que vendiéramos en las casetas el madrileño pero imbebible licor de madroño.

Era un activista, no tenía gran facilidad de palabra, pero era un eficaz organizador y, cosa que sorprendía a quienes le conocían superficialmente, tenía una sólida formación mandelista [Ernest Mandel, dirigente de la IV Internacional] y una gran cultura literaria. Devoraba los libros. Tras el fracaso de la unificación LCR-MC, siguió activo en Izquierda Alternativa y en Espacio Alternativo. Marchó a vivir a Almería, luego a Málaga, dónde se estableció y trabajó con Izquierda Anticapitalista. Al crearse IZAR se vinculó a esta organización de la que actualmente formaba parte.

Pero Adolfo hizo todo lo que hizo en su larga trayectoria política porque además de convencido marxista fue una persona generosa, entrañable y solidaria. Soñaba con la revolución y vivió para la revolución. Y eso a pesar de su, desde joven, mala salud de hierro. Amó y disfrutó la vida y cuidó de sus amigos y amigas, aunque cierto es que él se cuidó poco a si mismo. Buena gente dónde los hubiera. Fue y es uno de los nuestros. Que la tierra le sea leve.





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons