aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Desarme de ETA
La entrega de armas por parte de ETA pone fin a 50 años de asesinatos
13/04/2017 | Jonathan Powell

Cuando Martin McGuinness murió a finales de marzo, recordé un encuentro en una sala de la embajada irlandesa en 2005. Ambos llegamos con sendas listas de armas del IRA. Si tenía que haber paz, las listas debían coincidir. Por fortuna, el general De Chastelain, jefe de la Comisión Internacional Independiente de Desarme, pudo certificar que las armas de las que se habían incautado se correspondían con las que según los servicios de seguridad poseía el IRA.

El sábado pasado, ETA, la organización separatista vasca, entregó la totalidad de sus armas incondicionalmente a las autoridades francesas. El desarme del IRA en Irlanda fue un punto de inflexión. Trazó una raya debajo de la lucha armada. El desmantelamiento de las armas de ETA hará lo mismo con respecto al conflicto en el País Vasco.

En Irlanda del Norte tardamos años en asegurar un trato por el que el IRA entregaba sus armas y los unionistas creaban un ejecutivo con el poder compartido. Al final, Gerry Adams y McGuinness se dieron cuenta de que las armas eran un obstáculo para un acuerdo duradero y no una palanca para arrancar concesiones. El IRA decidió entregar sus armas unilateralmente, y no a los británicos ni los unionistas, sino en respuesta a un llamamiento del propio Adams. En el caso vasco, las armas han sido entregadas sobre una base unilateral similar.

Ha llevado mucho tiempo llegar a este punto en el proceso vasco. En 2011, tras largas negociaciones con el gobierno socialista, ETA emitió una declaración anunciando el fin de la lucha armada. El gobierno de derechas que se estableció poco después en España, sin embargo, no quiso implicarse y la cuestión de las armas quedó en el limbo. A diferencia de cualquier otro gobierno de que yo haya tenido noticia en una situación análoga, este gobierno hizo todo lo posible por poner trabas al abandono de las armas por parte de ETA. Rechazó de plano una serie de ofertas secretas del grupo terrorista e hizo detener a miembros de ETA que trataban de colocar las armas en depósitos para entregarlas. Para colmo, el gobierno llevó a los miembros de una comisión internacional independiente que estaba intentando hacerse cargo de las armas ante los tribunales de Madrid para advertirles de que se abstuvieran de hacerlo.

La existencia de depósitos de armas no vigilados en medio de Europa es una perspectiva que da pavor. Aparte del peligro de que se vendan las armas a otros grupos terroristas o a bandas criminales, el mayor riesgo es que un grupo disidente –y existe un grupo disidente en ETA– se haga con algunas de ellas para proseguir con la lucha armada, como hicieron el Real IRA y el Continuity IRA en Irlanda del Norte. El objetivo de un gobierno en estas circunstancias suele ser reforzar a los moderados. En vez de ello, el gobierno español encarceló a dirigentes moderados. Por fortuna estos, pese a ser acusados de traidores por los del ala dura, siguieron conduciendo el movimiento en la dirección correcta. Ahora lo han logrado, junto con el líder nacionalista moderado del gobierno vasco, Iñigo Urkullu.

La salida política está en marcha. Sortu, el equivalente al Sinn Fein, es ahora el segundo partido tanto en la comunidad vasca como en Navarra. Sin embargo, ni siquiera ahora es probable que el gobierno español acoja con agrado la entrega de armas de ETA. En lugar de ello, ha intentado presentarla como una rendición y exige que la organización pida perdón y se disuelva. La prensa española de derechas me ha atacado por decir que no debería haber vencedores ni vencidos si queremos que haya un acuerdo duradero. Si una parte siente que ha perdido, al final volverá al campo de batalla.

Al margen de los gruñidos en Madrid, lo sucedido este fin de semana en Francia es un acontecimiento histórico. Acaba con más de 50 años de conflicto, en el que ETA ha matado a casi 900 personas, en su mayoría civiles. Marca el final de este tipo de terrorismo en Europa para bien, por mucho que, tristemente, le tome el relevo un nuevo tipo de terrorismo islamista.

09/04/2017

Jonathan Powell fue el jefe del equipo negociador gubernamental del Reino Unido en Irlanda del Norte de 1997 a 2007.

https://www.ft.com/content/d511c5c8-1bb3-11e7-a266-12672483791a

Copyright The Financial Times Limited 2017. All rights reserved.

Traducción: VIENTO SUR





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons