aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Linares del Arroyo, 14 de agosto de 1936
81 años de desmemoria
13/08/2017 | Acacio Puig y José María Rojas

Las obras de embalse de los ríos Riaza y Aguisejo se iniciaron durante la Segunda República al tiempo que la línea férrea Madrid-Burgos, prosiguieron -en muy diferentes condiciones- bajo mandato de los alzados contra la legalidad republicana y, años después, fueron concluidas por la dictadura franquista. Las correspondientes al embalse de Linares, en el actual término municipal de Maderuelo (Nordeste de Segovia) terminaron en 1951. El pueblo de Linares del Arroyo, extinto y sumergido bajo el embalse, había conocido entonces la actividad propia del desarrollo de una gran obra pública es decir, creación de empleo, atracción de mano de obra y despegue de la actividad sindical. Allí, al hilo de los trabajos, además de UGT se constituyó la sección sindical de CNT, con ramificaciones en pueblos próximos como Ayllón.

El alzamiento militar se consolidó entre los mandos segovianos y repercutió inmediatamente en Linares ocupado por el ejército durante los primeros días de agosto. Las consecuencias inmediatas fueron la supresión de cualquier actividad sindical en las obras y la represión selectiva sobre el lugar y su entorno. Al menos ocho vecinos fueron denunciados por sus ideas republicanas y fueron capturados y asesinados por pistoleros falangistas el 14 de agosto de 1936. Junto a tantos otros hombres y mujeres segovianos los muertos en Linares forman parte de nuestra memoria porque creemos esencial tomar conciencia del pasado como condición de recomponer la verdad histórica y habitar el presente con perspectiva.

En 2002 la Tesis Doctoral de Santiago Vega Sombría que lleva por título Control sociopolítico e imposición ideológica en la provincia de Segovia (Universidad Complutense de Madrid) editada en 2005 en Barcelona por Crítica, deja constancia de hechos como el significativo porcentaje de víctimas de la represión en la provincia. Segovia supera a Soria, Almería, Alicante o Girona. También de los nombres de los muertos: fusilados tras juicio militar o asesinados por pistoleros.

En todos los casos, las ejecuciones respondieron a la operación represiva de eliminar personas no adictas al golpe.

Estos son los nombres, edades y profesión de quienes hace ya 81 años fueron asesinados en aquella operación de amedrentamiento y eliminación sangrienta de cualquier forma de oposición:

Cano Alemán Dionisio, de 29 años, natural de Madrid, casado. Industrial- Cerezo Segundo, natural de Linares del Arroyo, casado. Obrero- Carmen, llegada a Linares del Arroyo junto a su marido de profesión carpintero- Gil Antón Manuel, de 20 años, natural del Linares de Arroyo, soltero. Obrero- Martín Encinas Alejandro, de 25 años, natural de Linares del Arroyo, casado.-Herrero Moral Cristóbal Telesforo, de 44 años, natural de Linares del Arroyo, soltero. Obrero.-Peñas del Val Bonifacio, de 42 años, natural de Linares del Arroyo, casado. Transportista y Panadero.- Ramos Antón Faustino, de 33 años, natural de Linares del Arroyo, casado. Labrador.

El pantano cubrió el viejo pueblo de Linares del Arroyo y la población fue traslada al término municipal de la Vid, en la provincia de Burgos. El Instituto Nacional de Colonización adquirió la finca La Vid y Guma y asentó en 60 casas a los colonos procedentes de Linares.

El olvido también ha cubierto el recuerdo y la memoria de aquellos compañeros y vecinos ejecutados y aún hoy insepultos pues sus restos yacen en una fosa común en Maluque.

A ellos, nuestro recuerdo en este mes de agosto de 2017.

10/08/2017

Acacio Puig, Asociación La Comuna presxs del franquismo (Segovia)

José María Rojas, Asociación En medio de Abril (Aranda de Duero)



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons