aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Catalunya
Ganar de verdad: ¿qué nuevo sujeto político necesitamos?
05/04/2017 | Sònia Farré y Sandra Ezquerra

Falta poco para la asamblea fundacional del nuevo sujeto político que ha de dar una nueva forma al espacio electoral que ha ocupado En Comú Podem en el Congreso de Diputados y que construirá una organización política que sea una herramienta de transformación de país para Catalunya. Ya se ha iniciado el debate del ideario y las principales discusiones organizativas, así que nos sumamos compartiendo aquí nuestra visión, desde el compromiso con el proyecto y el proceso de construcción y centrándonos en los retos que tiene de cara al futuro.

Alternativa política y lucha social

La crisis del sistema político catalán ha abierto grandes oportunidades y, por primera vez en décadas, parece posible construir una nueva mayoría política y electoral claramente de izquierdas y soberanista en todos los sentidos. Los éxitos electorales en las elecciones municipales y en las dos últimas elecciones generales muestran el potencial existente. Ahora hace falta trabajar a fondo para desplegar este potencial en toda su integridad. El reto, sin embargo, no estriba tan solo en obtener los mejores resultados electorales posibles ni en propiciar un cambio de mayorías electorales. El desafío de fondo radica en conseguir hacer todo esto sin quedar absorbidas por el trabajo institucional y electoral.

La actividad del nuevo sujeto político no puede girar únicamente alrededor de las instituciones y ha de centrarse también en contribuir a la autoorganización social y a relanzar la movilización social, que es la que ha hecho posible el escenario político actual. Tenemos claro que queremos ganar, y ganar pasa también por ser una fuerza presente en la calle que impulsa el cambio desde todos los lugares posibles. Si no tenemos clara esta apuesta, pocas cosas podremos cambiar desde las instituciones. El proyecto que estamos creando no puede ser una maquinaria electoral e institucional vacía por abajo: ha de tener claras las prioridades programáticas y estratégicas para abordar una crisis económica y social que en ningún caso se solucionará con medidas tibias que no lleguen al meollo. El nuevo sujeto político no necesita etiquetas para definirse. De todas maneras, miremos como lo miremos, superar el capitalismo es el horizonte de futuro que nos hemos de marcar para hacer políticas que pongan en el centro la vida y no los mercados.

Ganar las mayorías sin desnaturalizar el proyecto

La nueva mayoría política en Catalunya que queremos articular ha de servir para transformar la sociedad. En este sentido, la vocación de ser (y alcanzar la) mayoría y la de radicalidad programática y estratégica son dos caras de la misma moneda y no dos objetivos contrapuestos. Por este motivo hace falta un verdadero trabajo de profundización programática que aborde las grandes cuestiones estratégicas, como la democratización de las finanzas con la puesta bajo control democrático del banco central –recuperando la capacidad democrática de aplicar la propia política monetaria–, así como la socialización del sistema bancario y de los sectores estratégicos de la economía (como el energético), la auditoría ciudadana de la deuda y el impago de la deuda ilegítima, la visibilización del trabajo de cuidados no remunerado o la reconstrucción del sector productivo.

Hasta ahora, el debate del ideario ha abordado cuestiones clave que habrá que concretar en un debate programático sin evitar plantear determinadas cuestiones decisivas para gobernar realmente en contra de intereses poderosos. Para ello hará falta contar con un espacio político preparado, con capacidad de respuesta en la calle y con activistas formadas, motivadas y activas. Y, sobre todo, habrá que construir un proyecto tan amplio, plural y numeroso como sea posible. Donde no falte ni sobre nadie y donde puedan organizarse personas que hoy no militan en ninguna de las fuerzas políticas confluyentes iniciales. El punto más débil del proceso de formación del nuevo sujeto político hasta ahora es que no ha movilizado a tanta gente independiente como quisiéramos. Los debates y talleres que se han llevado a cabo en el territorio han sido muy provechosos y enriquecedores, pero en ellos han participado básicamente miembros de los y las Comuns, de Podem, de ICV y de EUiA. Queremos y debemos ir mucho más allá.

Aprendamos del caso griego

Conseguir articular nuevas mayorías políticas es muy complejo. Pero lo más difícil llega después de asumir el gobierno. Solamente tenemos una experiencia reciente en Europa con la que podemos compararnos, la de Grecia. Conocerla es fundamental para imaginar cómo podría ser un escenario de victoria electoral de Unidos Podemos y de las confluencias a escala estatal o, aunque no sea lo mismo, del nuevo sujeto político en Catalunya. La falta de debate sobre este tema es una laguna importante. Hemos de aprender las lecciones de Grecia para evitar que volvamos a repetir los mismos errores aquí.

La Unión Europea se mostró implacable ante la llegada Syriza al gobierno. No cedió en nada y colocó al gobierno griego en una situación de “la caja o la faja”: o someterse completamente a la “troika” o asumir una ruptura. La decisión de Tsipras es conocida: finalmente decidió capitular ante las autoridades de la UE y aceptar el tercer memorándum. Esto implicó la adopción de una política económica devastadora de recortes de las pensiones, aumentos de impuestos, un nuevo rescate bancario y la privatización de activos públicos hasta un total de 50 000 millones de euros. Esta política económica ha promovido la venta de bienes comunes, así como de puertos y aeropuertos, a empresas chinas y alemanas. Estas políticas, a su vez, mantienen Grecia en unos niveles de caída del PIB desde el comienzo de la crisis del 25 % –propios de una devastación causada por la guerra– y en unas tasas de paro estratosféricas.

Más allá del impacto social de las políticas de austeridad aplicadas por Tsipras, el impacto político de su capitulación es devastador. Transmite la idea de que no hay alternativa al capitalismo neoliberal y que no hay que confiar en las nuevas fuerzas políticas. Genera, en definitiva, tal como pretendían las autoridades europeas, un efecto desmoralizador. Así las cosas, nosotras hemos de dejar claro que, si tenemos responsabilidades gubernamentales, no seguiremos por esta vía y nos reafirmaremos en nuestro compromiso con una política de verdadero cambio social. En la práctica, esto implica que hemos de asumir la necesidad de prepararnos para un enfrentamiento con las autoridades europeas y los poderes financieros, que pueden incluso amenazar con la expulsión de la zona euro o de la UE.

Participación y democracia interna

La democracia interna, la creación de un espacio político inclusivo y diverso y el fomento de una cultura de participación en las discusiones y los debates políticos, son fundamentales para el éxito a medio y largo plazo de nuestro proyecto. Habrá que favorecer la participación de los y las activistas de base en los debates y la toma de decisiones, garantizando que las cuestiones de fondo no se acuerden deprisa y corriendo en los órganos de dirección, sino que puedan ser discutidas en el conjunto de la organización. La experiencia reciente nos enseña que habitualmente la agenda y los tiempos institucionales pueden acabar marcando fácilmente el ritmo político de las organizaciones que realizan una apuesta institucional.

Por eso es preciso cultivar una buena cultura democrática interna y establecer los mecanismos necesarios para coordinar al máximo posible los tiempos de los debates políticos internos con los institucionales, priorizando los debates estratégicos horizontales sobre los posicionamientos institucionales coyunturales y garantizando un modelo de organización que compatibilice la participación y la democracia con la vida cotidiana y la sostenibilidad de la vida. No es fácil, pero en esto consiste también poner la vida en el centro y despatriarcalizar la política. Las instituciones están diseñadas de tal manera que es fácil verse absorbidas por su burocracia y sus ritmos. La organización política que construimos juntas ha de reflexionar, innovar y desplegar de manera colectiva mecanismos que eviten que esto suceda.

La cuestión de fondo es tener una estrategia que evite cualquier dinámica de burocratización o, dicho de otra manera, de autonomización de la actividad institucional con respecto a la vida cotidiana del espacio político, que acabe desdibujando el sentido de nuestro proyecto y lo haga prisionero de las rutinas parlamentarias e institucionales. La historia de los movimientos sociales y políticos nos muestra que el alejamiento de la actividad institucional con respecto a las dinámicas de deliberación y de los procesos de toma de decisiones colectiva extrainstitucional es un peligro constante que amenaza a cualquier proyecto político. Impedirlo requiere una política consciente de fomento de la democracia interna, la participación, el debate constante y el control de los cargos públicos. No hay ninguna receta mágica para conseguirlo. Hará falta una política de prueba y error constante. Sin embargo, si tenemos bien identificadas las potencialidades que poseemos y los problemas que debemos evitar, será más fácil avanzar hacia el éxito. Será más fácil ganar en todos los frentes y en todos los sentidos. Será posible ganar de verdad.

02/04/2017

http://www.elcritic.cat/blogs/sentitcritic/2017/04/02/guanyar-de-veritat-quin-nou-subjecte-politic-necessitem/

Sònia Farré es diputada de En Comú Podem. Sandra Ezquerra es socióloga. Ambas son candidatas a la Coordinadora del Nuevo Sujeto Político.

Traducción: VIENTO SUR





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
Madrid. 20 de noviembre de 2017, 19:30h
Madrid. 20 de noviembre de 2017. 19.30 h. [Homenaje a Francisca Aguirre>13199] Organiza: Junta Municipal de Chamberí, Jefatura de la Unidad de Actividades Culturales, Formativas y Deportes. Coorganiza: Mesa de Cultura del Foro Social de Chamberí. Lugar: Teatro Galileo; C/Galileo 39
Teatro Galileo C/ Galileo 39
Actos
Madrid. 21 de noviembre de 2017, 19:00h
Madrid. Martes 21 de noviembre de 2017. 19 h. Entender el conflicto para construir la paz JO BERRY; PAT MAGEE -El Salto viento sur
Casa del Reloj-Legazpi
Actos
Langreo. 22 de noviembre de 2017, 19:00h
Langreo. Martes 22, 23, 24 de noviembre de 2017. 19 h. 1917-2017 Recuperar la esperanza Participan (Ver cartel de anuncio) -Organiza: Fundación Adreu Nin
Casa de Cultura "Alberto Vega" de la Felguera Plaza Eduardo Merédiz
Actos
BILBAO. 24 de noviembre de 2017, 18:00h
Bilbao. Viernes 24 de noviembre de 2017. 18 h. El proceso catalán y la vía vasca a la soberanía nacional Martí Caussa -Procés Constituent Catalunya; Arnaldo Otergi -Coord. general de EH Bilbu -Organiza: Hitz&hitz fundazioa - Iratzar fundazioa
Arrupe Etxea-Casa Arrupe Aita Lojandio kalea, 2
Actos
Donostia. 25 de noviembre de 2017, 11:30h
Donostia. Sábado 25 de noviembre de 2017. 19 h. (Camins a récorrer) Erabakitzeko eskubidea (Caminos a rerorrer) Ernest Luch Kultur Aretoa Participan: Laura Mintegi, David Fernández, Jaime Pastor -Organiza: Demagun taldea
Ernest Lluch kultur aretoa Anoeta pasealekua 7
Actos
Langreo. 23 de noviembre de 2017, 19:00h
Langreo. Martes 22, 23, 24 de noviembre de 2017. 19 h. 1917-2017 Recuperar la esperanza Participan (Ver cartel de anuncio) -Organiza: Fundación Adreu Nin
Casa de Cultura "Alberto Vega" de la Felguera Plaza Eduardo Merédiz
Actos
Langreo. 24 de noviembre de 2017, 19:00h
Langreo. Martes 22, 23, 24 de noviembre de 2017. 19 h. 1917-2017 Recuperar la esperanza Participan (Ver cartel de anuncio) -Organiza: Fundación Adreu Nin
Casa de Cultura "Alberto Vega" de la Felguera Plaza Eduardo Merédiz







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons