aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Próximo Oriente
Se cierra el cerco sobre el Estado Islámico y aumentan las tensiones regionales
23/06/2017 | Joseph Daher

El cerco continúa cerrándose sobre del Estado Islámico (EI), y sobre sus “capitales” Raqqa y Mosul, mientras las tensiones militares continúan exacerbándose entre diferentes actores internacionales y locales en Siria.

Las fuerzas armadas iraquíes, asistidas por milicias fundamentalistas chiitas y apoyadas por la aviación de la coalición internacional, lanzaron su ofensiva el 18 de junio contra el último bastión del EI en el casco antiguo de Mosul. Alrededor de 100 000 civiles iraquíes permanecen atrapados en esta zona en condiciones extremas. La pérdida de Mosul sería un golpe muy duro para el EI, pero el asalto para liberar la ciudad realizado desde hace casi ocho meses no ha impedido la continuación de mortíferos ataques terroristas contra zonas civiles en otras partes de Irak.

Raqqa bajo presión militar

En Siria, la ofensiva militar sobre la ciudad de Raqqa -lanzada en noviembre de 2016 por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) dominadas por las tropas del YPG (rama militar del PYD kurdo) acompañadas por algunas fuerzas armadas árabes - sigue en marcha para expulsar al EI, con la asistencia de la coalición internacional dirigida por los Estados Unidos. Tras haber entrado en la ciudad el 6 de junio, las FDS se han apoderado de un barrio en el este y de otro en el oeste. Se sitúan ahora casi en las puertas del casco antiguo, que está densamente poblado, lo que debería complicar las operaciones, como ocurre en Mosul.

Tras la huida de miles de personas estos últimos meses, la ONU estima en 160 000 el número de habitantes que permanecen allí en condiciones que se deterioran cada día. Los civiles de Raqqa, además de sufrir la ocupación del EI, han sufrido los mortíferos bombardeos de la coalición internacional. Una investigación de las Naciones Unidas sobre los crímenes de guerra ha revelado que al menos 300 civiles han muerto en Raqqa como consecuencia de los ataques aéreos de los Estados Unidos y de la coalición desde marzo.

Combates cruzados en Siria

Al mismo tiempo, el ejército sirio y las milicias apoyadas por Teherán han intensificado sus ataques y bombardeos alrededor de Deraa en el sur del país, preparando una campaña a gran escala para retomar toda la región a los grupos de oposición. Los civiles son siempre las primeras víctimas. Las tropas del régimen de Bachar al-Assad se han apoderado también de nuevas posiciones al oeste de Raqqa. El régimen de Assad quiere alcanzar dos objetivos a través de este avance: asegurar el flanco este de la provincia adyacente de Alepo y progresar contra el EI en las provincias de Homs y de Deir Zor, igualmente vecina de Raqqa.

Los avances de las fuerzas pro-régimen Assad han reforzado las tensiones locales y regionales entre diferentes actores. La aviación estadounidense ha derribado un avión del ejército sirio cuando lanzaba bombas cerca de las FDS, apoyadas por los Estados Unidos, en la región de Resafa. El aparato sirio ha sido derribado “en un acto de autodefensa colectiva”, ha afirmado el US Central Command. La coalición ha declarado también en un comunicado que “no busca combatir al régimen sirio ni a las fuerzas rusas o pro-régimen”, pero que no dudará en defender sus “fuerzas aliadas de toda amenaza”. Además, el 18 de junio se han producido combates entre las tropas del régimen de Assad y las FDS en la provincia de Raqqa.

Las resistencias populares se mantienen 1/

Esta agravación de las tensiones entre los diferentes países y actores locales ha sido reforzada por el avance de la ofensiva sobre Raqqa desde todas las direcciones y la voluntad de control de la aldea siria de Al-Tanf, en la que se juntan las fronteras entre Siria, Jordania e Irak. Al-Tanf se ha convertido en el punto de apoyo de las fuerzas especiales americanas y británicas, desde que tropas armadas de la oposición siria lograron, con apoyo de las fuerzas occidentales, desalojar al EI en marzo de 2016. Las fuerzas americanas bombardearon varias veces a las milicias favorables al régimen que se dirigían hacia Al-Tanf.

Al mismo tiempo, los Guardianes de la Revolución de la República Islámica de Irán han anunciado haber disparado el 18 de junio desde el oeste de Irán una serie de misiles contra “bases de terroristas del EI” en la región siria de Deir Zor. Estos tiros se han realizado como “represalia” a los atentados perpetrados el 7 de junio contra el Parlamento y el mausoleo del Imán Jomeini en Teherán, que provocaron 17 muertos y fueron reivindicados por el EI.

En este contexto mortífero, se mantienen resistencias populares en las zonas no ocupadas por el régimen sirio y el EI. En la provincia de Idlib, miles de personas de la ciudad de Ma´arat al-Nu´man, con la consigna de “el pueblo es más fuerte que vosotros”, se han manifestado en las calles de la ciudad desde el 11 de junio para protestar contra los actos represivos de Hay´at Tahrir a- Sham (una coalición de organizaciones militares dirigida por Jabhat al-Nosra, antigua Al Qaeda). Esta coalición ha atacado, en efecto, la base militar de la división 13 del Ejército Sirio Libre, matando y encarcelando a varios de sus miembros.

Hebdo L´Anticapitaliste 389 (21/06/2017)

https://npa2009.org/actualite/international/proche-orient-alors-que-letau-se-resserre-autour-de-daesh-les-tensions

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

1/
En http://mocvalencia.org/es/content/los-sirios-hacen-retroceder-el-extremismo-en-idlib-sin-intervención-militar se puede encontrar un artículo interesante sobre el tema (ndt)



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons