aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Reivindicar el papel de la izquierda radical y las movilizaciones sociales
Las “otras protagonistas de la Transición” se van de Congreso
03/03/2017 | Tino Brugos

El último fin de semana de febrero se celebró en Madrid el Congreso Las otras protagonistas de la Transición: la izquierda radical y las movilizaciones sociales. Con una afluencia significativa y cierta expectación se desarrolló la actividad organizada por la Fundación Salvador Seguí, vinculada a la CGT. Lo cierto es que la convocatoria de un acto de estas características, dedicado al análisis de las propuestas y práctica política de quienes han quedado durante todas estas décadas fuera del sistema, no deja de ser un acontecimiento relevante. Frente a la visión oficial de lo ocurrido durante el período de la Transición se han alzado voces que solo han podido clamar en el desierto frente al pensamiento único que atribuye todo el protagonismo al pacto entre un sector del aparato de estado franquista y la oposición reformista. Sin embargo esta exclusión no ha sido capaz de acabar con los discursos de la disidencia que cobran actualidad coincidiendo con las grietas que se observan en el régimen tras la irrupción del 15-M

Con un formato que organizaba las intervenciones a través de mesas simultáneas, tres al mismo tiempo en dos espacios diferentes, y con la presencia de una media de cinco intervenciones por mesa se hace muy difícil trasladar una valoración de todo lo que se pudo decir y debatir en cada una de las mesas durante las dos jornadas que duró el encuentro. Las valoraciones personales de gente que asistió a la misma mesa pueden diferir aunque todas son coincidentes en señalar el interés y la participación de un público y de unos ponentes que, por primera vez, podían hacerlo en un marco respetuoso, unitario y favorable para la discusión.

Sobre quienes participaron en el Congreso habría que señalar la presencia de una composición plural entre el público asistente. Se puede hablar de diferentes estratos generacionales. Por un lado estaría la vieja militancia que se ha mantenido activa durante este largo período en diferentes grados pero que no ha renunciado a parte de sus sueños y propuestas y por otro estuvo un sector más joven en el que se pueden encontrar motivaciones diversas. Una parte, procedente del mundo universitario, tiene en el espacio de la izquierda radical un objeto de estudio sobre el que hasta ahora apenas existen trabajos académicos mientras que hay otro grupo de jóvenes que ven el mismo tema como una posible escuela de aprendizaje que les puede ser útil para conocer otros discursos y propuestas que enriquezcan su formación de cara al activismo social.

La presencia, también, de una franja académica formada por profesorado e investigadores universitarios contribuyó a dar al encuentro un toque de rigor y seriedad desde el punto de vista de diferentes disciplinas como los estudios políticos, sociología, etc.

En total fueron 21 mesas en las que hubo diferentes niveles de asistencia y participación. En términos generales se puede decir que hubo un ambiente unitario garantizado por la propia composición plural de las mesas lo que no impidió que en los debates surgieran también posturas discrepantes que contribuyeron a animar el debate. Una de las primeras mesas fue la que llevaba por nombre Archivos, planteándose en ella la necesidad de buscar alguna fórmula que permita recoger, agrupar, salvar los diferentes materiales elaborados tanto por las organizaciones políticas revolucionarias del tardofranquismo como desde los diferentes movimientos sociales del momento. Se trata de una cuestión crucial si se aspira a que los estudios sobre este espacio político puedan consolidarse y desarrollarse. En los últimos tiempos se han dado pasos importantes para digitalizar parte de estos materiales pero de forma desigual según las organizaciones y territorios. A este respecto se puede observar la existencia de una significativa diferencia metodológica (archivos digitalizados, archivos en formato papel, archivos en diversas Fundaciones, particulares, etc) y también en lo referente a la edición de materiales puesto que hay organizaciones sobre las que ya se ha editado diversos trabajos y memorias militantes mientras que de otras apenas hay referencias escritas más allá de sus propios documentos de la época.

Mesas como la de experiencias militantes y la referida a la violencia suscitaron gran interés con elevada asistencia, con algunos momentos emotivos como cuando desde la mesa se verbalizaron frustraciones ante la evolución no prevista de los acontecimientos a partir del año 1977. Sin embargo el formato de las jornadas, con intervenciones múltiples y tiempos rigurosamente limitados impidieron que los debates suscitados desde el público pudieran desarrollarse en condiciones.

Un aspecto interesante a considerar es la amplitud del campo temático que se abordaba incluyendo partidos políticos, movimientos sociales, con la presencia de antiguos activistas maoístas, troskistas, libertarios, cristianos, feministas, movimiento obrero y vecinal. Relevante en mi opinión la presencia de experiencias y testimonios de los diferentes territorios que configura el conjunto estatal máxime si se tiene en cuenta que en los últimos años existe una tendencia en las nacionalidades a no implicarse en propuestas que puedan tener una dimensión estatal. En este sentido los testimonios procedentes de Euskadi, Galicia, Cataluña y Canarias contribuyeron a dibujar un cuadro que recogía las experiencias vividas en esas zonas, no siempre coincidentes con lo que ocurría al mismo tiempo en otros lugares del estado.

Un aspecto que originó algunas intervenciones críticas es el referido a la composición de las mesas, ya que hubo algunas con una abrumadora mayoría de varones sin una equitativa presencia de ambos géneros, aspecto que no es del todo responsabilidad de la organización en la medida en que ésta se limitó a distribuir y a agrupar las comunicaciones recibidas según los temas presentados. En todo caso, hubo una mesa específica sobre mujeres que llevaba el título de Feminismos para cambiarlo todo y otras en las que se abordaban cuestiones concretas con las mujeres como protagonistas como fueron los casos de las que llevaban los títulos de Underground, Punk y performances y la referida a Activismos y sexualidades.

La mesa sobre La lucha contra la impunidad hoy puso el acento en el desarrollo del movimiento de memoria histórica y en sí misma viene a representar el estado actual de múltiples aspectos de la lucha emprendida décadas atrás por la izquierda revolucionaria. No acabará esa lucha hasta que no se haga justicia con los crímenes cometidos por la dictadura al tiempo que sirve para dar continuidad al activismo de aquellos años con una agenda actualizada a la situación en la que actualmente nos encontramos.

02/03/2017

Para quienes puedan tener interés, las comunicaciones presentadas, en versión resumida se encuentran disponibles en la red (https://congresotransicion2017.wordpress.com/2017/02/02/textos-de-las-comunicaciones/) así como la grabación en vídeo de algunas de las mesas que se se pueden ver en el grupo de Facebook Transición y Ruptura (https://www.facebook.com/groups/1474876969473179/)

Tino Brugos forma parte de la redacción de la web de VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons