aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Alemania. Elecciones en el land de Sarre
Resultados, tendencias, problemas
10/04/2017 | Manuel Kellner

El domingo 26 de marzo tuvieron lugar las elecciones regionales en el pequeño land de Sarre. Las cifras absolutas muestran que se trata de un pequeño electorado : ¡la CDU demócrata-cristiana ganó con 216 265 votos: el 40,7 % (contra el 35,2 % en el 2012). El SPD social-demócrata perdió con el 29,5 % (contra el 30,6 % en el año 2012). Un resultado decepcionante, no solo por la pérdida porcentual de un punto, que no es terrible, sino sobre todo porque esperaba más, ya que el SPD sube en las encuestas desde el efecto “Martin Schulz” [elegido candidato social-demócrata a la cancillería]. Pero ese efecto no parece confirmarse en estas elecciones en el land de Sarre.

Según las encuestas, la popularidad de la candidata de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, desempeñó un papel importante. Si hubiera habido una elección directa entre las dos candidatas habría ganado con el 52 % de los votos contra su rival del SPD, Anke Rehlinger, que solo habría obtenido el 38 % de los votos. Según las mismas encuestas, para el electorado demócrata cristiano, la personalidad de los candidatos prima sobre los temas políticos, mientras que es la inversa para el electorado social-demócrata.

Die Linke (La Izquierda), conducida por Oskar Lafontaine, se mantiene como tercera fuerza en el Estado, pero debilitada. En efecto, con el 12,9 % de los votos (68 566 en cifras absolutas) contra el 16,1 % en 2012, pierde 3,2 puntos porcentuales. Quienes en el Partido Die Linke apuestan por coaligarze con el SPD (o con el SPD y Die Grünen – los Verdes – a nivel federal) están decepcionados.

El AfD (Alternativa por Alemania, derecha nacionalista o “derecha populista”) se prresentó por primera vez en este land y obtuvo el 6,2 % de los votos, sobrepasa pues la barrera del 5% y entra en el parlamento regional. El partido de extrema derecha tradicional, el NPD (Nationaldemokratische Partei Deutschlands) solo ha obtenido 3.744 votos y se encuentra así más marginado por el éxito de su « gran hermano ». Sin embargo, ese éxito es relativo. Desde hace un cierto tiempo, el AfD baja en las encuetas: del 14% ha caído al 8% o incluso al 7% a nivel federal.

El partido de los Piratas, que había hecho sensación igualmente en Sarre en 2012 al entrar en el parlamento regional con el 7,4 %, recae en la nada política al no obtener más que el 0,7 % en 2017. Los Verdes entraron por poco en el parlamento regional en el 2012 con el 5 %; en 2017 pierden un punto porcentual y dejan de estar representados en el parlamento regional. El FDP liberal gana 2,1 %, pero incluso con ello solo obtiene el 3,3 % de los votos y permanece pues fuera del parlamento regional.

En el parlamento de Sarre, la CDU tiene ahora 24 representantes, el SPD 17, Die Linke 7 y la AfD 3. La aritmética excluye pues una mayoría parlamentaria del SPD. El partido de Oskar Lafontaine habría querido co-gobernar con el SPD, pero aunque el resultado de la elección hubiese arrojado una mayoría parlamentaria “roja-roja”, no es del todo seguro que el SPD hubiese aceptado esa variante en este caso. Hay que ser consciente que para muchos social-demócratas Lafontaine es un “traidor” desde que dimitió del gobierno Schröder y abandonó el SPD para comprometerse en la construcción del partido Die Linke. Pero a la vista de los hechos, el próximo gobierno en el Sarre solo podrá ser una gran coalición conducida por la CDU con el SPD como socio menor, lo mismo que a nivel federal.

Esto no deja de causar problemas para el SPD. En Alemania el año 2017 es un año de elecciones. En primer lugar dos elecciones regionales importantes: en Schleswig-Holstein el 7 de mayo y en Renania de Westfalia Norte el 14 de mayo; a continuación, en otoño, el 24 se septiembre, las elecciones del Bundestag a nivel federal. Siendo socio menor del CDU de Angela Merkel, para el SPD no es fácil desmarcarse con un perfil suficientemente claro: las propuestas de Martin Schulz en el terreno social, tendentes a algunas mejoras para una parte de los sin-empleos, son bastante modestas, pero pueden sin embargo marcar puntos en la opinión pública. Para el SPD no es demasiado prometedor que las elecciones regionales en el pequeño land de Sarre no hayan consolidado el “efecto Martin Schulz” y solo han llevado a una nueva “gran coalición”.

El resultado del partido Die Linke es decepcionante también. El Sarre es el único land de Alemania del Oeste en el que este partido tenía una resonancia electoral comparable con la de los nuevos Estados del este de Alemania: ¡en el año 2009 obtuvo el 24,5 % de los votos! Fue debido en gran parte a la popularidad de Oskar Lafontaine y ese efecto parece pues que se relativiza enormemente. Hay que agregar que Oskar Lafontaine, como su esposa Sahra Wagenknecht, que de hecho es la portavoz más popular del partido a nivel federal (es co-presidente de la fracción del partido en el Bundestag), propone una regularización de la inmigración para atraer a elementos del mundo del trabajo que han empezado a optar por el AfD. Lo que parece que no ha funcionado bien en las elecciones en el Sarre.

A ello se agrega que la aspiración a cogobernar con el SPD y los Verdes se presenta cada vez como menos realista. Hay pocas cosas en común entre los programas de Die Linde por una parte y el SPD y los Verdes por la otra. En relación con la política exterior no solamente el ala anticapitalista del Die Linke se enfrentaría a cualquier asunción de responsabilidades políticas en torno a las intervenciones militares, la exportación de armas, la participación en la OTAN, etc. Una gran mayoría del partido no seguiría tal curso. Pero además en una coalición a nivel federal con el SPD y los Verdes, Die Linke debería sacrificar todo su perfil propio, especialmente en materia social. Así pues, por decirlo todo, el ala “millerandista” [se entiende por “millerandismo” o “ministerialismo” la participación de los partidos de izquierda en los gobiernos burgueses; el término proviene de Alexandre Millerand, que fue jefe del bloque socialista en Francia a finales del siglo XIX, con la crisis del asunto Dreyfus; ndt] define a una corriente del partido Die Linke está por el momento en pañales.

Sin embargo, una buena parte de las electoras y los electores de Die Linke esperan del partido que actúe para conseguir verdaderos cambios reales en el interés de la clase asalariada y de las masas populares en generales. Para el ala izquierda del partido no es fácil formular una posición que sea a la vez clara y comprensible en la materia “gubernamental”. Normalmente, las y los dirigentes del ala del partido Die Linke declaran que este partido no hará nunca obstáculo a un verdadero cambio en la buena dirección, pero el SPD y los Verdes están muy lejos de aceptar tal cambio político “verdadero”...

Para una mejor evaluación de los resultados en el Sarre es interesante ver el traspaso de votos que se ha operado. La CDU, por ej. “recibe” 8 000 votos del SPD, 5 000 votos de los Verdes y pierde 4 000 votos en beneficio del AfD, pero moviliza a 28 000 de quienes no fuerin a las urnas en 2012. Por otra parte, la participación electoral, con el 69,7 %, ha sido más elevada que en el 2012 (61,6 %). El SPD, que solo moviliza a 13 000 de quienes se alejaron de las urnas en el 2012, pierde 8 000 electoras y electores a favor de la CDU, gana 3 000 electores de Die Linke e igualmente 3 000 de los Verdes, 5 000 de pequeños partidos y pierde 3 000 en beneficio de la AfD.

La AfD moviliza a 8 000 de los no-electores de 2012 y recibe 11 000 votos de los pequeños partidos (muy probablemente de extrema derecha). Solo recibe 1 000 votos del SPD, pero 4 000 de la CDU y también ¡4 000 del partido Die Linke ! En lo relativo a los Verdes, es cero, no hay literalmente ninguna migración electoral entre este partido y el AfD. El partido Die Linke moviliza a 3 000 no-electores de 2012, recibe 1 000 votos de los pequeños partidos y 1 000 votos del partido de los Verdes, ¡pero pierde 4 000 en beneficio del AfD!, 3 000 en beneficio de la CDU e igualmente 3 000 del SPD.

Fambién es interesante señalar que el tema de la justicia social es prioritario para el conjunto del electorado del Sarre, seguido por el de economía/trabajo y después por el de escuela/formación. Para Die Linke el tema de la justicia social domina todavía mucho más claramente en las preocupaciones de su electorado y la capa social en la que este partido atrae más votos es, de lejos, la de los sin-empleo. Solo para el electorado del AfD, la preocupación dominante es la cuestión de los refugiados. Quizá en el land de Sarre el resultado de estas encuestas es especialmente claro. Pero, aunque no se pueda generalizar ese resultado al nivel federal alemán, es cierto que las cuestiones sociales desempeñan un papel más importante en Alemania que hace un año y la cuestión de los refugiados se ha hecho menos importante en las preocupaciones del electorado.

El resultado relativamente débil del AfD ha sido comentado con alivio por Katja Kipping, portavoz de Die Linke a nivel federal. Deduce que el AfD habría tocado techo. Es posible, pero hay que ser prudente. Si la AfD ha podido sobrepasar la barrera del 5 % en el land de Sarre es más bien una mala noticia ya que entra en el undécimo de los 16 parlamentos regionales de Alemania y en el land de Sarre había atravesado una crisis casi agónica en el período previo a las elecciones regionales. Por otra parte, y a causa de una acusación contra una parte de sus líderes por mantener relaciones amistosas con los neonazis, el partido había se escindido de hecho en dos partidos, que a duras penas se reunificaron posteriormente.

Así pues, es preciso permanecer vigilantes y no relajar los esfuerzos de la movilización antifascista, antirracista y de solidaridad con los refugiados. Un momento de alternativas es el 22 de abril. Ese día el AfD quiere tener su congreso federal en Colonia. Tendrá lugar una contra-movilización impresionante.

8/04/2’17

Manuel Kellner es miembro de la coordinación de la Internationale Sozialistische Organisation (ISO), sección alemana de la IVª Internacional y redactor de la Sozialistische Zeitung (SoZ) en Colonia



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons