aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Marruecos. Entrevista a Abu Al´Bel Mezzian
“Es completamente normal que el pueblo del Rif se levante para exigir soluciones aquí y ahora”
19/07/2017 | Chawqui Lotfi

Hace meses que los habitantes del Rif, en el norte de Marruecos, se movilizan por la dignidad y la justicia social. Hacen frente a una represión feroz del régimen. Hemos entrevistado a Abu Al´Bel Mezzian, antiguo preso político, miembro de la dirección de la Vía Democrática, militante de Alhucemas.

¿Se puede hablar en Marruecos de una combinación entre una crisis social y una crisis política?

El régimen político ha dilapidado la herencia de su legitimidad: el de un nuevo reino asociado a tiempos nuevos y a un “rey de los pobres”. Hoy la gran mayoría se da cuenta del engaño tanto más cuanto que se sabe que el rey a amasado fortunas y es por tanto completamente normal que el pueblo se levante para exigir soluciones aquí y ahora. De otra parte, el país atraviesa lo que se podría llamar la “crisis de las transiciones”: la de la construcción de un régimen democrático, la de las generaciones, la de las decantaciones entre los sectores sociales en lucha, en el seno de los partidos, de las organizaciones sindicales e incluso en el seno de las familias. Y en este tipo de situación, la práctica de la política o la capacidad de dar sentido a la acción no son ya un monopolio de los partidos políticos sino que pueden corresponder a grupos, asociaciones, individuos que pueden adquirir una gran capacidad de movilización de la gente, en contextos de hartazgo profundo. La emergencia de la juventud en el teatro de los acontecimientos es una prueba de esta crisis de las transiciones. De todas formas el mazjén tiene la posibilidad de esquivar las reivindicaciones de la juventud para poner parches a los problemas y atrasar las crisis, lo que remite a la necesidad de una fuerza revolucionaria organizada. Es el eslabón que hoy está ausente.

¿Puedes explicarnos las causas profundas de la rebelión rifeña?

El 28 de octubre de 2016, Muhcine Fikri, un vendedor de pescado fue echado a un camión de basura cuando buscaba recuperar su mercancía confiscada. Durante la noche la ciudadanía se reunió. Un joven, Nasser Zafzafi, tomó la palabra para insistir en el juicio de los responsables y la necesidad de proseguir la concentración hasta la venida del delegado gubernamental y del fiscal. Estos últimos afirmaron que la justicia se haría cargo y que había que acabar la concentración, a lo que los manifestantes respondieron que no creían en sus promesas. Las manifestaciones comenzaron a volverse diarias con un número cada vez más importante de participantes, con unas autoridades que prefirieron permanecer en un plano discreto en un contexto de bloqueo gubernamental. Esta situación ha durado hasta la ceremonia del 40º día de la muerte del mártir con la participación de delegaciones del Rif y de Marruecos.

Las autoridades no han sabido valorar la situación: las movilizaciones se desarrollaban en un entorno social, político, histórico marcado por el peso de las heridas del pasado que pensaban que estaban curadas. Se han visto sorprendidas por la profundidad del rechazo al mazjén que se ha expresado ampliamente cuando el movimiento ha comenzado a superar las reivindicaciones sociales. Han intentado corregir el tiro pero han sido sumergidos por la ola creciente de la protesta que ha revelado que las cuentas de la monarquía estaban lejos de haber quedado saldadas en esta región. Y ahora están vacilando y esperando una salida de la crisis por medio de las conversaciones con los detenidos, utilizados como rehenes para apagar el fuego. El Estado y sus lobbys corruptos han contemplado con horror la posibilidad de una transformación del Hirak rifeño en Hirak global en todo el país, en particular en el Marruecos profundo. Intenta frenar y apagar el foco revolucionario. No habían contemplado que la situación se les escapara totalmente, sin otra solución que una gestión securitaria y la imposición de un estado de sitio.

¿Cómo ha elaborado el Hirak su plataforma reivindicativa? ¿Cómo se ha organizado el movimiento?

Las reivindicaciones que traducen las preocupaciones de la juventud antes habían sido defendidas por las asociaciones de defensa de los derechos y las organizaciones de izquierda, pero el impulso popular les ha dado una gran credibilidad. Han sido puestas en un primer plano después de la ceremonia del 40º día del fallecimiento del mártir para dar una nueva dinámica a la lucha, tanto más en la medida en que nada se había conseguido. Las autoridades han reactivado con urgencia proyectos de desarrollo a fin de neutralizar la dimensión social de la protesta para cortar la hierba bajo los pies de los animadores del movimiento y preparar el terreno a la propaganda según la cual estos últimos tendrían objetivos inconfesables (separatistas, financiados por el extranjero, etc.).

¿Puedes hablarnos de la represión? ¿Cómo la hace frente el Hirak? ¿Cómo se enfrenta a las maniobras del poder?

Los siete primeros meses, la represión solo se planteaba acabar con el Hirak por la fuerza, estimando el poder que era posible poner la tapa sobre la marmita y controlar a esos “jóvenes inexperimentados” que se han aislado a si mismos de las organizaciones progresistas que habían contribuido a la construcción del movimiento. Lo cierto es que algunas corrientes supuestamente “pro-republicanas” han intentado, sin duda con el apoyo de los servicios secretos del poder, aislar el movimiento de la izquierda a fin de dar un fundamento a la tesis de la “influencia separatista”. Pero la manifestación del 18 de mayo ha sido una manifestación de masas por la unidad y Nasser Zefzafi, ha proclamado el rechazo a toda forma de separatismo y la disposición a un diálogo con los partidos designados por el rey. Al mismo tiempo, la manifestación no enarbolaba ninguna bandera oficial, ni foto del rey, provocando una cólera en círculos del palacio que esperaban que se expresara un comienzo de conciliación. La segunda etapa comenzó con las tentativas de arresto de Nasser Zefzafi debido a su interrupción del sermón de un imán que criticaba abiertamente al Hirak y sus animadores. Esto fue el pretexto para llevar a cabo una amplia oleada de detenciones que debilitaban el impulso popular. El poder intenta poner freno a la lucha antes de la fiesta del trono (30 de julio). Éste podría ser el momento de declaraciones solemnes sobre un conjunto de medidas, entre ellas la liberación de los detenidos si las conversaciones en prisión conducen a su claudicación política.

El Hirak parece reivindicar una independencia en relación a los partidos políticos. Habéis impulsado un frente de las organizaciones de izquierdas en Alhucemas. ¿Cuáles son sus objetivos y cómo interviene en la movilización?

Este frente está constituido por corrientes de la izquierda radical, asociaciones de derechos humanos, sindicatos obreros, asociaciones feministas progresistas, de defensa de los bienes públicos, etc. Intentamos hacer lo necesario para evitar una derrota política. Nuestro frente reflexiona sobre todas las iniciativas de masas que pueden oponerse a la estrategia del poder.

Hemos estado siempre del lado del movimiento sin intentar tomar su dirección. Estaremos al lado de quienes exijan la condena de quienes han difundido acusaciones gratuitas contra el Rif y le han utilizado como una rata de laboratorio para experimentar estrategias represivas. Igual que exigiremos la salida de quienes han contribuido a la cristalización de esta crisis y que son escudos del mazjén en la región: el PAM (Partido Autenticidad y Modernidad) y el PJD (Partido de la Justicia y el Desarrollo).

17/07/2017

https://npa2009.org/idees/international/maroc-il-est-tout-fait-normal-que-le-peuple-du-rif-se-leve-pour-exiger-des

Hebdo L´Anticapitaliste 392 (13/07/2017)

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons