aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Marruecos
Las mujeres: entre patriarcado y explotación
01/02/2017 | Sector mujer de La vía democrática-París

Más expuestas a la pobreza, debido al reparto desigual de las riquezas y a la sobreexplotación capitalista, las mujeres sufren una precariedad específica, sostenida por las bases culturales mantenidas por el poder político. La religión y el conservadurismo son sus principales vectores. El fracaso escolar de las chicas, sobre todo en el mundo rural, debido a la ausencia de infraestructuras de base y a la crisis del sistema educativo, refuerza su exclusión social y su precariedad.

Las jóvenes y las mujeres forman una parte importante de la mano de obra agrícola y de la industria textil. Trabajan en esos sectores en condiciones inhumanas, que no respetan un código de trabajo que sin embargo es arcaico. Son víctimas de discriminaciones y de acoso sexual y moral. Según un informe de 2014 del Consejo económico, social y ambiental, “el 73,2% de las mujeres rurales empiezan a trabajar a una edad precoz (antes de los 15 años), el 78,9% de las obreras del textil no han gozado de un permiso de maternidad pagado, el 87,5% de las mujeres trabajan sin contrato en el mundo rural” /1. En cuanto al índice del Foro Económico Mundial sobre la paridad, en 2016 Marruecos está clasificado en el puesto 137 de 144 países. Este índice se basa en cuatro criterios: el acceso a la salud, a la educación, la igualdad económica y la igualdad política /2.

La mortalidad materna sigue siendo un problema enorme: hay mujeres que dan a luz fuera de los hospitales, en ausencia de infraestructuras sanitarias y con dificultades de acceso a la atención prenatal, o abortan clandestinamente. Esta cuestión se ha erigido en un tabú inmutable.

Además, la violencia hacia las mujeres aumenta considerablemente, así como un sexismo sin complejos en el espacio público y en los lugares de trabajo. Según un reciente informe del Observatorio Nacional de la Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, en 2015 nueve mujeres se han inmolado dándose fuego, 244 se han ahorcado y 372 se han automutilado, al no poder seguir soportando situaciones humillantes /3.

El código de la familia y del estatuto personal mantiene las desigualdades frente a la herencia, tolera los matrimonios arreglados, no reconoce la violación como un atentado contra los derechos de las mujeres. Se llega a forzar a mujeres a casarse con su violador, legalmente. Como en el caso de Amina Filali, violada a 15 años: Amina no soportó la humillación y la injusticia, y se suicidó (en 2012). El gobierno actual, igual que los precedentes, promueve un orden moral reaccionario que asigna a las mujeres un estatuto de objeto, de menor y de encargada del hogar.

A su vez, las personas LGTB sufren las leyes que penalizan las relaciones entre personas adultas del mismo sexo. A pesar de un comienzo de visibilidad pública, adquirido gracias al combate por las libertades individuales o debido a la constitución de asociaciones específicas, que siguen sin ser reconocidas, la tendencia general es la de una estigmatización muy fuerte y de una gran violencia social e institucional, con condenas a duras penas y multas, agresiones físicas, ostracismo.

Una fuerza motriz contra el Estado despótico

A nivel político, las mujeres siguen estando subrepresentadas y excluidas de los puestos de toma de decisiones. Esto es cierto en particular en las instituciones públicas, las instancias electas, los organismos de los partidos. En Marruecos, el papel de las mujeres en las movilizaciones ha sido negado o subvalorado. Las historias oficiales ignoran su papel en la lucha por la independencia y en los combates políticos que siguieron. Esto se debe en parte a la debilidad histórica de un movimiento feminista organizado y autónomo. En su gran mayoría, las asociaciones feministas se han institucionalizado o han limitado su combate a modificaciones jurídicas.

Sin embargo, en el conjunto de las resistencias populares, la presencia combativa de las mujeres es notable: en el movimiento de parados y paradas, en los recientes movimientos contra los recortes sociales (lucha de los trabajadores en prácticas de la educación nacional, del personal médico en formación…), en las luchas de las coordinadoras contra la vida cara, o contra las demoliciones de los barrios de chabolas y las expropiaciones de tierras.

Mujeres del medio rural se han organizado contra los microcréditos en el sur de Marruecos. Las mujeres de Imider luchan desde 2011 por sus derechos pisoteados por Managem, filial del holding real, que explota las minas de plata y expolia a los lugareños de sus recursos hídricos. Más en general, las mujeres han sido una fuerza motriz en el combate contra el Estado despótico denunciando el acaparamiento de las riquezas y los lazos con los intereses imperialistas. Han estado en la vanguardia de todas las luchas del pueblo por una sociedad emancipada fundada en el reparto equitativo de las riquezas, la rendición de cuentas, la igualdad y un Estado que preserve la dignidad.

Es imposible pensar en la igualdad entre los sexos fuera de una sociedad igualitaria. ¡En Marruecos se está muy lejos de ello! Queda mucho camino por recorrer. Una de las primeras tareas en este camino es la creación de un frente feminista laico, popular y combativo, apoyado por las diferentes fuerzas progresistas, que coloque la liberación de las mujeres en el corazón de las luchas de clase.

1/2017

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Revue L´Anticapitaliste nº 83 (enero 2017). https://npa2009.org/idees/international/femmes-au-maroc-entre-patriarcat-et-exploitation

Notas

1/ El informe del CESE en cuestión: http://www.cese.ma/Documents/PDF/Auto-saisines/AS-18-2014-discriminations-a-l_egard-des-femmes-dans-la-vie-economique/Rapport-AS-18-2014-VF.pdf

2/ http://reports.weforum.org/global-gender-gap-report-2016/economies/#economy=MAR

3/ Según otras fuentes, en 2011, el 63% de las mujeres marroquíes afirmaban haber sido víctimas de violencias físicas o psicológicas y el 23% de violencias sexuales -tasas de las más elevadas del mundo. Ver http://www.huffpostmaghreb.com/2013/12/11/maroc-violence-femmes_n_4424725.html y http://www.hcp.ma/Etude-sur-la-violence-a-l-egard-des-femmes_a784.html



Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos






Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons